La Roma no se adapta a los nuevos tiempos
El conjunto de Eusebio di Francesco se entrenó en el Camp Nou | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Mucho ha llovido desde aquella noche de Champions en la que una Roma entrenada por Fabio Capello goleó en su casa al Barcelona. Mucho debieron celebrarlo los aficionados romanos porque, desde esa noche, nada ha vuelto a ser igual.

Franceso Totti ha estado presente en todas las ocasiones en las que la Roma se ha enfrentado al Barça | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)
Franceso Totti ha estado presente en todas las ocasiones en las que la Roma se ha enfrentado al Barça | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

La fase de grupos de la Champions League de la temporada 2001/02 dejaba un apasionante duelo entre estos dos grandes de Europa. El partido, lejos de ser desigualado como puede hacer ver el marcador final, se desarrolló de una manera muy disputada. El primer gol de la Roma tardó en llegar 62 minutos. Lo marcó Émerson Ferreira, aquel centrocampista brasileño que años mas tarde acabaría fichando por el Real Madrid, de rebote. El Barcelona se hundía en Roma y empezaron a llegar los goles. El segundo sería obra del que hoy es entrenador del Sevilla. Sí, Vincenzo Montella. El ex delantero italiano, en aquellos tiempos con el dorsal '9' a la espalda, recibió el balón en la esquina del área grande tras la asistencia de Totti, quebró a Christanval y con un fuerte disparo batió a Reina para hacer el 2-0 en el minuto 74. En el descuento Tommasi puso la puntilla tras un pase de Cafú.

¿Destino o casualidad?

A partir de aquella fatídica noche, parece que el destino no ha querido volver a juntar a estos dos equipos históricos. Pero desde que el conjunto azulgrana invitara a los giallorossi al  Trofeo Joan Gamper en 2015, la Champions League ha querido citarlos hasta en dos ocasiones mas hasta la fecha: la primera en el partido de ida de la fase de grupos de esa misma temporada y la segunda, en el de vuelta.

El conjunto romano en un choque de Champions League | Foto: Rodri J. Torrelllas (VAVEL.com)
El conjunto romano en un choque de Champions League | Foto: Rodri

A "La Lupa" se le atraganta el Barça

El equipo de la capital de Italia registra una dinámica muy negativa en sus encuentros frente a los culés. Desde que golearan a la escuadra blaugrana en el ya comentado año 2002, no han sido capaz de hacerles besar la lona. Es más, solo han marcado dos goles frente a los diez que ha logrado el Fútbol Club Barcelona desde aquel día. También hay que decir que la Roma consiguió con uno de esos goles un valioso empate en su casa que le serviría a la postre para pasar a los octavos de final de la Champions de la temporada 2015/16, clasificándose como segunda de grupo por detrás de los catalanes y dejando fuera a todo un Bayer Leverkusen.

Messi y Suárez, sus grandes amenazas

El dúo argentinouruguayo ha hecho temblar en los últimos partidos al equipo romano. En las tres últimas ocasiones en las que se han enfrentado a La Magica siempre se ha registrado bien un gol de Leo o un gol de Luis. En el primer partido -el del Gamper-, La Pulga puso el 2-0 en el marcador y dejó una imagen que todo el mundo habrá recordado al ver que se volvían a enfrentar estos dos equipos: la del argentino agarrando por el cuello al defensa central alemán, ahora del Chelsea, Antonio Rüdiger. Parece que enfrentarse a la Roma despierta en Leo aspectos poco comunes en él. Respecto a lo futbolístico, en el segundo encuentro -que sería la ida de la fase de grupos- Luis abrió el marcador con un cabezazo en la misma línea de gol que serviría para lograr un empate. En la vuelta en el Camp Nou, en apenas 18 minutos habían marcado ya los dos. Lejos de sentirse satisfechos con ello, ambos volverían a marcar en ese mismo partido, por lo que conseguirían un doblete.

El argentino y el uruguayo son las principales amenazas de los azulgranas | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)
El argentino y el uruguayo son las principales amenazas de los azulgranas | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Y así es como la historia cambió para la Roma. Al imperio romano le acabaría surgiendo un rival letal: el emperador Messi.

VAVEL Logo