La Masía, lista para el desembarco
El FCB Juvenil B en la previa de un amistoso esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sobre el césped del Ciutat de Valencia, el sueño de cualquier entrenador azulgrana veía sus frutos el 25 de noviembre de 2012 tras grabar con finura y esmero frente al Levante UD un ‘once’ de gala acunado en La Masía. La fortuita lesión de Daniel Alves en el minuto 15 de la primera parte obligaba a entrar sobre el verde a Martín Montoya en el lateral, rubricando el sueño de vislumbrar en un encuentro oficial con la zamarra azulgrana a once futbolistas formados en la cantera.

A Víctor Valdés guardando la portería le acompañaban Martín Montoya, Gerard Piqué, Carles Puyol y Jordi Alba en la zaga. Escoltados por Sergio Busquets, Xavi Hernández y Andrés Iniesta dirigían con su batuta una sinfonía que bailaba al ritmo de Cesc Fàbregas, Pedro Rodríguez y Leo Messi. Pleno al once que culminaron con 61 minutos para la historia del fútbol producto de una leyenda como Tito Vilanova.

 

Alineación del FC Barcelona el 25 de noviembre de 2012
Alineación del FC Barcelona el 25 de noviembre de 2012

 

La reedición de un sueño

¿Es posible repetir la hazaña? La calidad latente en las entrañas de La Masía permite soñar con creces con un nuevo XI repleto de futbolistas formados en el fútbol base azulgrana. Desde la portería hasta la artillería desplegada en el área rival, el amplio abanico de la cantera del Barça permite creer con fe en la reedición del sueño en una hinchada ‘culé’ ansiada de volver a repetir el hito de asentar la clase que aflora con cuidado en La Masía.

Guardados con el cerrojo del guardameta más en forma del mundo, Ter Stegen respira aliviado con un sucesor que llama a gritos a Can Barça. Arnau Tenas, el guardián silencioso, aspira a liderar cargado de temple un futurible ‘once’ mecido en la cantera desde la posición más complicada que jadea el coliseo. Con sólo 16 años en sus guantes, el carácter ganador intrínseco del guardameta de Vic y la solidez demostrada en sus manoplas le permiten posicionarse en la rampa de salida con dirección al Camp Nou, resguardando de nuevo la portería huérfana de canterano desde la salida de Víctor Valdés.

 

Arnau Tenas con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Arnau Tenas con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Una zaga con estilo

Vistiendo la línea defensiva como pareja de centrales apuntan con desparpajo Aschalew Sanmartí, acicalado con la zamarra del FCB Cadete A a sus 16 años y posicionado como un zaguero que despunta con el gol aflorando en sus venas; y ‘Chumi’, un gallego de 19 años actualmente en las filas del FCB Juvenil A y fijo en las categorías inferiores de la selección española. Diestro, veloz, ágil y un portento en el juego área, ‘Chumi’ ostenta el alma de capitán necesaria para liderar el buque insignia del futuro azulgrana.  

 

Aschalew con el FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Aschalew con el FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

 

Chumi con el brazalete de capitán contra el Sporting CP. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Chumi con el brazalete de capitán contra el Sporting CP. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Amarrando los flancos de la zaga se alzan como protagonistas para dar relevo a Jordi Alba y Sergi Roberto dos de los laterales con más proyección en La Masía. En el izquierdo, y con una zurda que enamora, Juan Miranda camina con paso firme por las categorías inferiores de La Masía. Indiscutible en los esquemas de García Pimienta con el FCB Juvenil A, el andaluz de Olivares se revela con desparpajo ya en el ‘once’ del Barça B, relegando al banco a una pieza clave como Marc Cucurella. En sus 18 años recién cumplidos, su rapidez y habilidad para el regate le convierten en el relevo perfecto de la bala de l’Hospitalet.

 

Juan Miranda con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Juan Miranda con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

En cambio, en la derecha, la pieza por la que pelea Europa se llama Mateu Jaume. Codiciado por los grandes clubes del panorama internacional, Mate cose la elegancia con la brillantez y la incisión necesarias desde la banda derecha. A sus 18 años, Mateu Jaume ilumina con luz propia desde el FCB Juvenil A hasta las categorías inferiores de la selección hispana dónde ha demostrado consagrar una hegemonía con vocación ofensiva

 

Mateu Jaume con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Mateu Jaume con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Calidad en la sala de máquinas

Si era difícil enloquecer de nuevo con un trío de ases en la medular formado en la casa del fútbol, tres jóvenes promesas deambulan en los aledaños de Can Barça con la mirada fijada en el Camp Nou. La partitura como escolta en el engranaje del mediocentro queda reservada para Oriol Busquets. Con 19 años, Oriol se alza como la reencarnación de Sergio en el campo azulgrana. Indiscutible en la pizarra del Barça B en su primera temporada en el escuadrón de Gerard López, el canterano de Sant Feliu de Guíxols apunta como relevo natural de Sergio Busquets. Pese a no ostentar parentesco alguno con el de Badía, las cualidades innatas en Oriol le aúpan como la promesa que va convirtiéndose en realidad tras saborear las mieles del debut en el primer equipo del Barça.

