Correa y Navas toman el Metropolitano para el Sevilla
El Atlético, a remontar en Sevilla | Foto: Atlético de Madrid

El Sevilla tiene punto de partido en el Sánchez Pizjuan. Montella ha conseguido su primera victoria al frente del conjunto sevillista en el Metropolitano al remontar al Atlético de Madrid. El Sevilla ha sabido aprovecharse de un despiste defensivo del conjunto de Simeone para dar la sorpresa en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey y ser el que da primero en una de las eliminatorias más interesantes de esta ronda, en la que están los ocho mejores equipos del torneo del KO, en el que cualquiera puede caer, y no fiarse mucho de las apuestas, ya que pueden jugar una mala pasada.

Una primera parte polémica y vibrante

El Atlético de Madrid saltó al campo con ganas de comerse al rival. El Sevilla, con el 4-2-3-1 que caracteriza a Montella, salió un poco tímido al partido, pero a medida que iban pasando los minutos, empezó a incomodar al equipo rojiblanco, e incluso generando algunas aproximaciones hacia el arco de Miguel Ángel Moyá.

Costa, de los más guerreros | Foto: Atlético de Madrid

Sin embargo, el que tenía el control del partido y quien dominaba era el equipo de Simeone, que incluso tuvo un gol anulado, por falta de Griezmann al guardameta visitante, Sergio Rico, que fue muy protestada por todos los jugadores del Atlético de Madrid, que no entendían la decisión arbitral.

Vitolo, de los más activos | Foto: Atlético de Madrid

Por su parte, el equipo dirigido por Montella no bajó los brazos y siguió a lo suyo, trabajando, ordenado atrás, para evitar errores, y esperando salir a la contra, pillando en un renuncio al Atlético, y poder dar la sorpresa en el Metropolitano al segundo de LaLiga Santander.

Una de las jugadas polémicas de esta primera parte ha sido cuando Diego Costa ha sido víctima de un agarrón, que incluso ha desgarrado parte de su camiseta, en el área del Sevilla, pero no se ha pitado nada.

A pesar de ello, el conjunto local no se rindió y siguió buscando con ahínco el primer gol, un golpe que sería mortal para el Sevilla, y los guerreros rojiblancos lo sabían.

Dominio casi total rojiblanco

Las ocasiones seguían llegando, un disparo de Griezmann que se fue fuera por poco, una gran parada de Sergio Rico que evitó el primer tanto del Atlético... fueron algunas de las acciones más destacadas de esa primera parte.

El Sevilla tuvo una gran oportunidad, saliendo al contraataque después de un corner rojiblanco, pero Moyá se hizo gigante y contuvo al delantero del equipo hispalense, deteniendo el disparo y manteniendo el empate en el partido.

 A medida que avanzaban los minutos, el Atlético mantenía el nivel y el Sevilla tuvo algunas llegadas, pero Costa, entre otros, gozó de las mejores ocasiones de gol de esta primera parte, en la que ambos equipos se buscaron las costuras respectivamente.

Moyá tuvo que volver a intervenir en varias ocasiones, ya que el Sevilla puso en algunos aprietos al Atlético, y, ambos equipos se fueron al túnel de vestuarios con el empate a cero inicial, y con ganas de cambiarlo para la segunda parte.

Más igualdad  en la segunda mitad

A la vuelta de los vestuarios, el Sevilla dio un paso adelante en el partido. En los primeros minutos de la reanudación, el conjunto de Montella quiso demostrar que no era el convidado de piedra del Atlético de Madrid en el Metropolitano.

A pesar de ello, sus llegadas no suponían ningún peligro para la defensa colchonera, y el ataque, con la incorporación de Correa, esperaba dar el paso definitivo para marcar el primer gol del encuentro.

Moyá, héroe al parar un gran mano a mano | Foto: Atlético de Madrid

Poco a poco fueron consiguiendo volver a asentarse en el encuentro, y esto se notó con las primeras llegadas hacia el arco de Sergio Rico, que ha tenido trabajo durante todo el encuentro. 

Pero ni con esas, el Sevilla le dio la espalda al partido, mientras que el Atlético fue el gran dominador durante el mismo, a pesar de algunas fases en las que el cuadro andaluz fue superior a los de Simeone, recalcando en los primeros diez minutos de la segunda mitad.

