La vida más allá del FC Barcelona
El Cadete A del FC Barcelona, celebrando un gol | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Seguramente, muchos niños futboleros han soñado alguna vez a lo largo de su vida en jugar en el FC Barcelona, uno de los clubes más prestigiosos y con más masa social del mundo, y de los mejores en temas de cantera. Los privilegiados que tienen la suerte de jugar en la Masía, aún ven ese sueño más palpable y, a medida que van pasando categorías, ese sueño se va acercando lentamente.

Sin embargo, es imposible que todos los jóvenes futbolistas acaben llegando al primer equipo y muchos de ellos se estancan y acaban teniendo que abandonar la Masía con un destino ajeno al fútbol y, por el contrario, hay otros que, pese a no conseguir triunfar en el primer equipo del Barça, acaban buscándose la vida fuera y logran vivir del balompié, con lo que se puede decir que hay vida más allá del FC Barcelona.

Grimaldo, con un gran futuro por delante

Alejandro Grimaldo García nació en Valencia el 20 de septiembre de 1995 y, con 22 años actualmente, juega en el Benfica portugués, dónde se desempeña como lateral izquierdo.

Grimaldo empezó a dar patadas a un balón de muy pequeñito en el Atlético Vallbonense, el club de su pueblo natal. Allí, empezó a destacar por encima del resto y ya en el año 2000 fue fichado por el Valencia C.F. , dónde actuaba como centrocampista. Tras bastantes años en el conjunto ché, con doce años el FC Barcelona se fijó en él y acabó recalando en la Masía, dónde empezó jugando en el Infantil B. Sin embargo, poco tiempo le bastó para aclimatarse a la Ciudad Condal y a su nuevo equipo y fue destacando y ascendiendo de categorías rápidamente. Con el Juvenil A ya empezó a destacar actuando como lateral izquierdo y durante un tiempo fue a caballo entre el juvenil y el filial, llegando a ser el debutante más joven de Segunda División con el Barça B cuando debutó en 2011.

En la temporada 2012-13, con Eusebio Sacristán al mando, se incorporó totalmente a la dinámica de filial, con 17 años. Y, en su primera temporada con el filial, fue uno de los jugadores más utilizados por el técnico vallisoletano aunque, en febrero de 2013, tuvo una gravísima lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que lo tuvo en el dique seco el resto de la temporada y parte de la siguiente.

Debido a esa lesión, en la temporada 2013/14 su papel es muy testimonial ya que tras 11 meses de recuperación ya se había disputado parte de la temporada y debía volver a la dinámica, cosa nada fácil tras una lesión de esa gravedad. Sin embargo, la siguiente temporada se adueña totalmente del carril izquierdo llegando a disputar 36 encuentros de liga y, pese a sus buenas actuaciones, el equipo terminaría abonado al descenso.

En la temporada 2015-16, con el filial en Segunda B, es nombrado capitán del equipo, aunque ya en el mercado invernal y tras ocho años como azulgrana, decide irse a Portugal para jugar en el Benfica, uno de los equipos más grandes del país. En sus primeras dos temporadas en el conjunto lisboeta goza de minutos aunque no es el lateral izquierdo titular pero, ya en esta temporada, se está destapando como uno de los mejores laterales de la Liga NOS y es titular en el Benfica, además de que, con 22 años, empieza a tener muchos pretendientes entre los cuales hay equipos europeos importantes.

Grimaldo, en su época con el filial azulgrana | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Grimaldo, en su época con el filial azulgrana | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Gai Assulin, el que iba a ser el 'nuevo Messi'

Gai Yigaal Assulin, nacido en Israel el 9 de abril de 1991, es un futbolista israelí nacionalizado español que, con 26 años, juega actualmente en el FC Kairat Almatyde la Liga Premier de Kazajistán desempeñándose de extremo.

