La 'pelotita' entró y poco más
Foto: José María Colomo (Vavel.com)

Por mucho que en la previa del partido el técnico del Mérida, Loren Morón, dijese que el partido solo era de tres puntos, no era así. También, el propio Loren aseguró que el truco estaba en que “entrara la pelotita”. Y así fue, sin más. Y es que el partido entre Mérida y Betis Deportivo simplemente viendo el resultado da pie a decir que el Mérida pasó por encima del filial verdiblanco. Pero no fue así, más bien se puede decir que es un resultado engañoso.

El cielo en la tarde emeritense amenazaba con lluvia, dos equipos de la zona baja de la tabla se enfrentaban y un Barça – Atlético de Madrid se estaba disputando a la misma hora. El partido no llamaba mucho la atención, pero aun así las gradas del Romano presentaron un buen aspecto. Donde no se demostró un buen aspecto fue en el césped. A pesar de la victoria emeritense por 3-1 las sensaciones mostradas y el malestar de la afición dejaron un sabor agridulce.

En los primeros minutos de juego el partido fue lo esperado, con momentos de tanteo entre ambos conjuntos y con un Betis Deportivo que cada vez monopolizaba más el balón. Hubo oportunidades para ambos equipos, con Carlos Blanco intentando sorprender a un inseguro Felipe Ramos desde lejos, Javi Gómez lo intentaba de cabeza e Iván Aguilar con una falta desde la frontal que se marchaba alto. Poco después, el filial verdiblanco gozó de una clara ocasión de gol que Pozo no pudo culminar, donde Will y Felipe Ramos terminaron con el peligro.

Justo en la jugada siguiente, llegó el primero del Mérida. Balón que recibía de espaldas Julio de Dios, que bajaba con el pecho, y a la media vuelta realizaba una gran volea cruzada con la que puso el balón en la misma escuadra. El aficionado, los futbolistas y Loren respiraron por momentos, al quitarse la presión del primer gol.

Poco después, el filial verdiblanco pecó de inocencia y su centrocampista Jaime fue expulsado por doble amarilla en el minuto 29 de partido. Todo parecía encarrilado para que el Mérida consiguiera la victoria, pero el Betis Deportivo tenía mucho que decir. Sin ir más lejos, el central Carlos Blanco tuvo una gran ocasión cuando tras un córner le llegó el balón al segundo palo ante la pasiva defensa romana y su tiro lo estrelló en el larguero.

El último tramo antes del descanso fue para el filial. Kaptoum tomó la batuta del partido y empezó el show del equipo verdiblanco con un futbolista menos. Combinaciones en corto, en largo, pases a las espaldas de los centrales y laterales romanos procedentes de los centrales... El Betis era dueño y señor del partido ante un Mérida que pedía el descanso y que se veía superado en la medular.

Nervios y goles

Tras el descanso, más de lo mismo. El balón era del Betis Deportivo, que disputó sus mejores minutos y el Mérida los peores. A los pocos minutos del inicio se marchó lesionado el delantero del Mérida, Javi Gómez , y entró en su lugar Germán, hombre por hombre. Pues solo un minuto después llegaba el gol del empate del filial verdiblanco.

De nuevo gran combinación de los centrocampistas visitantes que terminó con un gran pase de Julio Gracia para dejar solo ante Felipe Ramos a Redru, que llegaba desde atrás y ponía el 1-1 en el marcador. El filial verdiblanco estaba siendo superior con 10 ante un Mérida que no mostraba idea alguna de juego y al que no le salía nada.

Y como no podía ser de otra manera, el nerviosismo de instauró en el Romano. A la afición no le gustaba lo que veía y empezaron los murmullos contra el entrenador, más aún tras el cambio de Kiu por Jokin Esparza. Pero aunque no tenía pinta de que la cosa fuera a mejor, el Mérida logró revertir la situación.

Córner lanzado desde la derecha por Santi Villa, Germán remataba y el meta verdiblanco, Dani, paraba pero no logró blocar y en puerta de gol marcó Iván Aguilar el 2-1. Primer gol del andaluz con el Mérida, que volvía a ver puerta 106 días después de su último gol en liga. Un tanto que despertó al Romano, ya que los jugadores se unieron en una piña con el propio Loren Morón, al que dedicaron el gol, gesto que no gustó a parte de la afición que inició cánticos pidiendo la marcha del entrenador.

Pero casi sin tiempo de asimilar lo sucedido, el Mérida sentenció el partido. El Betis Deportivo estaba volcado al ataque y Julio de Dios robó un balón a Quintero en campo propio que fue vertical hacia la portería verdiblanca y aunque tenía buenas opciones a su izquierda decidió jugársela y acertó. Poco después de entrar en el área soltó un gran derechazo que se coló de nuevo por toda la escuadra de Dani para poner el definitivo 3-1. Lo hizo todo bien.

Victoria muy importante para los romanos ante un rival directo, mientras que el filial verdiblanco se va de vacío tras realizar un gran partido en el que le penalizó la tempranera expulsión y la falta de gol.

Puntuaciones VAVEL

Julio de Dios (Mérida AD) 3 Puntos
Wilfrid Kaptoum (Betis Deportivo) 2 Puntos
José Cruz (Mérida AD) 1 Punto
VAVEL Logo