El Deportivo Aragón se despide de Segunda B
Foto: Claudia Moreno (VAVEL)

Tras 32 jornadas de campeonato en Segunda División B se ha conocido al primer conjunto que matemáticamente ya no puede soñar con la permanencia. El Deportivo Aragón, filial del Real Zaragoza, y recién ascendido de Tercera División, volverá a la cuarta categoría del fútbol español tras un año pésimo en el fútbol de bronce.

El filial maño consumó su descenso en la trigesimosegunda jornada de campeonato tras su derrota por 0-1 en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza ante la UE Llagostera. A dieciocho puntos de la salvación, marcada por el Olot, y con dieciocho puntos en juego, el filial maño nada puede hacer por mantener la categoría. Además, el golaverage en contra (3-1) frente al propio Olot impide de todas formas que el Deportivo Aragón pueda salvarse esta temporada.

Sin esperanza

Tras una fantástica pasada campaña en Tercera División, en la que el filial aragonés terminó como líder destacado en el Grupo XVII, la aparición en la presente temporada en Segunda B no ha sido como se esperaba. El triunfo por 4-1 ante el Calahorra culminó el ascenso de los maños.

Desde un primer momento esta temporada el Deportivo Aragón no le cogió el ritmo a la competición. Un empate en Lleida y los dos empates ante Olot y Sabadell en las cinco primeras jornadas no eran un mal augurio, pero se veía a un Deportivo Aragón bastante inferior a sus rivales.

Tanto tiempo sin ganar pasó factura

En los tres primeros meses y medio de competición, los aragoneses tan sólo sumaron ocho puntos, que se correspondieron con ocho empates. Conseguidos estos puntos contra Lleida Esportiu, UE Olot, CE Sabadell, CF Peralada-Girona B, Penya Deportiva, Ontinyent CF, UE Llagostera i CD Ebro, los maños demostraron su debilidad en el fútbol de bronce. Hubo que esperar a la jornada dieciocho para vivir la primera victoria del Deportivo Aragón, en su recibimiento al Formentera, cuando logró imponerse por 2-1.

En su última participación en Segunda B en la temporada 2012-2013, en la que compitió en el Grupo II, el equipo descendió en el playout. En la presente campaña, el Deportivo Aragón es colista desde la jornada siete y en muy pocas ocasiones ha tenido la posibilidad de dejar de ser farolillo rojo.

Una odisea

Pese a que el 2017 no acabó mal para el filial maño, sumando dos empates en Son Moix y en el Antonio Puchades, el 2018 se convirtió en un auténtico dolor de cabeza para el colista del Grupo III.

2018, la tumba del Deportivo Aragón

En las nueve primeras jornadas de 2018 el Deportivo Aragón no logró sumar ningún punto de los veintisiete en juego. Tres meses sin sumar puntos a su casillero propiciaron que los pupilos de César Laínez se quedasen sin apenas opciones de poder pelear por la salvación.

Pese a la mala dinámica del combinado aragonés, las derrotas durante este 2018 han sido por resultados realmente escasos (2-1, 1-0). Tan sólo dos correctivos ha recibido el Deportivo Aragón en este nuevo año. Uno fue en su visita al Martínez Valero, donde calló por 5-1 ante el Elche CF; y el otro llegó en casa en la derrota por 0-3 ante el Hércules CF.

Un último intento

Tras esos tres meses sin lograr rascar ningún punto de sus enfrentamientos llegó un haz de luz a la Ciudad Deportiva de Zaragoza. En la jornada 30 los maños recibían al Atlético Saguntino en casa. Recibían a un equipo en una muy mala dinámica y supieron aprovecharlo. Cuatro meses después de su primera victoria lograban volver a sumar de tres para intentar mantenerse con vida unas jornadas más.

Dos victorias que no sirven para soñar

Tras la victoria por 1-0 ante los romanos, el Deportivo Aragón volvía a sonreír en la jornada 31 tras imponerse por un contundente 0-5 en El Clariano ante el Ontinyent CF. Un resultado realmente sorprendente que mantenía viva la esperanza de entrar en una lejana pelea por la salvación.

No obstante, la derrota en la última jornada ante el Llagostera por 0-1 ha dejado fuera de toda pelea al Deportivo Aragón, que deberá disputar estas seis últimas jornadas con la mayor deportividad posible y mentalizándose en poder volver la próxima campaña con un nuevo ascenso.

VAVEL Logo