Gai Assulin empezó a jugar al balompié en el Hapoel Haifa israelí y, con siete años, fichó por la cantera del Beitar Nes Tubruk. Allí, empezó a despuntar muchísimo y mucha gente lo empezó a apodar 'el Messi israelí', por sus cualidades como la velocidad y el desborde. En 2003 encandiló a los ojeadores azulgranas y acabó llegando con 12 años a la Ciudad Condal, un sitio totalmente desconocido para él.

Sin embargo, se adaptó bastante bien y fue quemando etapas hasta llegar al filial, dónde se hizo un hueco aunque no era de los futbolistas más importantes. En 2009 logró la nacionalización española con lo que ese mismo verano realizó la pretemporada con el primer equipo y llegó a debutar en Copa del Rey.

Desafortunadamente para él, al finalizar la temporada, club y jugador decidieron acordar su desvinculación tras una temporada sin demasiado protagonismo con el filial ni oportunidades con el primer equipo y fichó por el Manchester City inglés. Eso sí, su paso por Inglaterra sería casi anecdótico porqué, pese a estar dos años en tierras británicas, apenas disputó minutos primero con el filial del City y posteriormente cedido al Brighton.

Así pues, tras este fiasco, fichó en 2012 por el Racing de Santander de Juan Carlos Unzué aunque, tras disputar sólo 14 partidos cómo titular, acabó marchándose a buscar suerte en otro equipo. A partir de allí, pasó por el Hércules, el Mallorca y el Hapoel Tel Aviv, aunque no consiguió establecerse en ninguno de los tres equipos.

Ya en agosto de 2016, Assulin fichó por el Sabadell y, pese a un primer año con cierto protagonismo, acabó rescindiendo el contrato ya que no contaba para Toni Seligrat y, actualmente, se encuentra en el Kairat Almaty kazajo dónde parece que tampoco goza de muchos minutos.

Gai Assulin prometía muchísimo y quizás por las altísimas expectativas que se generaron alrededor suyo, nunca acabó de explotar.

Assulin, en su etapa como arlequinado | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Assulin, en su etapa como arlequinado | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Sergi Gómez, consolidado en el Celta

Sergi Gómez Solà, nacido en Arenys de Mar el 28 de marzo de 1992, con 26 años juega en el Real Club Celta de Vigo y se desempeña como central.

Sergi Gómez se inició en el plantel del CE Mataró, dónde destacó y no pasó desapercibido para el Barça, que lo fichó en 2006. En Can Barça pasaría por el Cadete B, Cadete A, Juvenil B y Juvenil A, ganando la liga en todas las categorías y siendo de los futbolistas más destacados.

En la temporada 2009/10, inició la campaña con el juvenil pero ya al final de la temporada, cuando Fontàs sufrió una lesión, obtuvo la oportunidad de jugar con el filial, con el que acabaría jugando la promoción de ascenso a Segunda materializando el ascenso.

Ya en el verano de 2010, realizó la pretemporada con el primer equipo de la mano de Guardiola e incluso disputó los noventa minutos del partido de ida de la Supercopa de España ante el Sevilla FC. Sin embargo, tras la pretemporada volvió a la rutina habitual y compaginó el juvenil con el filial.

Tras consolidarse totalmente en el filial azulgrana, Sergi Gómez buscaba algo más que jugar en el Barça B pero no tenía hueco en el primer equipo, con el que tan sólo disputaba alguna gira de pretemporada. Así pues, en busca de protagonismo, el 2014 se anunciaba su fichaje por el Celta de Vigo, cosa que significaba su salto a Primera División.

Desde el primer momento, en el Celta le brindaron minutos y oportunidades para seguir creciendo y, actualmente, el central catalán está totalmente consolidado en la zaga del conjunto vigués, siendo una pieza importante y querida en tierras gallegas.

