Análisis del rival: el Sevilla
El Sevilla, un duro rival en horas bajas | Foto: Sevilla F.C.

El Atlético de Madrid comienza su andadura en los cuartos de final de la Copa del Rey ante un rival siempre duro, el Sevilla. El equipo andaluz, a pesar de encontrarse en una mala racha, con cambio de entrenador incluido, ha demostrado a lo largo del tiempo que es un equipo siempre a tener en cuenta y que puede causar muchos problemas a sus rivales. A pesar de que con su nuevo entrenador Montella, no haya variado su tendencia en LaLiga Santander, el conjunto sevillano está ansioso por demostrar de lo que es capaz, y más frente al equipo de la capital de España, a quien todos quieren ganar pero muy pocos pueden contar con el privilegio de batir a los guerreros de Simeone.

Montella quiere jugar y ganar

El nuevo entrenador del Sevilla quiere enamorar a los aficionados con su fútbol. El problema es que la afición del cuadro hispalense no necesita que se le enamore, sino que se gane, y es algo que en esta temporada no han visto demasiado, ya sea con el anterior técnico del Sevilla, Berizzo, ya sea con el de Nápoles, que le está costando sacar una victoria en Liga después de la humillante derrota en el derbi sevillano frente al Betis. Aun así, sigue con la idea de querer tocar el balón y no salir siempre a la contra, que es algo que se está empezando a erradicar en los terrenos de juego en todo el Viejo Continente.

Uno de los méritos que ha tenido Vincenzo Montella en su etapa al frente del cinco veces campeón de la Europa League es haber recuperado a N'Zonzi. El jugador francés estaba apartado por Berizzo y prácticamente se dio por hecha la salida de uno de los mejores jugadores que tiene el Sevilla en su plantilla actualmente. A pesar de ello, el técnico italiano ha querido contar con los servicios de una de las grandes revelaciones europeas, para encarrillar al equipo y ver si se puede solucionar la situación.

Un 4-2-3-1 muy móvil

El sistema que suele utilizar Montella al frente del Sevilla es el 4-2-3-1, con dos centrocampistas en la llamada 'sala de máquinas' y dos extremos, como son los casos de Navas y Nolito, para dar más velocidad al equipo, y con dos centrocampistas por detrás de ellos para protegerse de los ataques de los defensas contrarios. Además, cuentan con un mediapunta, que suele ser Ever Banega, para cubrir al delantero centro, y proveerle de balones para que pueda anotar el mayor número de goles posibles.

Este sistema suele funcionar, el problema es que en el caso de Montella en el Sevilla no está teniendo sus frutos. Si bien hay que dar tiempo a que el equipo se amolde a lo que propone el nuevo entrenador, los aficionados no están teniendo paciencia y, tras perder contra el Alavés, no quieren esperar y ya han pedido explicaciones de forma inmediata a todo el equipo, para ver cómo se soluciona la situación en la capital andaluza.

VAVEL Logo