El peligro del Nàstic: su juego directo
Imagen: Belén Sancho-VAVEL

El siguiente equipo en visitar El Molinón será el Nàstic de Tarragona, un equipo rocoso y peleón que no da un partido por perdido hasta el pitido final del colegiado.

Su entrenador, Rodri, sabe explotar su mayor potencial, que se basa en enviar balones largos a la espalda de los defensores rivales para que sus delanteros intenten ganar en carrera a los zagueros. o para que aguanten el balón. a la espera de poder combinar con otro compañero. Para estas tareas cuentan con una muy buena delantera, formada habitualmente por Manu Barreiro, actualmente máximo artillero del equipo catalán con siete tantos en su casillero, cifra que comparte con el que quizá sea el jugador con más técnica y visión de juego del conjunto tarraconense, Maikel Mesa, que suele ser el encargado de dirigir el juego de su equipo.

Además, por si esto fuera poco, cuentan también con todo un veterano como es Ikechukwu Uche, que a sus 34 años ha vuelto a vivir una segunda juventud en el equipo catalán. También tienen a Jean Marie Dongou, canterano del Barça y que cuenta con una velocidad y verticalidad vertiginosa. Y su último fichaje, Álvaro Vázquez, recién llegado del Espanyol en este mercado invernal, delantero rematador que sabe pelearse con las defensas rivales.

La zaga sportinguista tendrá que estar muy atenta a los balones a la espalda y a las llegadas en segunda línea de los mediocentros del Nàstic, que es otra de las tácticas favoritas de los tarraconenses, haciendo buena cantidad de sus goles desde fuera del área.

Y por si todo esto no funcionase, cuentan también con un buen juego por las bandas, haciendo internadas o colgando balones buscando alguna cabeza que remate el balón colgado al centro del área.

Habrá que esperar al partido para ver lo que ocurre, pero el Sporting no se puede despistar si quiere conseguir los tres puntos ante uno de los equipos con el carácter más peleón y aguerrido de toda la categoría.

VAVEL Logo