Un milagro convertido en victoria
Un milagro convertido en victoria (Foto: Twitter @CDLealtad)

El partido empezaba con dos equipos apurados aunque en distintas situaciones de la clasificación y con la necesidad de la victoria. La tensión por llevarse los tres puntos fue palpable desde el comienzo y a los dos minutos llegó el primer revés para el cuadro local. Julio Rico caía lesionado y tenía que ser sustituido por un Ayoze que saltó al campo sin calentar. Un juego poco fluido y con demasiados parones es lo que nos deparó el partido en sus primeros minutos y, tras ello, en el minuto 15, Eneko puso el centro desde la derecha y Blázquez cabeceó rozando el poste.

Poco juego y muchas interrupciones

El ritmo del partido era demasiado pausado, con muchas faltas por parte de los locales y muy parados en las dos zonas de ataque. El juego se basaba mucho en el centro del campo pero con demasiada lentitud lo que provocaba que apenas se viesen ocasiones de gol. Mediada la primera mitad la grada blanquinegra se impacientaba, comenzaba a silbar y algunos hasta se giraban hacia el palco pidiendo la destitución de Patxi Salinas.  Ya en el minuto 24 Mauri puso el centro desde la izquierda y Borda al intentar despejar se metió el balón en su propia portería, poniendo el 0-1 en el marcador. Con el resultado en contra y sin ver apenas fútbol se llegó al descanso.

En la segunda mitad el Burgos salió algo más enchufado, con aires renovados y buscando la remontada. En el minuto 57 Andrés fue avanzando hasta llegar a la frontal desde donde disparó centrado y atrapó Tejero en dos tiempos. Dos minutos después Eneko realizó un disparo defectuoso que logró desviar Abel Suárez hacia la portería enviando el balón por encima del larguero. El cuadro asturiano no lograba salir de su campo mientras que el Burgos dominaba el balón y tan sólo le faltaban los goles.

Reacción y remontada final

En el minuto 66 comenzó la remontada blanquinegra tras un centro de Eneko que golpeó en la mano de Keko Roza y el colegiado señaló penalti. Adrián Hernández se encargó de lanzarlo y convertirlo en gol, poniendo el 1-1 en el electrónico. Tras recibir el gol, el Lealtad intentó reaccionar en busca del segundo y en el minuto 68 Álvaro Montero controló en el área y cedió el balón a Rodri que disparó potente pero logró despejar Saizar. Un minuto después la ocasión llegó en el lado contrario tras un balón suelto que le cayó a Adrián Hernández y disparó con fuerza pero despejó Tejero.

En el tramo final del encuentro, el Lealtad optó por cerrarse atrás mientras el Burgos apretó todo lo que pudo para lograr los tres puntos. En el minuto 83 Iker Hernández botó el córner al corazón del área donde cabeceó Cusi y salvó Álex Blanco bajo palos metiendo el pie. Llegados al tiempo de descuento, el pesimismo se apoderaba ya de la afición blanquinegra que veía perder una oportunidad única de reengancharse a la lucha por el play-off. En el minuto 93 el milagro se hizo realidad en El Plantío, tras un balón colgado a la frontal donde tocó Cusi y Carlos Álvarez acabó disparando potente poniendo el balón en la escuadra, culminando la remontada y haciendo el 2-1 definitivo.

La grada enloqueció totalmente y salió del estadio con la alegría de haber logrado tres puntos que sitúan al cuadro blanquinegro a un punto del play-off mientras el Lealtad continúa en descenso a seis puntos del play-off por la salvación. En la próxima jornada el Burgos visitará al Osasuna Promesas mientras el Lealtad recibirá al Caudal en un derbi asturiano con tintes dramáticos por el descenso.

Adrián Hernández 3 pt.
Carlos Álvarez 2 pt.
David Martín 1 pt.

VAVEL Logo