El debate: Barcelona, ¿cartera o cantera?
Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

En la actualidad, existen muchas promesas que se quedan por el camino y otras que llegan a lo más alto. El caso del filial del Barcelona no iba a ser menos, pues muchos grandes jugadores han llegado al primer equipo en los últimos años para ofrecer su mejor versión. No obstante, en los últimos mercados se ha podido comprobar la leve confianza que existen en estos jóvenes con tanta proyección de futuro, aunque el Barça sigue en su línea, dando sus mejores resultados y conquistando a aquellos amantes del fútbol. Entonces, ¿cuál es la opción correcta? ¿Dar un voto de confianza a los canteranos o hacerse con las perlas del mercado?

Política de cantera cada vez más reducida (Elena Martín Rodríguez)

La devaluación del proyecto cantera está cada día más avanzada. El sistema basado en la esencia que tanto ha caracterizado al FC Barcelona durante tanto tiempo y del que han aparecido verdaderas perlas como Andrés Iniesta, Carles Puyol, Gerard Piqué, Jordi Alba, Leo Messi, Sergio Busquets o Xavi Hernández, está sufriendo un desplante por parte de un equipo que ha pasado a pensar más en una estructura basada en los fichajes que en vez de los de la propia casa. Estos fichajes proceden de grandes equipos y son conocidos por su despunte, que en ocasiones supera a la marca Can Barça y que hace que los canteranos se vean mermados frente a unas condiciones que, al parecer, son imparables a día de hoy. 

A día de hoy, en Can Barça, el futuro de La Masía no parece demasiado claro. En un contexto en el que se está recurriendo más a la política de cartera que a la de cantera y haciendo alusión al rendimiento nacional y europeo del equipo como la gran entidad que conforma, el FC Barcelona tiene que salir siempre al mercado para poder competir y ser el mejor.

"Mucho sentimiento pero otra realidad"

A pesar de que La Masía sea una auténtica fábrica de talentos, que salgan generaciones de futbolistas tan triunfadoras como las que poco a poco están sucumbiendo en Can Barça, es poco probable. Hay que ser sinceros; la Masía no es una fábrica de milagros y para ganar, también hay que fichar.

Fichar en el mercado no es un inconveniente para una cantera que siempre se necesita como punto de apoyo, pero que no proporciona los mismos recursos a un club tan prestigioso como el FC Barcelona. Tampoco significa que los canteranos tengan que dejar de tener oportunidades en un equipo al que cada vez es más difícil entrar. En un equipo de Primera División, la situación que se vive es totalmente opuesta a la que se vive en las categorías inferiores de una entidad; el rendimiento no es el mismo y por muchas cualidades futbolísticas que se muestren, las puertas del fútbol profesional se abren en el momento en el que despuntas, fenómeno que ocurre con poca frecuencia en Sant Joan Despí y que se ve atacado por un mercado de fichajes con una inflación exagerada debido a la inversión de clubes con grandes fondos que invierten en jugadores con futuro y con talento. 

Coutinho y Luis Suárez | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Coutinho y Luis Suárez | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Jugar en Can Barça no es lo mismo que hacerlo fuera. La oportunidad que tuvo Iniesta de despuntar, no la ha tenido nadie, y de la cantera, no ha vuelto a salir otro Messi u otro Xavi.

La política de cantera también afecta al paradigma de la financiación. Cuando un equipo tiene mejores jugadores, el club gana fondos en marketing y publicidad, lo que ayuda a que se asuma el rol inversor en busca de una buena plantilla de cara a los objetivos más difíciles de una temporada y que siempre están en mente de un equipo grande.

Echando la vista hacia atrás, se puede rememorar una época de triunfo en el equipo, en la que no predominó mucho la cantera. Talentos como Eto'o, Johan Cruyff, Kubala, Neeskens, Neymar, Rivaldo, Romario, Ronaldinho o Ronaldo, vinieron de fuera para triunfar en un equipo reconocido a nivel mundial.

¿Acaso no es bueno el equipo que actualmente tiene el FC Barcelona? Para ganar cosas, hay que salir al mercado y aportar solidez a un equipo que cada vez es más voraz en cuanto a títulos.

Transición sin identidad (Jose Santana)

Con la conquista del ascenso tras quedar primeros del Grupo III de Segunda División B y superar en los play-offs al Racing de Santander en la temporada 2016/17, la dirección del FC Barcelona decidió prescindir de un considerable número de jugadores de cara a la temporada actual.

