El tren a Europa partió para la Real Sociedad

Los donostiarras, a poco de quedarse sin chances para ir a competencia europea. La temporada se hace muy complicada tropiezo tras tropiezo. El objetivo ahora es quedar en la primera mitad de la tabla.

El tren a Europa partió para la Real Sociedad
La Real fuera de Europa. | Foto: Gio Batista / Vavel

La temporada se empieza a acercar a su final y desde ya, muchos equipos conocen su destino en la misma. Para los txuri urdines parece que el ciclo se acabó en fracaso y relativamente lo es al compararse con la campaña pasada en la cual se alcanzó la Europa League con buenas sensaciones y a estas alturas de la temporada se mostraban como un oponente letal. 

A punto de iniciar la fecha 29 del certamen, la Real va encaminada a despedirse de sus chances virtuales para jugar la Europa League. El último puesto que da paso a la competencia es el sexto y este está ocupado por el Villarreal que marcha con 44 unidades, 11 por encima de la Real que se ubica en la decimocuarta casilla

Los números son fríos

Las matemáticas aún pueden estar del lado de la Real que tiene 10 partidos restantes en Liga. El percance es que no dependen exclusivamente de sí mismos, sino que los rivales que van por encima deberían entrar en un bucle de tropiezos para que la Real se cuele a la próxima Europa League. Entre los clubes más cercanos a obtener un boleto se encuentra el recién ascendido Girona que marcha a buen paso. 

La Real condenada a no ir a Europa. | Foto:
La Real condenada a no ir a Europa. | Foto: Real Sociedad

Los próximos compromisos en la recta final no pintan nada fáciles en papel. Primero la Real recibirá el Getafe y al regresar del parón de selecciones se medirán con el Eibar en Ipurúa. En el último tramo también se enfrentan al Atlético, Athletic, Sevilla y Barcelona. Así que aunque exista la posibilidad estadística, la realidad indica que este año no se podrá alcanzar la meta propuesta al inicio de ciclo por los constantes altibajos que condicionaron la temporada.  Claramente el objetivo actual es ascender en el organigrama para corregir algunos datos negativos a pesar de no poder clasificar a competencia continental. Pero recordemos que es la fe y el trabajo constante que clasificó a los de Eusebio 'in extremis' a la Europa League de esta campaña, el resto es historia.