Bordalás vs  Eusebio, gran duelo en los banquillos

Repasamos en el momento en el cual ambos entrenadores llegan a este partido de vital importancia para las aspiraciones de sus respectivos equipos.

Bordalás vs  Eusebio, gran duelo en los banquillos
Fuente : LaLiga

El próximo partido entre Getafe y Real Sociedad, que se disputará el siguiente sábado 17 de marzo a las 18:30 en Anoeta, tendrá como principales focos en los banquillos a ambos entrenadores. Por parte local, tendremos al cuestionado Eusebio Sacristán, y por parte visitante, al alicantino y héroe del ascenso a la máxima categoría del fútbol español del Getafe, José Bordalás.

Se percibe que la Real Sociedad no está atravesando uno de lo mejores momentos de sus últimos años, y esto sumado a la eliminación en dieciseisavos de la UEFA Europa League frente al Salzburg suizo, y su decimocuarto puesto en Liga, ha llevado a que tanto prensa como afición, se permitan el lujo de cuestionar al actual entrenador donostiarra, a pesar de todo esto, el técnico nacido en Valladolid ha demostrado años atrás que tiene la capacidad de realizar un fútbol vistoso, con importancia a la posesión del balón, concepto que adoptó perfectamente durante su estancia en Barcelona.

En este partido la Real Sociedad, intentará resurgir de su última derrota en Liga, por 2-1 frente al RCD Espanyol a domicilio, en frente tendrá a un Getafe que también busca puntuar tras las duras derrotas por 3-1 frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, y la inesperada victoria del Levante en el Coliseum Alfonso Pérez, en un partido que dejó debilitada a la plantilla azulona.

El técnico del Getafe, José Bordalás, ha transmitido a su plantilla sus claras intenciones para este partido, como reflejó el capitán Jorge Molina en rueda de prensa : " La Real Sociedad tiene una idea muy clara, a su técnico le gusta tener la posesión y presionar tras la pérdida. Tendremos que crearles peligro cuando tengamos el balón."

La principal novedad en el once visitante será la entrada en portería del ya recuperado Vicente Guaita, por el argentino Emiliano Martínez.