El Getafe baila al son de Ángel
Ángel tras anotar el segundo gol azulón // Fuente: Getafe CF

José Bordalás tiene a Ángel como máximo valuarte a la hora de obtener puntos en esta Liga Santander. El técnico del Getafe no apostó por él desde el principio, con una alineación donde el alicantino Jorge Molina era el hombre más adelantado.

Junto con otros futbolistas importantes en ataque como Amath Ndiaye o Faysal Fajr. Angel Rodriguez, a pesar de salir desde el banquillo, volvió a revolucionar el partido y logró un punto para su equipo, que mereció ganar al final.

El Athletic de Bilbao estuvo dos veces por delante en el marcador, pero celebró el empate porque sigue la buena racha de resultados y porque logró aguantar las embestidas finales de un Getafe puramente ofensivo, cabalgados por un Ángel incombustible, llegador y muy participativo en el juego getafense.

Bordalás recurrió a Ángel a los 11 minutos de la segunda parte (minuto 56'). El partido estaba 1-2 y Iago Herrerín acababa de parar un penalti a Jorge Molina. Su entrada surtió pronto efecto. Al Athletic le entró miedo cuando vio al 9 azulón. El ex del Zaragoza, se echó el equipo a las espaldas y fue el encargado de materializar el empate. Y pudo ser mucho peor para el equipo de  “Cuco” Ziganda, que sufrió en los minutos finales para llevarse un punto del Coliseum Alfonso Pérez.

Se esperaba un partido táctico, jugado en pizarras, con una labor táctica que superase toda especulación dentro del terreno de juego. Pero al cuarto de hora todo lo planeado anteriormente se quedó en nada gracias a un tempranero gol de Iñaki Williams, al que se le ocurrió inventarse una vaselina que nadie se imaginaba.

De volea, sorprendió a Emi, que esperaba otra cosa. La definición del extremos español fue fantástica, pero Emiliano Martínez podía haber hecho algo más para evitar el gol del jugador vasco. Con este tanto, se adelantó el Athletic y el encuentro comenzó a tener de todo: ocasiones, buen fútbol y un juego bastante vistoso.

Tras el gol de Williams, Jorge Molina iba a ser el siguiente goleador del encuentro tras convertir una pena máxima en la que Iago Herrerín no pudo hacer más que mirar como el balón se colaba en la portería bilbaina. Después, el partido tuvo un juego más dubitativo que hizo que cualquiera de los dos equipos pudiera adelantarse en el marcador. Perdonó Portillo y Emi demostró que puede suplir perfectamente la baja de Guaita. El resultado al término de los primeros 45 minutos iba a ser de 1-1.

Al descanso, Bordalás cambió a Damián y metió a Molinero, que cometió un penalti tonto a la vez de inecesario. Raúl García marcó nada más iniciarse la segunda parte. Y el Getafe volvió a responder. Volvió a irse al punto de penalti, pero Herrerín le sacó el segundo a Molina.

Con la entrada de Ángel al campo, el Getafe comenzó a morder más al rival. Empató y pudo ganar. Herrerín le sacó un mano a mano a Ángel y Jorge Molina casi aprovecha la asistencia de su compañero, ocasión que hubiera supuesto el 3-2 y un arreón de moral para el equipo local, que hubiera sumado su tercera victoria consecutiva como local en la competición.

Con este resultado, el Getafe se mantiene séptimo con 27 puntos y el Athletic se queda en la mitad de la tabla, décimo y con un punto menos que el Getafe (26 ptos.). En el próximo encuentro, el Getafe se medirá al Sevilla en el RAmón Sánchez Pizjuán y el cuadro rojiblanco recibirá en "La Catedral" al Eibar en busca de un buen resultado para seguir aspirando a los puestos europeos de la clasificación.

VAVEL Logo