Noche mágica en La Victoria
Los jugadores blancos celebran un gol en un partido anterior. FOTO: Real Jaén.

Se presentaba una noche especial, una noche con sabor sabor a final, para ambos equipos, pero sobretodo para el Real Jaén, quién de perder quedaría algo rezagado de los puestos de play off  de ascenso a segunda B.

Pues bien, esto se plasmó desde el minuto uno de juego en el terreno de juego. Así, se pudo ver un Real Jaén que salió a morder y a diferencia de otros partidos anteriores no especuló con el marcador. Fue un Real Jaén dominador pero que supo madurar muy bien el juego y manejar los tiempos del partido, sin precipitarse pero acercándose poco a poco a la portería del meta motrileño Josemi.

Juan Carlos realizaba varias jugadas de bella factura, al igual que Victor Armero, que en el minuto 13 se plantó ante el meta del Motril pero sin llegar a finalizar con claridad.

El cuadro jiennense seguía gustándose, y realizando un juego combinativo, pero eso sí, no llegaba a tener la fluidez necesaria en los últimos metros para terminar con claridad las ocasiones. Así, en el minuto 37 era Pedro Beda  quién ponía el "¡uy!" en la grada tras una buena asistencia del lateral Juanlu. El Real Jaén tendría otra muy clara antes del descanso a cargo de Migue Montes, quién se hacía un lío ante el portero granadino en un mano a mano y no finalizaba una muy clara ocasión.

Una gran segunda parte

Como ya es habitual en los últimos encuentros el equipo blanco salió a por el partido tras el descanso, y nada más lejos de la realidad, corría el minuto 46 del encuentro cuando Juan Carlos tras una jugada de ataque cazaba un balón suelto en el borde del área pequeña y lo mandaba al fondo de las mallas. El público estallaba en ese momento en júbilo.

Tras el gol blanco, el Motril buscó hacerse dueño del partido, y se fue a la desesperada a por el empate. A esto el Real Jaén respondía con rápidas contras que no llegaban a acabar en peligro.

A pesar del empuje del Motril, rondaba el minuto 58 cuando esta vez sí, Migue Montes hacía el segundo gol de la noche en una buena definición dentro del área.

Llegába uno de los momentos claves de la noche, corría el minuto 70 cuando Joan Grasa se plantaba completamente sólo antes Luis Arellano, y conseguía dribrarlo, pero cuando lo tenía todo a favor para hacer el primer tanto para el conjunto granadino el delantero catalán caía en el área pequeña. Hubo unos minutos de tensión en los que nadie sabía que había pitado el colegiado Alexander, ni siquiera él mismo sabía con claridad que había sucedido, de tal forma que tras consultarlo con su asistente este le manifestó que el delantero se habría dejado caer en dicha jugada, por lo que esto supuso la segunda amarilla para el delantero, y de esta forma el Motril se quedaba con diez jugadores sobre el campo.

Con diez jugadores sobre el campo el equipo jiennense se dedicó a esperar al Motril en su propio campo y buscar las rápidas contras por parte de Manolillo y Torralbo, quienes dieron aire fresco al equipo y velocidad en ambas bandas.

Así llegábamos al final del encuentro, y la afición salía más que contenta, tras una semana en la que su equipo ha sumado nueve de nueve posibles, y consigue alcanzar la cuarta plaza, empatados a puntos con el tercer clasificado. Algo que parecía increíble hace tan sólo unas semanas, cuando el técnico albaceteño llegaba a un equipo casi descartado de cara a jugar liguilla de ascenso.

Con la mirada puesta en el Villacarrillo

El Real Jaén sin tiempo ya para saborear esta dulce victoria, debe pensar en su próximo duelo, también en La Victoria y ante un equipo virtualmente descendido, el Villacarrillo.

A esto hay que sumar que el equipo que va justo delante de los blancos en la tabla clasificatoria, el Antequera, tiene un difícil compromiso en casa ante el Atlético Mancha Real. Lo que podría suponer que de ganar el Real Jaén y el cuadro antequerano no hacer lo propio, el conjunto jiennense podría asaltar la tercera plaza.

VAVEL Logo