La muralla llamada Kepa
Foto: Laura Santana | VAVEL

Hoy a las 16:15 en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el Sevilla FC recibe al Athletic Club de Bilbao. Un partido digno de ver y de disfrutar, donde está garantizado el buen fútbol. En frente de los hispalenses estarán los leones y custodiando la portería, Kepa Arrizabalaga.

El portero de los vascos ya está centrado plenamente en su club y con la mirada atenta a ese Mundial 2018 que se disputará en Rusia este verano. Kepa quiere garantizarse un puesto en esa convocatoria absoluta y con sus actuaciones no le pondrá las cosas fáciles al seleccionador, Julen Lopetegui.

Involucrado en la polémica con rumores de traspaso que le colocaban con total seguridad como futuro cancerbero del Real Madrid, Kepa no ha rendido a su mejor nivel. Si a esto hay que sumarle, la famosa lesión que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante unas semanas, da como resultado un ambiente nada positivo para el futbolista de Lezama.

Finalmente, el 22 de enero de este 2018, Kepa renovaba hasta 2025 y con una cláusula de rescisión de 80 millones de euros. Este acto ha cambiado totalmente su actitud, tan decisivo es ahora que se ha convertido en indiscutible para el once del 'Cuco' Ziganda.

Kepa con la Selección Absoluta. Foto: VAVEL
Kepa con la Selección Absoluta. Foto: VAVEL

Pese a su corta edad, Kepa ha demostrado la gran fortaleza mental que tiene. A esto se le suma la experiencia que sigue acumulando en la máxima categoría del fútbol español, convirtiéndolo así en un futbolista con un futuro excepcional. El guardameta ha vuelto a ganarse el cariño de la afición del Nuevo San Mamés a base de esfuerzo, constancia y mucho trabajo.

La andadura del '1' de Ondarra comenzó en las categorías inferiores del Athletic Club de Bilbao, una de las mejores canteras que hay en este país para muchos. Tras jugar en el filial y no entrar todavía en los planes del primer equipo, se marchó cedido a Ponferrada.

En la temporada 14/15 la SD Ponferradina sería su equipo. Acabó la campaña y tras volver a Lezama, se encontró con la misma situación, todavía no era su momento. El siguiente año, guardaría la portería de Pucela en el Real Valladolid.

Esa temporada, todo el potencial que tenía el guardameta lo explotó y en Bilbao sabían que ya tenían portero para muchos años.  Desde hace año y medio, Kepa Arrizabalaga era el portero titular de los leones, sentando a nada más y nada menos que Gorka Iraizoz. Tras la marcha de este al Girona, I. Herrerín es el segundo cancerbero para el Athletic Club. 

Su buen juego con los pies, los penaltis detenidos y las incontables paradas que han dejado al atacante rival con la miel en los labios han hecho que el guardameta vasco sea para muchos, el futuro de la Selección Absoluta Española. Veremos hoy qué tal lo hace ante un rival complicado y en un estadio donde la afición es un jugador más. 

VAVEL Logo