El Mérida vuelve a sonreír
Foto: José María Colomo (Vavel.com)

Las victorias no llegaban, la cuesta de enero se había convertido en un problema muy serio y la clasificación cada vez tenía peor pinta. Los romanos acumulaban ocho partidos sin ganar y tres sin anotar un gol, confirmando una racha negativa. Pero un solo gol lo cambió todo. Los romanos volvieron a ganar ante un Jumilla en alza gracias al solitario gol de Germán Sáenz en lo que fue la primera victoria de Loren como entrenador romano.

El partido comenzó con novedades en los onces de ambos equipos. Sin ir más lejos los recién llegados Golobart, en el Mérida, y  Carlos García, en el Jumilla fueron titulares. Debutaron también en el Mérida Will Ekpolo como titular en el lateral derecho y posteriormente Isaac Nana que disfrutó de los últimos minutos del partido.

La primera parte del partido fue aburrida y trabada. Los dos equipo tenían miedo a encajar gol por lo que las llegadas a las áreas rivales se producían con cuentagotas. Además, pronto empezarían los problemas en forma de lesión para el Mérida cuando en el minuto 12 Iván Aguilar tenía que ser sustituido. Antes disfrutó de una gran ocasión que terminó con su disparo atajado por el meta Valens. En lugar del malagueño, entro un Chema Mato que jugó más adelantado de lo habitual y que se echó el equipo a la espalda con una buena actuación.

Poco antes del descanso el Mérida volvió a gozar de una buena ocasión, esta vez en las botas de un incansable Chema Mato que remato de media chilena desde fuera del área pero su remate de fue fuera tras la mala salida del meta murciano. Mientras tanto, un omnipresente Kiu hacía de las suyas una y otra vez por la banda izquierda.

Un gol salvador

Tras el descanso, Grao movió su banquillo y dio entrada a Caye Quintana para intentar hacer daño a una defensa romana que se mostraba muy segura con un José Cruz en muy buen estado de forma. El Mérida salió mejor que el Jumilla tras el descanso y avisó tras un centro de Will Ekpolo que terminó con el remate forzado de Jokin Esparza en la manos de Valens.

Pero en el minuto 50 llegó lo que todo el Romano estaba esperando, un gol de su equipo. Gran jugada por la banda derecha del Mérida que terminó con un centro medido de Esparza para Germán que se adelantó a su defensor y con un espectacular testarazo puso el 1-0 en el marcador. Los aficionados locales explotaron de alegría con su equipo, sabiendo la importancia que tenía ese gol.

Pasado el 60' de partido se retiró lesionado Jokin Esparza que además vio la quinta cartulina amarilla que le impedirá estar en Cartagonova, al igual que a Julio de Dios que también cumplirá ciclo. A partir de ahí, el partido entró en un ida y vuelta entre ambos equipos pero sin apenas crear ocasiones claras de peligro. El Jumilla lo intentaba sobre todo en los minutos finales a balón parado, con Óscar Rico colgando todos los balones al corazón del área. El que más lo intentaba en el Mérida era el coreano Kiu, que buscaba el desborde una y otra vez acompañado en la banda por Santi Villa, que volvió al lateral izquierdo.

Precisamente, con una jugada a balón parado que colgaba Óscar Rico llegó el gol de Titi pero no subió al marcador porque fue anulado por el asistente, que señaló fuera de juego a pesar de las protestas del futbolista que le costaron la cartulina amarilla. El Mérida terminó despejando balones e incluso con un par de contras peligrosas en las que faltó la finalización.

Pitó el colegiado el final del partido y los jugadores del Mérida alzaron sus puños al viento. Ocho partidos sin ganar eran muchos y el solitario gol de Germán puso fin a esa mala racha. El Jumilla, en cambio, se fue de vacío de un partido en el que le faltó potencial ofensivo para hacer daño al Mérida.

Puntaciones VAVEL

Kiu (Mérida AD)

3 Puntos
Chema Mato (Mérida AD) 2 Puntos
Germán (Mérida AD)  1 Punto

 

VAVEL Logo