Recordando la sorpresa que el Alavés dio en el Noucamp
Neymar, abatido, ve cómo su equipo no pudo vencer al Alavés | Foto: YouTube.com

El Deportivo Alavés empezaba la temporada pasada con mucha ilusión. El retorno a la División de Honor había aumentado la esperanza de los aficionados y fueron muchos los que se apuntaron al lema del “Venimos para quedarnos”, renovando sus carnets o haciéndose socios por primera vez.

Un año más, equipo nuevo

A pesar de la excelente campaña realizada por el equipo de la mano de José Bordalás, el Club prescindía de sus servicios y encargaba la misión de debutar en Primera a un viejo conocido de la casa. El que fuera jugador una década antes, Mauricio Pellegrino, firmaba como entrenador alavesista.

Mauricio Pellegrino, el entrenador que consiguió vencer al Barcelona en el Noucamp. Fuente: Alberto Brevers (VAVEL)
Mauricio Pellegrino, el entrenador que consiguió vencer al Barcelona en el Noucamp | Foto: Alberto Brevers - VAVEL

Aunque se mantuvo parte del equipo que consiguió el ascenso, había que reforzarlo con jugadores de garantía. Tan sólo se quedaron seis o siete jugadores del equipo que consiguió el ascenso, y había que traer refuerzos de garantía para mantenerse en Primera. Llegaron jugadores en todas las líneas. Ortolá, del Barcelona, llegaba como suplente de Pacheco. La línea defensiva se reforzó con Alexis, Feddal, Vigaray y Theo Hernández, que llegaba cedido por el Atlético de Madrid. En el centro del campo se trajo al colombiano Torres, al serbio Krsticic, Camarasa y Llorente, casi desconocido jugador de la plantilla del Real Madrid, para ayudar al gran capitán vitoriano Manu García. Para la delantera, llegaron refuerzos de varios países. Deyverson de Brasil, Santos de Venezuela, Katai de Serbia, Édgar del Granada y un viejo conocido de Toquero, Ibai Gómez.

Desplazamiento a Barcelona

El equipo albiazul empezó la temporada en el Vicente Calderón. Difícil estreno para un recién ascendido. Cuando todo el mundo esperaba el pitido final, que marcaría la victoria de los colchoneros, apareció Manu García para empatar con un soberbio zapatazo. El estreno en Mendizorroza fue contra un Sporting de Gijón que llegaba a Vitoria con Abelardo como entrenador. El marcador no se movió.

La tercera jornada para el deportivo Alavés era más exigente que la primera. Tenía que visitar al todopoderoso Barcelona, dirigido por Luis Enrique. La condición de la visita de un equipo recién ascendido, hizo que el entrenador asturiano no alinease de inicio a Messi, Suárez, Iniesta y algún otro de los considerados estrellas de equipo. Y pagó cara la osadía, a pesar de recurrir a ellos mediado el encuentro.

Disputando un balón. Fuente: fcbarcelona.es
Disputando un balón | Foto: fcbarcelona.es

La primera parte del partido empezó con dominio alterno pero con mejores ocasiones para el equipo albiazul. Ibai Gómez ya anunciaba que el equipo no había ido a Barcelona a pasar el rato y en el minuto 13 sorprendía con un buen disparo. Unos minutos después, a punto estuvo un jugador albiazul de introducir el balón en la meta de Pacheco, en un mal despeje. Parecía que el FC Barcelona iba asentándose y Aleix Vidal y Arda Turán tuvieron sus oportunidades sin demasiado acierto a la hora del remate. Al filo de la media hora llegaba la mejor ocasión de los azulgranas. Una falta que sacó Neymar la remataba Aleix Vidal, pero el cancerbero visitante lo desviaba a corner. En una de tantas arrancadas del exbarcelonista Kiko Femenía por su banda, dejó sentado a Denis Suárez y sacó un centro al que llegó antes el brasileño Deyverson que Mascherano, para poner el sorprendente 0-1 en el marcador. Tras un par de ocasiones de Neymar y Rakitic sin ningún peligro, se retiraron los jugadores a los vestuarios.

Llorente y Busquets, disputando un balón. Fuente: fcbarcelona.es
Llorente y Busquets, disputando un balón | Foto: fcbarcelona.es

Sin cambios en las alineaciones, los dos equipos saltaron de nuevo al césped. Luis Enrique debió exigir más a sus jugadores, ya que en apenas cinco minutos generaron más peligro que en la primera mitad. En el primer minuto de la reanudación, Mathieu remató de manera impecable un córner sacado por Neymar para poner el empate. Empezó un aluvión de ocasiones del FC Barcelona. El mismo Mathieu falló un gol cantado a los dos minutos de haber puesto el empate. Turán y Alcácer también tuvieron sendas ocasiones. El Alavés tan solo hizo aparición en un saque de falta, cuya acción quedó invalidada por fuera de juego.

Los jugadores del Alavés, celebrando el gol de la victoria. Fuente: LaLiga
Los jugadores del Alavés, celebrando el gol de la victoria | Foto: LaLiga

Al cumplirse la hora de juego, los aficionados blaugranas respiraban al ver que Luis Enrique daba entrada a Messi, primero, y a Iniesta unos minutos más tarde, para tratar de remontar el encuentro. Cuando todavía no se habían asentado en el campo, llegó de nuevo la sorpresa. Corría el minuto 64. Mascherano falló un balón increíble y a Aleix Vidal le faltó contundencia para cortar el avance. Ibai Gómez aprovechó la ocasión y, de fuerte disparo cruzado, batió al meta local, poniendo el que sería definitivo 1-2 en el marcador. Cuando quedaba un cuarto de hora para la finalización del encuentro, Luis Enrique sacó toda la artillería posible. Luis Suárez sustituía a Arda Turán.

El tridente formado por Suárez, Neymar y Messi no tuvo su día en el Noucamp. Fuente: fcbarcelona.es
El tridente formado por Suárez, Neymar y Messi no tuvo su día en el Noucamp | Foto: fcbarcelona.es

Pero no era la tarde de los delanteros del Barcelona. Prueba de ello es que el primer disparo desde el gol encajado lo hizo el defensa Mathieu en el minuto 82. El final se resume en una serie de acciones que terminaban en las botas de Messi para tratar de empatar. Pero el argentino no acertó y el equipo de Pellegrino se llevó para Vitoria los tres puntos, la primera victoria y una sensación de que iba a proporcionar a sus aficionados muchas tardes de gloria, como así sería a lo largo de toda la temporada.

VAVEL Logo