Una de las ocasiones más claras para el Atlético de Madrid fue tras el lanzamiento de una falta, en la que Diego Godín se quedó cerca de anotar el primer gol, y acto seguido una gran jugada individual se quedó a centímetros, mejor dicho, a milímetros de conseguir abrir la lata en el Metropolitano, ansioso de goles en la velada.

El Atlético nunca se rinde

A partir de ese momento, el partido empezó a jugarse en la zona de tres cuartos del campo del Sevilla. El Atlético empezó a subir la máquina, y el equipo dirigido por Montella comenzó a tener problemas al desembarazarse de la presión que los guerreros colchoneros les habían impuesto. A pesar de ello, Simeone vio que no era suficiente y empezó a preparar cambios para su equipo, que necesitaba revitalizarse ante un Sevilla ordenado y resistente en el campo.

Saúl y Griezmann, en sintonía | Foto: Atlético de Madrid

Con algunos errores defensivos, por falta de comunicación principalmente, el Sevilla quiso aprovecharse pero estuvo el equipo local rápidamente al quite para evitar una tragedia en el Metropolitano, en un gran ambiente a lo largo de toda la jornada del miércoles, incluso desde antes de comenzar el partido, demostrando la afición una gran pasión y fe en lo que hace su equipo, dando buenas dosis de moral al Atlético de Madrid.

Tras algunos momentos, en los que parecía que el Sevilla apretaba, el Atlético reaccionó, y, por poco, en una jugada llevada por Correa, provoca que un jugador rival anotase el primer gol del partido en su propia portería. A partir de ahí el equipo de la capital de España volvió a la carga, teniendo un gran momento y apretando las tuercas al Sevilla, que se quitaba de encima como podía las llegadas rojiblancas, a pesar del empuje de los de Simeone.

Costa calienta el Metropolitano

Y, de esta manera, los dos conjuntos llegaron a los últimos 20 minutos del encuentro. Esta siempre es la fase decisiva, cuando un equipo se lleva el partido y el otro se queda contra la lona. El Atlético siguió avanzando contra la portería de Sergio Rico, cuya defensa estaba manteniendo el tipo de una forma decente, pero la presión estaba subiendo de forma gradual. La entrada de Carrasco ha hecho mucho bien y llegó el ansiado gol.

Tras una serie de rechaces cerca del área frontal del Sevilla, el balón le llega al mejor jugador posible. Diego Costa aprovechó la gran oportunidad que le han brindado, para, en un disparo cruzado, fusilar a Sergio Rico, y dar la ventaja al Atlético de Madrid en el marcador, sumando otro gol a su cuenta particular, demostrando que está en su mejor momento.

Después del tanto colchonero, el Sevilla tuvo una pequeña reacción, y, de hecho, tuvo una gran ocasión, pero se fue fuera el disparo. Moyá detuvo todas y cada una de las llegadas hispalenses, que no fueron capaces de generar inquietud en la segunda parte en el arco del guardameta del Atlético de Madrid, que ha vuelto a demostrar su gran momento de forma como arquero del conjunto colchonero.

Cero relajación y estocada mortal sevillista

Para evitar problemas como el echarse atrás tras el gol, el Atlético siguió volcado en marcar, y de hecho, contó con una gran ocasión, que volvió a quedarse en nada por milímetros. Correa tuvo otra gran oportunidad, que se estrelló en las redes, pero demostró que salga quien salga a jugar, están preparados los guerreros de Simeone.

Y cuando menos se lo esperaba todo el mundo, llegó el empate. Sin hacer demasiadas estridencias, Navas marcó, rozando los últimos diez minutos del partido, dejando helada a la afición congregada en el Metropolitano. A pesar de ello, el Atlético no bajó los brazos, y metió más madera, con la entrada de Fernando Torres, se volcó.

A pesar de todo ello, el Sevilla se animó un poco gracias al gol de su jugador franquicia, y se acercó al área del Atlético , pero el equipo colchonero retomó el dominio de la situación, yendo decididamente por el partido. Sin embargo, los de Montella se endurecieron en los últimos minutos y resultó imposible para los jugadores del Atlético de Madrid romper la dura muralla que impusieron alrededor de su portero. Y a falta de pocos minutos para el final, el conjunto andaluz se adelantó en el marcador con un tanto de Correa, que cerró el marcador de forma dolorosa para el Atlético, que ha dejado escapar una gran oportunidad para afrontar el encuentro de vuelta con algo de ventaja.

VAVEL Logo