De remontar a remontado

¿Qué fue de aquella famosa "flor"? El Real Madrid estaba tan acostumbrado a ganar partidos en los últimos minutos, a remontarlos tirando de corazón, que ahora verse en esta situación es un drama tanto para el equipo como para la afición. 

Remontar es muy agradable, incluso, resulta un estimulante más a la hora de ver fútbol. Es la "salsa" de este deporte. Aunque cuando es tu equipo el remontado, se te pasan mil cosas por la cabeza y ninguna de ellas es positiva.

Insuficiente para ganar una liga

Que te remonten es muy doloroso y el Real Madrid está cogiendo ese mal hábito que enfurece a su afición. Cuatro partidos han sido esta temporada. Cuatro partidos en los que el Real Madrid no ha sabido cerrar el partido, materializar su superioridad.

Teniendo en cuenta que estos últimos años para ganar una liga se necesitan más de noventa puntos, dejarse nueve de ellos en cuatro partidos que parecían hechos suponen demasiados para poder aspirar a llevarse el trofeo de la regularidad. Si además, le añades que el Atlético de Madrid lleva siguiendo el ritmo de Barça y Madrid estas últimas temporadas, la única opción que queda es competir por el tercer puesto. Insuficiente para un club tan exigente.

Malas segundas partes y partidos sin cerrar

El conjunto de Zidane suele empezar ganando los partidos. Hasta ahí todo correcto. El problema es que el Madrid es incapaz de mantener una regularidad en el juego. Funciona a ráfagas. Las segundas partes son el talón de Aquiles esta temporada. Los primeros 25-30 minutos de las segundas partes el Madrid sufre una desconexión. Impera el desorden, el cansancio, la imprecisión. 

Está claro que el equipo quiere meter ese gol que asegure al partido y otorgue cierta tranquilidad al encuentro. a nadie le gusta perder, y menos de esta manera. El problema es la eficacia, la falta de ideas en tres cuartos de campo, el uso abusivo de los centros. En cierta medida, esta incapacidad de meter goles para cerrar el partido provoca ansiedad en el equipo. Esto lleva a veces a volcarse en campo contrario y, como no, a sufrir contras demoledoras.

PSG y remontar, claves

Si el Real Madrid quiere estar en el sorteo de cuartos de final de la UEFA Champions League, deberá sufrir mucho. Será clave su capacidad para remontar tanto goles como situaciones adversas en determinados momentos de la eliminatoria.

El PSG tiene tres cañones arriba. En caso de empezar ganando, el equipo deberá gestionar de la mejor manera posible su ventaja. Alternar momentos de contragolpe con otros de mantener la pelota y ralentizar el juego. Al fin y al cabo estos detalles pueden resultar claves.

VAVEL Logo