OPINIÓN | Cuestión de méritos
Lamento de Asdrúbal | LFP

“No nos hemos merecido perder en absoluto, y más con un gol en propia puerta. El empate hubiese sido el resultado más justo”. Estas fueron las declaraciones compartidas de Julio Velázquez y David Fernández en rueda de prensa y zona mixta respectivamente. Unas palabras que, sin embargo, difieren de manera absoluta con lo visto en el terreno de juego durante unos noventa minutos en los que el Alcorcón, lejos de mostrar una buena cara, también dejó bastantes malas sensaciones que provocaron un día más el descontento de la afición que, por consiguiente, no respalda las ya citadas declaraciones. Porque no, en cuestión de merecimientos, el conjunto del sur de la capital no mereció puntuar de ninguna de las maneras.

El juego de los pupilos de Julio Velázquez fue plano, sin ningún ritmo y falto de ideas, quizá, por la ausencia de Dani Toribio en la medular y la falta de un nueve puro como referencia en el ataque, pues tanto Asdrúbal como Álvaro Peña cuajaron un partido más bien discreto en el apartado ofensivo. La consecuencia fue clara: el Numancia aprovechó tal circunstancia, actuó con una presión alta para asfixiar a un Alcorcón que se acabó suicidando por medio de Hugo Álvarez, quien con un mal despeje introdujo el esférico en su misma portería. Pero más allá del autogol, que no ha de ser ni de lejos el tema central del análisis, preocupa y mucho la inexistencia de un modelo de juego que permita construir a partir del propio centro del campo, lo cual lleva a la imposibilidad de cosechar victorias y sin embargo, sí empates y más aún, derrotas.

Se ha de ser objetivo, realizar autocrítica y no darse golpes en el pecho completamente innecesarios para provocar autoconvencimientos. Sobre todo si el descenso vuelve a estar a cinco puntos y la semana próxima el viaje es hacia un rival directo como el Lorca. La reacción debe ser obligada. Y en lugar de hablar de si es merecido o no lo cosechado en el verde, el equipo debe enfocarse en mostrar una imagen lo suficientemente digna para que la afición esté orgullosa, ya que ambos merecen los buenos resultados.

VAVEL Logo