El Real Madrid Castilla permanece invicto en casa
Foto: Daniel Nieto - VAVEL

El Real Madrid Castilla se enfrentaba al Coruxo tras cosechar una derrota por tres a uno contra el Rayo Majadahonda la pasada campaña. Los de Santi Solari salieron decididos a enfrentar el partido de la mejor manera posible con un once que presentaba como novedad la presencia del zaguero Manu Hernando en la defensa, que no había sido titular desde hacía varios encuentros. Desde el primer minuto se pudo observar un conjunto sólido, con un sistema de juego diferente y una conducción de balón fluida y directa de cara a portería. 

En contraposición se observó un Coruxo dudoso en los primeros instantes del partido. El equipo gallego ejercía poca presión y al mismo tiempo permitía el movimiento del balón por todos los espacios libres del campo.

La primera parte se desarrolló de forma favorable al conjunto blanco, ya que la poca incidencia del equipo visitante favoreció la comodidad del filial en el verde del Alfredo Di Stéfano. La primera aproximación no tardaría en llegar, en el minuto 7 de partido una jugada individual de Óscar por el centro del campo reclamaba la atención de los de Rafa Sáez, cuya defensa estuvo atenta para frenar los arranques del canterano del Real Madrid.

La cara B de los primeros 45 minutos del partido se presentó en forma de lesión, tras un choque entre varios de los miembros de ambos conjuntos las asistencias médicas tuvieron que acudir al terreno de juego en diversas ocasiones, entre ellas para prestar atención en primer lugar a Manu Hernando, en el minuto 4, debido a un impacto en la cabeza por el que tuvo que ser vendado inmediatamente y en segundo lugar a Sergio Reguilón en el minuto 19 que tras un encontronazo producido por un remate conjunto en la zona de penalti recibió un durísimo golpe por el que tuvo que ser retirado del campo urgentemente en camilla y sustituido por Mancebo.

Poco tiempo después el Real Madrid Castilla se adelantaba en el marcador gracias a un gol de Óscar en el añadido del primer tiempo (47’) que marcaba tras un potentísimo disparo de falta que Alberto no fue capaz de frenar. 

La segunda parte del encuentro se desarrolló de forma poco equilibrada, el Coruxo no pudo frenar las múltiples jugadas del conjunto de Solari, al que se le vio muy activo y cómodo en el campo. Sin embargo fue hacia el tercio final del choque cuando se apreció una reacción por parte del equipo gallego, que puso en jaque a Belman en diversas ocasiones haciendo que el portero blanco tuviese que salvar más de tres intentos por marcar gol de una forma muy notable.

No fue hasta la entrada del delantero Dani Gómez cuando los de Santi Solari le dieron un plus al duelo, que se había quedado estancado, en lo que a ritmo de juego se refiere, por parte de ambos equipos, especialmente del filial blanco.

Tres puntos que se quedan en casa 

El encuentro se ha caracterizado especialmente por la dureza en el juego del Coruxo, quien desde el primer minuto ha llegado en muchas ocasiones a jugar de forma excesiva, estando a punto de recibir numerosas tarjetas de diferentes colores. A su vez se ha saldado con un resultado de dos a cero, no solo con gol de Óscar sino también de Jaime Seoane en el minuto 76, que marcó gracias a un pase perfecto de Dani Gómez desde la banda izquierda

Los protagonistas del encuentro fueron Óscar Rodríguez por su gran manejo de balón, Franchu Feuillassier por su rapidez y peligro en ataque y Dani Gómez, que salía en sustitución de Cristo los últimos veinte minutos como revulsivo. 

VAVEL Logo