 

Oriol Busquets en su debut con el primer equipo ante el Murcia. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Oriol Busquets en su debut con el primer equipo ante el Murcia. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

A su lado, los magos del balón afilan sus opciones para el desembarco. Álex Collado, Carles Aleñá, Labinot Kabashi, Monchu Rodríguez, Robert Navarro o Adrià Bernabéu son los ejemplos más ascendientes en la zona más reconocible del FC Barcelona. Inamovibles y líderes en sus respectivos escuadrones, cualquiera de los seis futbolistas de la cantera podría acabar liderando el timón del navío azulgrana.

Carles Aleñá, vestido con el traje del líder con el Barça B, se presume como el más cercano a recalar en las instalaciones del Camp Nou. La perla de Mataró, asiduo en las convocatorias del primer equipo, degusta con frecuencia la inclusión en el XI de Valverde. Polivalente desde el mediocentro o como extremo más ofensivo, Carles ultima sus opciones para un destino cada vez más cercano.

 

Carles Aleñá con el primer equipo. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Acompañando al de Mataró cotizan al alza dos piezas claves en el FCB Juvenil A: la batuta magistral de Monchu Rodríguez y la magia en los botines de Álex Collado. Con el gol entre las cejas, ambos cantan con asiduidad sus goles en La Masía. Con cifras de ariete este curso, Álex Collado se alza como ‘pichichi’ del FCB Juvenil A con nueve goles en todas las competiciones, números de escándalo para el director de orquesta desde el mediocentro.

 

Monchu celebrando uh gol ante el Olympiacos. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Monchu celebrando uh gol ante el Olympiacos. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

 

Alex Collado con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Alex Collado con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Desde el FCB Juvenil B disparan su papel Adrià Bernabé y Labinot Kabashi, dos jóvenes promesas de 16 y 17 años respectivamente. La capacidad de liderazgo de Adrià Bernabé le presenta con firmeza a la candidatura del primer equipo. La solidez de su zurda presagia destellos en cada jugada que traza, asistiendo y marcando con una facilidad para quién despunta con holgura bajo las órdenes de Denis Silva.

 

Adrià Bernabé este curso con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Adrià Bernabé este curso con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Por su parte, el hijo de la guerra envuelve en su polivalencia de interior como en ataque la sombra más cercana a la figura de un tal Leo Messi. Lejos de quedarle grande la etiqueta, las cualidades de Labinot Kabashi sobre el verde vislumbran la joya de un zafiro que comienza a pulirse.

 

Labinot Kabashi en su debut con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Labinot Kabashi en su debut con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Por último, pero con la brillantez que atesoran sus piernas, desde el FCB Cadete A se asoma Robert Navarro, la esencia en el equipo de Franc Artiga. Sus ocho goles en 15 encuentros presumen la eficacia goleadora de un futbolista que se adapta en el mediocentro como en las zonas más adelantadas del ataque. Una gran variedad de recursos subyacente en La Masía para seis futbolistas magistrales que aspiran a copar un lugar en un nuevo XI formado en la cantera.

 

Robert Navarro al frente del FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Robert Navarro al frente del FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

Letales en el área

Observados con lupa, la zona más ofensiva de la pizarra queda a buen recaudo con sus goles. Abel Ruiz, el alumno más aventajado de La Masía, y Jaume Jardí, el soltado letal, presentan con sus goles las credenciales para copar el ataque del Camp Nou.

El ariete de Almussafes, en edad juvenil pero en plena dinámica con el Barça B, sigue escribiendo la historia tanto en la selección española como en las filas azulgranas. La corpulencia de Abel Ruiz y los movimientos tácticos de quién hace del área su hogar le alzan a un futuro prometedor. A su lado en el ataque podría dibujar las líneas de auténtico ‘killer’ Jaume Jardí, de momento despuntando en el FCB Cadete A. Mortal e incisivo en el área, la zurda de Jaume está llamada a conquistar la hinchada del Camp Nou.

 

Abel Ruiz con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Abel Ruiz con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

 

Jaume Jardí con el FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Jaume Jardí con el FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

 

El Barça del futuro calienta los motores desde la cantera azulgrana, la cuna del fútbol mundial. Una fábrica de talento que sigue trazando las líneas de una filosofía que no entiende sin los valores que desprende. Sí, volver a repetir el hito que copó la historia del fútbol en 2012 vuelve a ser posible

 

Posible XI del Barça futuro 'made in Masía'
Posible XI del Barça futuro 'made in Masía'

 

VAVEL Logo