El flautista de Ipurua
El flautista de Ipurua. Montaje: Hugo Santana VAVEL

La leyenda dice que el flautista hizo de su flauta una auténtica herramienta de persuasión. Herramienta con la que logró ahuyentar a las ratas de la ciudad de Hamelín. El objetivo de nuestro protagonista es bien distinto. Fran Garagarza te busca, te ojea y luego acaba fichándote. Así es "El flautista de Ipurua".

El don de atraer corre por sus venas, el alma de vendedor es palpable en su mirada y sus ideas están más que definidas. Con todos estos ingredientes, es muy complicado decir que "no" a la llamada. Y no, no hablamos del último éxito de Leiva ("La llamada"), sino que nos referimos a la oferta de la Sociedad Deportiva Eibar. No obstante, para llegar a esa última fase, para poner la guinda al pastel; es necesario trabajar otros aspectos con anterioridad.

"Rastreator"

¿Qué buscar? ¿Dónde hacerlo? ¿Es asequible su incorporación? Son muchas las cuestiones que pueden rodear al fichaje de un nuevo jugador. Tantas que, ni el propio "Rastreator" podría ejecutarlas. Comparaciones absurdas a un lado, claro está que el primer paso es saber lo que el equipo necesita. Para ello, se debe consultar con el míster, José Luis Mendilibar. El hombre que todo lo sabe y mejor conoce su equipo hace posible este primer paso, desencadenando el proceso de búsqueda. Sabedor de la situación de la plantilla, Fran y su equipo de dirección deportiva se disponen a rastrear por el mercado en busca de jugadores asequibles. Acordes al presupuesto con el que cuenta la institución armera, Garagarza y los suyos echan la caña en busca de gangas.

Flautista en acción

Una vez localizado el jugador, llega la hora de sacar a lucir la mayor de las cualidades de todo flautista: la virtud de persuadir. Esta vez no son ratas los seres a atraer, pero la idea viene a ser la misma.
Oye, oye... todo esto está muy bien, pero... ¿cómo lo hace? Y no, nos referimos a aquel programa propio de la cadena Discovery MAX en la que mostraban el proceso de creación de máquinas, comida y demás. A continuación, encontraréis las pautas seguidas por el artífice de todo esto. Sus técnicas para llevar a cabo los fichajes que acostumbra a hacer.

Producto en venta

Con la verdad por bandera, el producto Eibar debe ser vendido con la mayor veracidad posible. Sería banal exagerar acerca del club a nivel estatal, deportivo o estructural si luego la situación no es la dicha.

Por suerte, Garagarza no tiene porque decir ninguna mendacidad. Le basta con tratar del Eibar tal y como es. Y ahora, ¿cómo es el Eibar? Conocido hasta decir basta deportivamente, es algo muy similar en cuanto a club se refiere.

Ponte en la piel del jugador. Sí, tú, hazlo. Recién fichado por el Eibar. Te mudas. Dejas atrás la ciudad en la que te has hospedado en las últimas fechas, y así por así, aterrizas en un lugar inhóspito. Más allá de tener que adaptarte al vestuario, a la idea del míster; cabe destacar otro aspecto: el de la vivienda, sin ir más lejos. Es por ello que el Eibar cuenta con un departamento de administración deportiva, que a pesar del nombre, data de una incalculable utilidad para un recién llegado, al recibir ahí toda la ayuda y orientación necesarias en pos de llevar la mudanza y los papeleos que la misma suponen lo mejor posible.

Junto al servicio de administración se encuentra el de psicología. Cada vez más habitual en el panorama fútbol, ya está a disposición de los jugadores en Ipurua. Todo el mundo sufre y tiene problemas, algunos más que otros; es por ello que una ayuda en el plano mental nunca viene mal, más aún cuando los focos mediáticos están encima tuya las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana y los 365 días del año. Claro está que no es fácil llevar la fama, y es por ello que el Eibar ofrece dicho apoyo a modo de psicólogo.

Desde las oficinas de Ipurua no paran de innovar, pero sin perder la esencia, su esencia. De "avance humilde" se podría tachar la siguiente mejora. Y es que, por contar con una nutricionista, un psicólogo o hasta un administrativo, uno no debe perder la cabeza, ni mucho menos los valores. Esos deben mantenerse intactos.

Modelo Eibar

Que el Eibar ha crecido, hasta llegar a ser uno más del gremio es una realidad. No obstante, los valores no los han perdido y el modelo Eibar sigue como el primer día. Bla, bla, bla...mucho "valores" por aquí, mucho "valores" por allá,  pero vamos a ver, ¿cuales son estos valores de los que tanto se presume? Los éxitos se suceden sin cesar en las arcas armeras, los jugadores van y vienen, pero los que siempre están ahí, tan fieles como los mismos aficionados, son los principios.

El Eibar es una piña, un grupo, un bloque sólido; en definitiva, un auténtico equipo, de los de verdad. Es por ello que la solidaridad no puede faltar para realizar la fórmula perfecta. En esta pócima tampoco podría faltar una pizca de disciplina. Aspecto vital para el rodamiento de la maquinaria armera con total normalidad, sin inconveniente alguno. Además, las normas también completan este último principio.
En cuanto a la gestión del club se refiere, sale a la palestra la honradez y, porque no, la sensatez, en este caso financiera. Saber mover el dinero con cabeza es la clave a nivel institucional y financiero.

Volviendo con la idea anterior, con la cuestión del grupo, es de vital importancia tratar sobre el respeto y compromiso. Respeto entre todos y cada uno de los integrantes de la Sociedad Deportiva Eibar, y compromiso por parte de todos también. Un equipo de fútbol no solo lo forman los futbolistas, sino que hay técnicos, utilleros, directivos y muchas personas más detrás de todo ello.

Dicho esto, Fran Garagarza se ha consagrado como una de las figuras más influyentes del Eibar, al hacer de la persuasión, su más letal arma. Siendo considerado así: "El flautista de Ipurua".

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo