La Pizarra de Simeone: un Atleti aplastante
VAVEL

Simeone sabía que los portugueses, liderados por el mítico Jorge Jesus, compartían una filosofía muy similar a la suya y que iban a ser un hueso duro de superar. El Atleti con su patrón a la cabeza sabía lo que se jugaba y que no debía perdonar ni un solo minuto. Así, el Cholo construyó un once de garantías que representara ferocidad, compromiso, orden, ganancia y, sobre todo, certeza. El resultado, quizás algo corto para algunos, para otros, justa y, para los últimos holgada. Se terminó con un 2 – 0 pero, por lo demostrado sobre el césped, podría haber sido mucho más abultada.

Pero, al fin y al cabo, sigue castigando a todo el que se le ponga por delante. El Atleti fue una absoluta apisonadora y arrolló a un Sporting que, por momentos si pudo salir vivo en la eliminatoria si hubiera tenido más acierto y Oblak no hubiera estado. A los 22 segundos ya mandaba en el marcador gracias a Koke. En el 40 ya puso más tierra de por medio con el segundo, obra de Griezmann

Con su esquema habitual de 4-4-2, Simeone alineó a Oblak bajo la red, Juanfran, Lucas, Godín y Savic en la línea defensiva, Gabi y Saúl en el centro, Koke en la banda izquierda y Correa por la derecha, y para el ataque la dupla Costa – Griezmann. Confiaba en el montenegrino para levantar el 'muro rojiblanco' y en Correa para meterse entre líneas. 

Con este once tenía que hacer frente a un Sporting que lleva dos años marcando la tendencia en la liga del país fronterizo y que cuenta con potentes futbolistas como como Bruno Fernandes,  Gelson Martins o Bas Dost. Precisamente este último era el que más miedo daba de todo el conjunto lisboeta. El holandés es una máquina de rematar balones aéreos, justo donde más está sufriendo el Atlético en esta temporada. Suma más de 30 goles en este año.  

Bryan vs Juanfran 

Aunque tampoco había que menospreciar a otros como Bryan Ruiz. Dese el interior, es una amenaza para cualquier rival. En el Metropolitano se colocó unos metros más adelantado por lo que Juanfran, en su vuelta al 11, no tuvo muchos problemas para pararle.  

Los imperiales Savic y Godín

Ante la baja de Giménez, Savic fue el acompañante del uruguayo. Ambos tenían la tarea de mantener a raya al peligroso cabeceador Bas Dost y sus secuaces. Solo le dejaron espacio en una ocasión en la que conectó un remate. Además, el de Montenegro barría todo lo que se le acercaba y Godín salía con el balón como una bala. Siete duelos aéreos más 13 despejes fue el balance de un ejercicio defensivo magistral.

El duelo Gelson – Lucas

Ya se advertía que Lucas Hernández y Gelson Martins tendrían sus más y sus menos en estos 180 minutos. En el Metropolitano fue el primer asalto. Cuando el Atleti echó el freno, el Sporting creció de la mano de Gelson. En ese momento fue cuando Lucas más sufrió. El extremo se convirtió en un tremendo y absoluto quebradero de cabeza para el lateral izquierdo colchonero. Eso sí, el francés supo pararle y solo tuvo una oportunidad, clarísima dicho sea de paso, en el minuto de 31 en un mano a mano con Oblak.

Correa tuvo otro día para darle rienda suelta a su talento. Por desgracia no tuvo su noche y fue el primer sustituido. No termina de encontrarse el argentino.

El mérito de Koke

A pesar de ser una pieza irregular, para el Cholo es imprescindible. El canterano es el engranaje perfecto para que la máquina cholista funcione. Anoche apareció en escena y el Atlético jugó como mejor sabe hacerlo. 12 entradas, 85 toques de balón y un tanto en su haber fue el hombre del partido. Cuando salió Gameiro por Diego Costa, Griezmann retrasó su posición y el vallecano se adaptó a ambas bandas. Hizo jugar al equipo en pases cortos con mucha inteligencia y fue determinante en momentos que lo requerían.

Saúl y Griezmann, por su lado, también interpretaron muy bien el partido, mediante acciones clave, terminaron de decantar el resultado para los rojiblancos al aprovechar el enésimo error de la pareja Coates-Mathieu.

El animal de Costa

No marcó pero fue una ‘bestia’. Desde que llegase al Atlético en enero, el de anoche fue su mejor partido. Protagonista en todas las jugadas de ataque colchonero y obsesivo con hacer su tanto.

Con vistas al derbi del domingo, aunque no hay nada trascendente en juego, el Atlético quiere dejar una imagen inmaculada y tener la eliminatoria prácticamente decidida les ayudará. 

VAVEL Logo