Un derbi épico, Real Sporting 5-4 Real Oviedo en 1966
Plantilla Sportinguista de la temporada 1966-1967 || Imagen: CIHEFE

Es semana de derbi asturiano y la emoción se siente en el ambiente norteño. Este domingo, a las seis de la tarde, el Real Sporting de Gijón (junto a 1.200 aficionados rojiblancos) se desplazará para jugar ante el Real Oviedo en el Carlos Tartiere. Sin duda alguna un partido especial para el Principado de Asturias, ya que llevaban 14 años sin enfrentarse los dos equipos en el Tartiere.

En motivo de esta importante cita para los dos equipos, VAVEL echa la vista atrás para analizar uno de los derbis con mejor sabor de boca para los rojiblancos.

Real Sporting 5-4 Real Oviedo

Hay que viajar al año 1966, en concreto a noviembre. El Sporting se medía al Real Oviedo en el actual estadio más antiguo de España, El Molinón.

Decenas de miles de aficionados observaban desde la grada el derbi asturiano más igualado y con más goles de la historia. El primer gol llegaría en el minuto 23, sería Montes quien adelantaba a los locales en el marcador. Pero el Real Oviedo no tardaría en reaccionar anotando el gol del empate un minuto después, tanto de Quirós. 

Pero era un derbi loco, así que el Sporting se volvía a adelantar con un gol de Solabarrieta poniendo el dos a uno en el marcador. Minutos más tarde, era Félix quien aumentaría la ventaja sportinguista, poniendo el tres a uno. Pese a perder de dos goles, los visitantes no se rindieron y de la mano de Quirós llegaba el tres a dos que restaba diferencias. 

Tras haber llegado a la hora de partido, otra vez Félix aumentaba la ventaja local en el marcador poniendo el cuatro a dos y parecía haber cerrado el triunfo gijonés. Sin embargo, los azules ponían las tablas en el marcador gracias a los tantos de Elosegui e Icazurri. Pero la agonía de la remontada rival no pudo con la fe sportinguista, que se adelantaba en el marcador por tercera vez en el encuentro. Fue Solabarrieta quien marcaba el quinto para el delirio del Molinón. El partido terminó con un épico y entrañable cinco a cuatro para los locales.

VAVEL Logo