La fuerza de Pelayo frente al sensacionalismo
Pelayo cuando llegó al Albacete Balompié | Foto: Albacete Balompié

La expedición albaceteña se hallaba en Huesca concentrada para disputar uno de los partidos más importantes de la temporada. Ganar en el campo del conjunto que en ese momento lideraba LaLiga 1|2|3 habría sido toda una declaración de intenciones por parte del Albacete Balompié. La distancia con respecto a la zona de playoff habría disminuido considerablemente. Todo estaba de cara para los manchegos, pero no sabían que estaban a punto de empezar a jugar un partido todavía más importante.

El accidente de Pelayo

En torno al mediodía comenzaron a saltar las alarmas. Llegaba la noticia de que un jugador del Albacete Balompié, Pelayo Novo, se había precipitado desde una ventana del tercer piso del hotel en el que se encontraba concentrada la expedición de Enrique Martín. Solamente el hecho de leer la noticia ya era demasiado duro. Era muy fácil pensar en lo peor teniendo en cuenta la gravedad del accidente.

Los jugadores del Albacete leyendo un comunicado sobre Pelayo | Foto: albacetebalompie.es
Los jugadores del Albacete leyendo un comunicado sobre Pelayo | Foto: albacetebalompie.es

La noticia golpeaba de lleno a la parroquia albaceteña. El ambiente en la capital manchega durante las últimas semanas había sido de ilusión y de esperanza. El trabajo de los jugadores daba sus frutos, el entrenador sabía como tenerlos motivados de cara a los partidos y el grupo parecía unido. Hacía mucho tiempo que en lo futbolístico las cosas no eran tan bonitas para el Albacete Balompié.

En la ciudad sólo se respiraba optimismo. El sueño de entrar en el playoff de ascenso había conseguido unir a una localidad y a una afición. Albacete, una ciudad de fútbol, había vuelto a disfrutar de los partidos en el Carlos Belmonte y de las visitas de equipos históricos como Real Zaragoza o Sporting de Gijón. Pero de repente, toda esa nube de felicidad en la que se había vivido, desapareció. Poco importaba en ese momento la buena temporada del equipo, la ilusión o el estado de ánimo que fuera. Importaba Pelayo.

Comenzaron las especulaciones

Enseguida, todos los medios de comunicación iniciaban su trabajo para cubrir la noticia y las redes sociales se inundaban de información sobre el accidente o el estado de Pelayo. Los primeros hashtags y los primeros mensajes de apoyo y muestras de cariño por parte de los aficionados empezaban a aparecer.

En la red social Twitter en concreto no aparecía ningún otro asunto, no se hablaba de otra cosa. El miedo empezó a expandirse, pues una tragedia más no es lo que necesita el fútbol español, y tampoco el mundo del fútbol en su totalidad.

Pero las redes sociales, e Internet en general, no se llenaron solamente de información. Como era de esperar, los medios, en su búsqueda por tener la mayor audiencia posible, se olvidaron de cubrir la noticia desde el punto de vista verdaderamente importante. Ante una información tan jugosa, no pudieron resistirse. Y entonces llegó el turno de los rumores procedentes de fuentes no contrastadas, pero a pesar de tener un origen del que no se puede estar seguro, esos rumores sirvieron para ocupar titulares.

También se pudo ver como las prisas perjudicaron a la hora de informar. Muchas de las primeras noticias que llegaron fueron terribles. Se afirmaba que Pelayo Novo había fallecido después de la caída. La gente no sabía que pensar, se podía leer tanto que aún no estaba nada perdido como que había sucedido lo peor.

Esta temporada, Pelayo tan sólo ha podido disputar tres encuentros

Y en esa increíble situación de incertidumbre, los medios prefirieron dejar de lado lo importante, una vida humana; en vez de averiguar en que estado se encontraba el jugador y poder tranquilizar a la gente, se fueron al morbo. ¿Para qué informar sobre el estado de Pelayo o de las posibilidades que tenía de superar la caída, si se podía divagar y publicar rumores sobre cómo se había producido la caída y en que situación? Cada cosa tiene su momento, y en ese momento, la prioridad era la vida del asturiano de 27 años.

Desgraciadamente, es un hecho que el sensacionalismo abunda en la prensa de este país. Sin embargo, después de la tempestad llegó la calma. Después de una hora muy larga de noticia dispares y de rumores no contrastados, llegaba el comunicado oficial del Albacete Balompié. Al menos eso silenciaría los cotilleos que solo buscaban su minuto de gloria.

Junto al comunicado, los miembros del equipo dirigido por Enrique Martín comenzaban a relatar su versión de los hechos, que nada tenían que ver con lo que se había comentado. Víctor Varela además actualizaba continuamente la información sobre el estado de Pelayo para las televisiones. Eso sí es informar.

El fútbol español se volcó con Pelayo

La mejor noticia llegaba por fin, y es que Pelayo se encontraba (y se encuentra) estable. La familia del Albacete Balompié podía respirar tranquila, lo peor ya había pasado. Llegó el turno de ver sólo el lado positivo y de agradecer las continuas muestras de cariño que recibieron tanto el jugador como la entidad manchega.

Los jugadores del Oviedo con camisetas de apoyo hacia Pelayo | Foto: realoviedo.es
Los jugadores del Oviedo con camisetas de apoyo hacia Pelayo | Foto: realoviedo.es

Una gran multitud de equipos de LaLiga 1|2|3 fueron los primeros en lanzar sus mensajes de apoyo. A Pelayo, cuando se recupere, seguro que le alegrará ver como por ejemplo en Oviedo, la ciudad que le ha visto crecer, no se han olvidado de él. Y poco a poco no fueron sólo los equipos de Segunda División los que mostraban su afecto a la familia manchega, clubes de todas las categorías se unían para darle fuerza al jugador del Alba.

Tras haberse suspendido el partido que habría enfrentado a los manchegos a la SD Huesca (se disputará el 12 de abril a las 20:00 de la tarde), el Albacete Balompié ha tenido que volver a la rutina y dinámica de trabajo habitual para encarar la próxima jornada, en la que también tendrán un rival difícil: el Rayo Vallecano.

Como varios miembros de la plantilla han declarado ya, el equipo espera poder dedicarle una victoria a su compañero Pelayo, que no se merece menos teniendo en cuenta por lo que está pasando. La familia del Albacete Balompié ya ha demostrado que siempre estará para apoyar a los jugadores tanto en las buenas como en las malas, y con toda seguridad el próximo partido del equipo esté lleno de homenajes en su honor. 

VAVEL Logo