Osasuna pierde una ocasión única
Foto: La Liga123

Osasuna y Nástic han disputado el jueves el polémico partido pendiente. Este partido suspendido creó tensión entre ambos equipos, por lo que se han jugado más que tres puntos. En el que el equipo catalán ha salido beneficiado ganando 0-2. Un resultado que no es nada justo para Osasuna, que se ha merecido como mínimo empatar.

Los navarros con esta derrota se mantienen séptimos con 35 puntos. Osasuna ha desaprovechado una gran oportunidad para escalar cuatro puestos y colocarse terceros. Aun así los ánimos y la ilusión no deben desaparecer, los locales han sido muy superiores. El fútbol es así, y el Nástic ha tenido dos tiros a puerta y ambos han acabado en gol, frente a 27 tiros que ha tenido Osasuna. Los catalanes se encuentran en buena racha, han sumado siete puntos de nueve posibles.

Diego Martínez: “Estamos decepcionados. Es muy difícil explicar el partido. Hemos sometido al rival. Estoy orgulloso de mis jugadores porque han hecho muchas cosas bien. Este partido se da pocas veces, pero se da”.

Diego Martínez no hizo muchos cambios en el once titular: añadió a Roberto Torres por Sebas Coris y se sumaba Fran Mérida, que no jugó el anterior por acumulación de tarjetas. El técnico rojillo asegura estar orgulloso del juego disputado por su plantilla, aunque apenado por el resultado.

El encuentro comenzaba con mucha presión de ambos equipos, pero sin control claro para alguno. Osasuna empezó creando peligro, ya en el minuto dos David tuvo la oportunidad clara para poner el marcador a favor. Después de un gran fallo de la defensa tarraconense el delantero rojillo se ponía delante del guardameta con el balón, que fue al palo.

La primera parte seguía sin claro control para ninguno de los dos, aunque Osasuna llegaba con más profundidad. En el minuto 30 un pelotazo que controlaba Barreiro ponía al Nástic por delante, tras una mala salida del guardameta rojillo. Un minuto después Roberto Torres tuvo ocasión de empatar el encuentro. Osasuna no se rendía, seguía luchando. Xisco tuvo una clara también. Al final de la primera parte, Torres y Merida lo intentaban con centros que no encuentran rematador.

En el segundo tiempo Osasuna dominó claramente el balón y las jugadas más relevantes. Los rojillos fueron superiores al Nástic, pero no consiguieron levantar el partido. Todo parecía torcerse para los navarros, controlaban, creaban la jugada pero el último pase no era bueno o no encontraba rematador.

Los datos hablan por sí solos, los catalanes contaron con dos tiros uno en cada parte y acabaron en gol. En cambio, Osasuna disparó en 27 ocasiones y no anotó ningún gol. Esto empezaba a desesperar a los rojillos, que en la segunda mitad lo intentaron de todas maneras posibles. El Nástic se encerró atrás y su juego se basó en defender el resultado y portería.

El juego de Osasuna mejoró tras las incorporaciones de Lasso y Robert Ibañez. Como ha afirmado Diego Martínez los rojillos lo intentaron todo: córners, faltas laterales y frontales, tiros desde fuera y robos. Pero el día estaba cruzado para el cuadro navarro. La ocasión más clara de Osasuna venía en el minuto 82 a mano de Xisco. El guardameta visitantes estaba atento y evitó que entrase el remate dentro del área pequeña del delantero. Los últimos minutos fueron intensos, Lucas Torró lo intentaba desde fuera del área, pero pegaba en un defensa llevando el balón a córner.  El recién llegado Borja Lasso ha dejado buenas impresiones en el encuentro, casi marca a falta de dos minutos pero el gran Dimitrievski lo evitaba una vez más. En el descuento Álvaro marcaba el segundo para el Nástic, cerrando el partido 0-2.

VAVEL Logo