Desbordados
Sergi Roberto sortea a varios futbolista béticos en el área rival | FOTO: LaLiga

No pudo ser. El Real Betis no dio la sorpresa y el conjunto blaugrana sumó su vigésimo encuentro de LaLiga Santander sin conocer la derrota. A pesar del ambiente en las gradas del Benito Villamarín, el cuadro de Quique Setién no pudo plantarle cara más que medio partido al líder de Primera División. El FC Barcelona, que terminó avasallando la meta defendida por Antonio Adán, anotó hasta cinco goles en una segunda parte redonda. Finalmente, a pesar de las buenas sensaciones que transmitió el equipo al principio del encuentro, los fallos atrás volvieron a lastrar al cuadro de La Palmera.

Ni con tres atrás

La defensa local volvió a hacer aguas. Los verdiblancos ya suman siete partidos esta temporada encajando más de tres goles, unos datos que hablan de forma contundente acerca de la fragilidad defensiva del cuadro dirigido por Setién. A pesar de que el Real Betis aguantó la primera hora de partido sin encajar ningún tanto, en apenas 10 minutos (con el gol de Ivan Rakitic) todo el trabajo y el buen planteamiento mostrado pareció venirse abajo. Y es que, para la visita del FC Barcelona el técnico cántabro decidió darle un giro a su esquema y salir de inicio con tres centrales y dos carrileros. Consciente del peligro que suponía enfrentarse a un equipo cuyos delanteros son, ni más ni menos, que Lionel Messi y Luis Suárez, el exentrenador de Las Palmas situó a Javi García como tercer central, a la derecha de Aïssa Mandi. Mientras que el pivote se las tuvo que ver en más de una ocasión con el '9' culé, el argelino estuvo muy pendiente durante todo el encuentro del astro argentino.

Sin embargo, aun habiendo alineado un equipo más defensivo que de costumbre, el Real Betis no se salvó de otra sonora goleada. Tras el último 0-5 encajado ante los pupilos de Ernesto Valverde, ya son dos "manitas" y un resultado más propio de un partido de tenis los que han tenido que lamentar los aficionados béticos en su feudo; por 3-5 y 3-6 cayeron los heliopolitanos ante Cádiz y Valencia respectivamente. Si bien Setién ha repetido en innumerables ocasiones durante las ruedas de prensa que el equipo trabaja para mejorar defensivamente, los resultados todavía no se han visto reflejados en el campo. Una vez los jugadores locales se vieron por detrás en el marcador, el equipo de las trece barras pareció venirse abajo y los blaugranas aprovecharon su punto débil. De esta manera, plantilla y cuerpo técnico deberán seguir trabajando en los entrenamientos para que todos los partidos del Real Betis no se conviertan en una lluvia de goles en contra.

El partido se les quedó grande

Por tercer partido consecutivo, Francis volvió a partir desde el costado diestro de la defensa. El joven canterano del Real Betis se hizo con el puesto de titular en el lateral derecho tras la desafortunada lesión de Antonio Barragán a los pocos minutos de comenzar el derbi sevillano, el cual tuvo lugar en el Ramón Sánchez Pizjuán. Tras cuajar dos buenas actuaciones ante Sevilla y Leganés, el '27' verdiblanco repetiría en el once ante el conjunto catalán. Sin embargo, su actuación dejó mucho que desear, viéndose superado en varias fases del partido ante un equipo repleto de estrellas como el FC Barcelona. El jugador del filial bético, que sigue haciéndose al puesto de lateral, pecó de inexperiencia ante los culés. Con muchas dudas cuando tenía el balón en los pies, apenas se incorporó al ataque por la banda (en vistas también de que Jordi Alba se encontraba en ese costado), algo a lo que sí acostumbra Barragán y el equipo echó en falta.

Por su parte, Fabián Ruiz, asentado en el once del Real Betis desde mediados de campaña, estuvo varios niveles por debajo del rendimiento mostrado en las últimas jornadas. Fruto de sus imprecisiones en el pase nacieron hasta dos de los tantos del FC Barcelona, los cuales terminaron de sentenciar el partido. El joven centrocampista de Los Palacios tiró abajo la puerta de la titularidad con sendas grandes actuaciones ante Real Madrid y Levante, además de poner su nombre entre los futbolistas más prometedores del panorama futbolístico tras la victoria en el estadio del eterno rival. Pero ante los culés, Fabián no estuvo del todo acertado, a pesar de que el canterano bético no dejó de trabajar ni correr en la medular. Se le vio en más de una ocasión incorporándose al ataque y rondando el área rival, pero la ayuda en la salida de balón desde atrás no fue tan efectiva como en otras ocasiones. 

VAVEL Logo