El silbato de Granel 2017/2018: Granada - Real Zaragoza, jornada 23
Montaje: Sergio Medina (VAVEL)

Volaron los tres puntos que parecían ser para el Zaragoza tal y como comenzó el partido. El equipo de Natxo González salió con la idea de ganar y lo empezó haciendo gracias a un tanto de Simone Grippo en un gol donde funcionó la pizarra del equipo aragonés. Pero el Granada no se vino abajo y rápidamente hizo el empate para, posteriormente, anotar el segundo que les daría la victoria. El Zaragoza sigue sin encontrar un rumbo fijo que le sirva para encadenar, al menos, dos victorias seguidas. 

El encargado de dirigir el encuentro fue Dámaso Arcediano Monescillo, del Comité Territorial Castellano-Manchego; asistido en las bandas por Raúl Escuderos Sánchez-Camacho y Alfredo Rodríguez Moreno, ambos del Comité Territorial Castellano-Manchego. Las labores de cuarto árbitro las desempeñó Rafael Sánchez López, del Comité Territorial Murciano; y el delegado informador fue Rafael Ramírez Domínguez, del Comité Territorial Andaluz. 

Jesús Granel analiza el encuentro del cuarteto arbitral del Granada-Real Zaragoza. 

Errores No se observa ningún error en las decisiones arbitrales 
Aciertos

En el minuto 11, gol de Grippo. Chico Flores y el suizo luchan por ganar la posición. Existen agarrones por ambas partes. El colegiado, con buen criterio, dejó seguir la jugada  

En el minuto 72, Papu cae en el área y reclama penalti. El jugador del Zaragoza se tira en el área intentando engañar al colegiado. Existe contacto con el jugador del Granada, pero posterior a dejarse caer. Acertó al no señalar la pena máxima 

Reparto de tarjetas y Actitud 

Veteranía, personalidad y control del partido se aúnan en la figura de Arcediano Monescillo

Acertado en las jugadas de difícil análisis, con una excelente colocación en el seguimiento del juego

Correcto en el aspecto disciplinario. Pocos errores de apreciación con idéntico criterio a la hora de sancionar las faltas

Buena labor del equipo arbitral

Nota Final 

 

VAVEL Logo