La Masia pisa fuerte

En una dinámica de lucha por el auge, la fábrica de talentos del Fútbol Club Barcelona echa humo jornada tras jornada y demuestra su dominio con contundencia. A excepción del empate del filial azulgrana, dirigido por Gerard López, el Cadete A, el Juvenil A y el Juvenil B tiran de positivismo y contagian ilusión en Can Barça, un escenario en el que siempre es difícil despuntar por la gran competencia.

La Masia pisa fuerte
El Juvenil B, más líder | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

La fábrica de talentos del conjunto azulgrana sigue al pie del cañón, echando humo cada jornada con buenos resultados que invitan al positivismo en un club en el que la competencia procedente de fuera nubla y desvía el despunte de los canteranos que más prometen obligándoles a tomar otro camino con la mente y el corazón teñidos de blaugrana.

Un equipo de plenos

Los pupilos de Franc Artiga siguen liderando la tabla clasificatoria con 59 puntos, ampliando la ventaja respecto a su rival más perseguidor, el Espanyol, con 53 puntos. Los integrantes del filial tienen motivos de sobra para confiar en mantener el liderato. 

El Cadete A azulgrana se ha mantenido con una buena racha de victorias desde la jornada 13 de la División de Honor Catalana Cadete. Con la última victoria, cosechada fuera de casa y obtenida en el duelo disputado contra el Sant Cugat, los azulgranas siguen sumando puntos con una buena dinámica dentro y fuera de casa.

Con resultados que se abonan a las numéricas goleadas que los pupilos azulgranas suelen efectuar en cada partido, parecen imparables, teniendo claras sus expectativas de cantar el alirón en el tramo final de la temporada.

Con un 0-7 en el marcador, batieron al conjunto catalán local con efectividad y sin darle opción alguna tras el póquer de goles de Andy Villar, un doblete de Jaume Jardí y un tanto de Martí Riera.

Mordientes en la División de Honor

El Juvenil A de García Pimienta se une a la fiesta en La Masia. Los azulgranas, en cada jornada que pasa, refuerzan el liderato encabezando la tabla clasificatoria de la División de Honor Grupo 3

Con 63 puntos y a 9 puntos del segundo clasificado, el Zaragoza, siguen reivindicando sus expectativas y así lo han demostrado en el último partido, correspondiente a la jornada 26 de la competición y en la que en un partido fuera de casa, ganaron al Sant Andreu con un 0-3 en el marcador, la posesión del balón y numerosas ocasiones de gol, a las que se sumaron las dianas de Nils, Labinot y Edgar.

Ahora, aspirantes a conquistar la Youth League, los de García Pimienta asumen el partido que este martes les enfrentará al Atlético de Madrid Juvenil en el contexto de los cuartos de final de la competición europea, con el objetivo de conseguir la victoria a partido único y conseguir el billete a las semifinales, con vistas a la final que se celebrará en Nyon, Suiza.

Victoria trabajada del Juvenil B

Los azulgranas han roto una mala racha de dos derrotas consecutivas para seguir liderando la clasificación de la Liga Nacional Juvenil con 55 puntos y perseguidos por el Damm B

Los de Denis Silva fueron capaces de quedarse con la victoria a domicilio ante un Sants al que le remontaron el partido en la segunda parte siendo superiores y terminando por superar una defensa que en la primera parte parecía infranqueable

Con los goles de Anssumane Fati y Nils Mortimer, que ponían el 2-1 en el marcador, conseguían una victoria merecida y que pudo ser más abultada si no hubiera sido por la buena actuación de la zaga defensiva del conjunto visitante durante todo el partido, al que le flaquearon las fuerzas a partir del pitido inicial de la segunda parte.

Luchando por la permanencia

En un partido en el que los de Gerard López consiguieron adelantarse en el marcador dándole prórroga a las expectativas de mejorar la dinámica a domicilio, los azulgranas flaquearon en la segunda parte del encuentro ante el Numancia, cuando los de Jagoba Arrasate remontaron en un encuentro en el que ambos equipos lucharon hasta el final por llevarse los tres puntos pero con objetivos diferentes.

El filial azulgrana saltaba al Miniestadi marcando la zona de salvación de la tabla clasificatoria de LaLiga 1|2|3 y con el objetivo de sumar los tres puntos para mantenerse a flote entre tanta competencia. Y así lo demostraron durante la primera parte del encuentro. El conjunto azulgrana puso el 1-0 en el marcador con un gol de penalti de Carles Aleñá, sorprendiendo al Numancia con un 2-0 después de una bonita jugada de Abel Ruiz, que batía a Aitor Fernández, el guardameta del conjunto soriano, bajo palos.

Los de Jagoba Arrasate siguieron presionando hasta el final y sin dar su brazo a torcer, confiaron hasta el final en sumar, por lo menos, un punto. Y lo consiguieron. Los numantinos se llevaron un reparto de puntos de tierras de barcelonesas con el gol de Diamanka, que hacía el 2-2 en el marcador y que dejaba al Barça B relegado en el puesto 16 de la tabla clasificatoria, pendiente del resto de equipos y más cerca del pesimismo que del optimismo.