Duelo de Champions
Fuente: Noelia Déniz (VAVEL)

Momento dulce para el Real Madrid y el Girona. Desde que comenzó 2018 han encadenado una serie de resultados muy positivos que les permite abordar con confianza el último tramo de temporada.

Por su parte, el conjunto dirigido por Zidedine Zidane acaba de pasar a cuartos de final de la Champions eliminando a uno de los favoritos: el PSG. La liga es una utopía actualmente, pero siempre es bueno mantener el nivel y acumular victorias para llegar con una buena dinámica a los partidos de la competición europea y para asegurar la tercera plaza.

Los 22 puntos acumulados en esta segunda vuelta le permiten al Madrid pensar en la mínima posibilidad poder alcanzar a un Atlético de Madrid que ha sido más regular en la competición liguera.

El caso del Girona es igual y distinto a la vez. El conjunto catalán no tiene presión ​en principio. Ha cumplido el objetivo: conseguir la permanencia. La cuestión es que está rindiendo a un nivel muy elevado y esto le ha llevado a acumular 17 puntos en la segunda vuelta.

Por lo tanto, ahora en el club se mira con ilusión a Europa. Sería todo un sueño para la afición llegar a disputar la UEFA Europa League. A pesar de no ser el objetivo marcado a inicio de temporada, esto supone una presión añadida para los jugadores, que lucharán hasta final de temporada por hacer historia.

Cristiano y Stuani, los culpables

Si hay dos jugadores que son culpables del buen momento de estos dos equipos, no son otros que Cristiano Ronaldo y Stuani. Ambos atacantes llevan un buen saco de goles a sus espaldas, 18 y 15 respectivamente.

Además, hay varios jugadores que acompañan a estos jugadores en el buen estado de forma. La pareja de ataque de Stuani, Portu, lleva 11 goles y está demostrando que puede ser uno de los elegidos por Lopetegui para el Mundial.

Por otro lado, se encuentran Modric y Lucas Vázquez. El croata ha recuperado su nivel y mueve el barco blanco a su antojo. El extremo español está desplegando una serie de repertorios ofensivos que, unidos a sus números, ha dado al Madrid un salto de calidad.

El 2-1 de la ida en la mente

En la ida, el Girona fue capaz de tumbar al Real Madrid por 2-1 con goles de Stuani y Portu en Montilivi. El equipo madridista se adelantó en el marcador a través de Isco, pero no supo gestionar su renta y acabó remontado​.

Los de Pablo Machín intentarán repetir la machada y los de Zidane buscarán vengarse. Lo dicho, partidazo. Partidazo de Champions.

VAVEL Logo