Dani Romera, Seung-Woo Lee, Borja López, Gumbau, Nili Perdomo, Seung Ho Paik, José Aurelio Suárez y Alberto Perea causaron baja antes de debutar en Segunda División, la marcha más polémica fue la de Dani Romera quien fue el máximo goleador del equipo con 18 tantos repartidos en 35 encuentros y siendo uno de los grandes artífices del ascenso del equipo a Segunda División. En el entorno del club no sentó bien su marcha y se optó por la reconstrucción del equipo con fichajes prometedores.

Por su parte otra pieza clave del ascenso como Gerard Gumbau ha acabado fichando por un primera División como el CD Leganés que está cuajando su mejor temporada. Recordando que además de estar en la mitad superior de la tabla, el exazulgrana es titular en competición copera donde se encuentran clasificados para semifinales eliminando al actual campeón de liga, el Real Madrid CF.

Dani Romera celebrando el ascenso del Barça B | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Dani Romera celebrando el ascenso del Barça B | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Fichajes innecesarios

Cierto es que un club como el FC Barcelona debe renovarse para seguir compitiendo y hacer crecer a sus estrellas, pero la cuantía de numerosas incorporaciones esta temporada no ha conseguido trasladarse en éxitos deportivos ni individuales de los jugadores.

Las nuevas incorporaciones fueron: José Arnáiz, Ruiz de Galarreta, el Choco Lozano, Jorge Cuenca, Trápaga, David Concha, David Costas y Vitinho. Los dos primeros han demostrado ser una buena inversión con grandes actuaciones durante la temporada, Jorge Cuenca a sus 17 años ha dado un paso al frente cosechando algunas titularidades y acompañando a David Costas (cedido) quien ha cumplido con creces durante la temporada. El resto de fichajes han pasado de manera discreta en los planes de Gerard López. Mención especial la del hondureño Choco Lozano, que tras perderse algunas jornadas por convocatoria internacional, gozaba de la plena confianza del entrenador pero éste solo ha conseguido materializar cuatro goles en 20 partidos disputados, sumado a su poca aportación en el verde han propiciado que el club aceptara la oferta del Girona FC  de 1,7 millones de euros cerrando así su etapa como azulgrana a los seis meses de duración en este mercado de invierno.

Cambio de política

Tanto en el primer equipo como en el filial azulgrana han optado por la política de cartera antes que la de cantera y el filial azulgrana vuelve a reforzarse con nuevos jugadores en este mercado de invierno. Dando por finalizado el contrato de Wilfried Kaptoum y Moisés Delgado (al Betis B y al Real Valladolid, respectivamente) y cediendo de nuevo a jugadores de la casa como Rafa Mújica (al Cornellà).

"Solo se mantienen once jugadores del año pasado"

En está ventana de fichajes, el FC Barcelona se ha reforzado con tres pivotes Martin Hongla (que actuará de central presumiblemente), Christian Rivera y Marcus McGuane; y dos extremos derechos Ballou Tabla y Matías Nahuel. El bajo rendimiento de David Concha y la explosión de Carles Pérez lanzarán varias preguntas al aire: ¿quién jugará en el flanco derecho del ataque? ¿Es acertado que un club como el FC Barcelona, con una dilatada historia marcada por tener como piedra angular la formación de jugadores, invierta tanto dinero en fichajes y corte la progresión de sus jóvenes?

Toque de atención

Estrellas emergentes del fútbol base azulgrana están haciendo las maletas rumbo a otros equipos para gozar de minutos vista la cantidad de fichajes que está realizando el club en el primer equipo y en el filial. La última 'fuga' de la Masía ha sido la gran estrella del juvenil y Balón de Plata del Mundial de 2017 en la India, el extremo Sergio Gómez que es nuevo jugador del Borussia Dortmund a cambio de los 3 millones de euros de su cláusula.

Oriol Busquets, Marc Cucurella, Miranda, Abel Ruiz, Mate... son algunos de los nombres propios que demuestran que el sello de la Masía, es el único a utilizar en los documentos de la dirección deportiva del club azulgrana. En el caso de algunos de ellos finalizan contrato en el mes de junio y en la cabeza de muchos seguidores sigue sonando la misma pregunta. ¿Sigue siendo el FC Barcelona un club de cantera? 

VAVEL Logo