Sí se puede
Imagen: VAVEL

Derecho a soñar ganado. La Sociedad Deportiva Eibar tiene opciones firmes de hacerse con un billete a Europa para la siguiente temporada, además de ser uno más del gremio. De todas formas, no todo cae de los árboles, y los sueños cumplidos, desde luego que no lo hacen. Hay que currárselo. Día a día, entrenamiento a entrenamiento, partido a partido el equipo debe dar la talla. No hay otra opción, dar el máximo es la obligación. Más allá del esfuerzo, siempre presente en los jugadores sobre el verde, varios factores más son los que corroboran la idea de ver al Eibar competir por el Viejo Continente.

Los números están ahí

Séptimos en la tabla. 32 puntos. nueve victorias, cinco empates y ocho derrotas en lo que va de temporada. Datos y números que avalan las posibilidades del Eibar a optar a Europa. Un nefasto y dubutativo arranque liguero se ha visto superado con victorias y más victorias. El 5-0 ante el Betis como como punto de inflexión. A partir de ahí, exseltos de confianza y con más ganas de trabajar que nunca, comenzaron a sumar de tres en tres y a jugar como ellos bien saben y a lo que saben.

Vuelta a las andadas

Empezaron con el 4-4-2, pasando por el 5-3-2, para acabar volviendo a las andadas, retomando el habitual sistema de José Luis Mendilibar. El de verdad, el que da sus frutos. Es preciso volver a mencionar el enfrentamiento ante el conjunto de Heliópolis en pos de remarcar el esquema de siempre, el ya mencionado 4-4-2. Contar con una defensa de cuatro transmite solidez; la pareja de pivotes son los motores del equipo y no paran en todo el encuentro; las bandas son la más letal de las armas de este equipo, y por último; los dos arietes rematan todo objeto volante y no volante, pero sí identificado, el tan querido esférico, el cuero; en definitiva, el balón, epicentro del universo fútbol. 

Nuevos y adaptados

Los recién llegados ya han comenzado a sacar a lucir su juego, y hasta aportan con goles. Fabián Orellana ha sido el primero en hacerlo entre los fichajes invernales. Incorporaciones que incrementan la competencia en el equipo y que le dan un plus de calidad, en el caso de Orellana; fuerza a la medular, propia de Diop y metros en la zaga, gracias al último en llegar, Vukasin Jovanovic. 

Todos ellos llegan para sumar y seguir haciendo de esta Sociedad Deportiva Eibar, un equipo más competitivo y con ambiciosas aspiraciones, entre las que se encuentra la más grande de todas: pisar el Viejo Continente, disputar la Europa League. 

VAVEL Logo