Sergi Gómez, jugando ante el Barça | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Sergi Gómez, jugando ante el Barça | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Gus Ledes, indiscutible en Reus

Luís Gustavo Ledes Evangelista dos Santos, más conocido como Gus Ledes, nació en Portugal el 28 de septiembre de 1992 y, con 25 años, juega en el CF Reus Deportiu como centrocampista.

Pese a nacer en Portugal, Ledes abandonó la península ibérica a los pocos años para ir a Brasília con su família, dónde jugó en una escuela regentada por su padre. Allí mismo fue descubierto por ojeadores del Barça que, tras verlo, no dudaron en ficharlo y así fue cómo Gus Ledes regresó a Europa, exactamente en La Masía.

Tras unas cuantas etapas en el fútbol base azulgrana, en la temporada 2010/11 logró llegar al filial azulgrana dónde, al principio, no cuenta con demasiado protagonismo pero, ya en 2013, disputa un total de 23 partidos en Segunda División. Sin embargo, eso no convenció a la directiva azulgrana que decidió no renovarle y Ledes acabó recalando en el Rio Ave portugués.

Ya en 2015, tras no gozar de demasiados minutos en Portugal, acabó fichando por el filial del Celta de Vigo, dónde se asentó y, ya en la temporada 2016-17, llegó a disputar 36 encuentros, siendo titular indiscutible. Gracias a esta buena temporada, en julio de 2017 acaba dando el salto a Segunda División de la mano del CF Reus Deportiu, dónde es, actualmente, todo un fijo para Aritz López Garai y uno de los futbolistas más destacados.

A Gus Ledes le costó demostrar su calidad pero, a partir del Celta B y ahora en el Reus, está logrando continuidad y está demostrando su valía en Segunda División y aún le queda mucho por demostrar.

Ledes celebrando un gol | Foto: CF Reus
Ledes celebrando un gol | Foto: CF Reus

Víctor Sánchez, segundo capitán del Espanyol

Víctor Sánchez Mata nació el 8 de septiembre de 1987 en Barcelona y, con 30 años, juega en el RCD Espanyol y se desempeña tanto de lateral como de centrocampista.

Tras empezar en las categorías inferiores del CE Europa, se unió al FC Barcelona en 2005 tras destacar en el histórico equipo escapulado. Un año después, debutó en el Barcelona C dónde fue una pieza clave jugando 36 encuentros y marcando siete goles en Tercera División. Tras la buena campaña y la desaparición del Barça C, acabó ascendiendo al Barça B de Pep Guardiola dónde fue un futbolista muy importante disputando 31 partidos y anotando dos goles, ayudando a la consecución del ascenso a Segunda B.

Ya en 2008 debuta con el primer equipo en Copa del Rey jugando como lateral diestro y, en 2009, llegaría a disputar siete encuentros de Liga compaginando el primer equipo con el filial. La campaña siguiente, con la intención de que prosperara, fue cedido al recién ascendido a Primera División, el Xerez, con el cuál llegó a disputar 25 encuentros en su primera temporada entera en la máxima división española.

Tras esa temporada recaló en el Getafe en el que también jugó bastantes encuentros y ya en 2011, sin hueco en el primer equipo, acabó rescindiendo el contrato que le unía al conjunto azulgrana para fichar con el Neuchâtel Xamax FC de la Superliga Suiza, en el que sólo jugó media temporada para acabar yendo por el RCD Espanyol en el mercado de invierno.

Tan sólo llegar al conjunto perico, se hizo un futbolista importantísimo para el Espanyol gracias a sus buenas actuaciones sobre el verde, tanto de centrocampista como lateral.

Así pues, tras no triunfar en el FC Barcelona, Víctor Sánchez, tras pasar por distintos equipos, acabó fichando por el histórico rival del Barça, el Espanyol, con el que sí ha logrado protagonismo y actualmente es el segundo capitán del mismo.

Víctor Sánchez jugando con el Espanyol | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Víctor Sánchez jugando con el Espanyol | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
VAVEL Logo