Máxima presencia aragonesa en el pasado encuentro de León
Alberto Zapater en un encuentro de esta temporada. / Foto: Andrea Royo | VAVEL

Por todos es sabido que la cantera está teniendo un papel fundamental en este gran momento del Real Zaragoza. Tanto es así que en la pasada jornada estuvieron los cinco canteranos aragoneses juntos -Delmás entró en el minuto 52 y Pombo se fue en el 85- sobre el terreno de juego del Reino de León frente a la Cultural.

Una situación tan bonita como extraña para los zaragocistas en estos últimos años que ya se tuvo la suerte de vivir en Soria ante el Numancia con los mismos protagonistas.

Lo cierto es que Natxo González siempre ha dado su confianza a los canteranos -incluyendo a Zapater, que, aunque sea mayor que los demás, sigue siendo canterano- y les ha dado continuidad, si bien a unos más que a otros. En primer lugar, el “padre” para los otros cuatro cachorros es Zapater, que sigue dando todo por el escudo con sus partidos buenos y no tan buenos.

El ejeano se ha afianzado en su nueva posición de interior, donde puede demostrar su despliegue físico y su llegada al área, lugar en el que pone de relieve su calidad.

En el otro interior del fantástico rombo del Real Zaragoza se encuentra Raúl Guti, un futbolista con características similares a las del capitán: todoterreno, llegada al área, despliegue físico, recuperación... A eso se añade un mejor trato en la salida de balón y una calidad y osadía impropia para un jugador de su edad.

Por delante de estos dos se halla Jorge Pombo, el más talentoso de los cinco y con un potencial tremendo que a veces no explota tanto como debería. Sublime conducción de balón, poderío físico y una definición mágica que ha podido mostrar en su nueva posición como punta al lado de su querido panda. El tigre es feliz a su vera.

Por último queda la parte defensiva, donde se ha ganado el puesto en el carril izquierdo Daniel Lasure. Al canterano le ha venido como agua bendita el 2018, pues desde su comienzo ha disputado prácticamente todos los minutos. Y bien merecidos. Concentración, elegancia, tranquilidad y cada vez mejores cualidades futbolísticas le definen.

Su homólogo Julián Delmás no está teniendo tanta suerte en este año ya que la recuperación de Benito le hizo perder el puesto. Sin embargo, cada vez que sale, demuestra lo válido que es para este equipo y son muchas las bocas que condenan a Benito y elevan a Delmás al once titular.

Su garra, entrega y pasión le han llevado a ganarse a gran parte del zaragocismo. Un zaragocismo del que todos y cada uno de estos cinco leones forman parte y que, sin ninguna duda, llevan en su corazón blanquiazul.

VAVEL Logo