Gerard Moreno, la gran estrella del Espanyol
Gerard Moreno en un partido del Espanyol | FOTO: María José Segovia (VAVEL)

El Espanyol no está protagonizando el mejor arranque de temporada posible. Los pericos son decimocuartos con 24 puntos pero por encima de eso, lo peor son las sensaciones que el conjunto catalán esta dejando jornada tras jornada. El Espanyol no consigue tener constancia en su juego y los resultados no llegan. A tramos juega bien y tramos mal, la irregularidad está siendo el gran problema del equipo. Sin embargo, el club barcelonés tiene algo por lo que sonreír, y ese algo es Gerard Moreno.

El delantero catalán está siendo el jugador más destacado del Espanyol en lo que va de temporada. Titular indiscutible y capitán junto a Javi López y Víctor Sánchez. El ariete está siendo la única cosa que se puede salvar de un Espanyol muy gris. Lleva ocho goles en LaLiga y tres goles y una asistencia en la Copa, pero más importante que los números están siendo sus grandes actuaciones jornada tras jornada.

Desde la zona ataque se encargar de ordenar al equipo, de hacer que todos corran. Es la pieza más importante de la delantera del Espanyol y de momento, es junto David López la única pieza insustituible para Quique Sánchez Flores.

Esta es la tercera temporada de Gerard Moreno en el Espanyol. Llegó en el verano de 2015 tras conseguir llegar al primer equipo del Villarreal. En el conjunto valenciano, Gerard anotó 19 goles en 53 partidos. Unos números que hicieron que pasara de ser un jugador del filial a tener presencia habitual en el primer equipo.

En su primera temporada como jugador del Espanyol, la 2015-16, Moreno anotó siete goles y dio tres asistencias. Al principio le costó adaptarse, pero poco a poco mejoró su confianza y se afianzó como titular. A partir de ahí, los goles fueron cayendo. En la siguiente temporada, la 2016-17, Gerard marcó 13 goles y dio cuatro asistencias. Estos han sido sus mejores números en Primera División.

Sobre su estilo de juego, Gerard es un delantero que destaca por su movilidad. Está en movimiento permanente por el área y lo más importante, siempre está en el sitio perfecto en el momento justo. Es un delantero que conduce muy bien el balón y tiene una gran definición. Además es generoso, tiene un gran último pase.

Es un jugador difícil de controlar por su gran movilidad, por lo que los centrales del Sevilla tendrán que fijarle muy bien si no quieren que tenga un gran día. Por las botas de Gerard pasarán muchas de las opciones del Espanyol de ganar el partido, por lo que su defensa sera vital para conseguir un buen resultado en el RCD Espanyol Stadium

VAVEL Logo