El Real Jaén se afilia a la épica
Migue Montes celebrando un tanto (FOTO: Real Jaén)

Se presentaba tarde de buen ambiente en la Capital del Santo Reino, ya que un nuevo derbi provincial se iba a llevar a cabo en La Victoria. La buena racha que atraviesa el equipo de García Tébar ha causado gran expectación y emoción en los aficionados del Real Jaén. 

La afluencia de público se vio rebajada debido a la inestabilidad meteorológica que estaba prevista, aunque finalmente, la lluvia no hizo acto de presencia en Jaén. Una pequeña cantidad de aficionados del Villacarrillo viajó hasta la capital para presenciar un choque histórico para su entidad. 

El colegiado granadino señaló el inicio del partido tras un respetuoso minuto de silencio. Tras el arranque del choque, se pudo ver un Real Jaén impreciso en las combinaciones, pero que llegaba a la meta de Samu Urbano aunque con ausencia de peligro. Esta dinámica se extendería durante los primeros cinco minutos de juego. A partir de dicho momento, el conjunto visitante dio un paso adelante aprovechando el exceso de confianza de los lagartos que se vieron superados en varios instantes de juego por el penúltimo clasificado del grupo IX de Tercera División

El juego del Villacarrillo se consolidó en una sola dinámica, el juego directo. La zaga campiñesa intentaba filtrar balones a sus compañeros de ataque a través del juego aéreo sobre las espaldas de los defensores jienenses. El guardián de la meta del Real Jaén, Luis Arellano, tuvo que emplearse en numerosas ocasiones para desbaratar ocasiones manifiestas de gol mediante paradas de gran dificultad en diversos mano a mano con los atacantes visitantes.

La afición local empezaba a inquietarse y a pedir explicaciones a su equipo, ya que se estaban viendo superados con creces por un equipo prácticamente desahuciado en la tabla clasificatoria. 

Entre la bronca del público, Meissa aprovechó un desajuste defensivo en un saque de esquina para enviar el cuero al fondo de las mallas de la meta de Luis Arellano en el minuto 28 de la primera parte. La Victoria estalló reclamando mucha más intensidad a sus jugadores.

No se demoró la espera, tras treinta minutos de monopolio blanquiazul, el Real Jaén al fin salió de los vestuarios para contrarrestar rápidamente la hecatombe que estaba sucediendo en La Victoria. Víctor Armero fue el protagonista en la posterior jugada del gol con un buen disparo que se fue por encima de la meta del exportero blanco, Samu Urbano.

La grada empezaba a animarse y el Real Jaén seguía aproximándose a la portería rival. Por su parte, el Villacarrillo seguía manteniendo su fiel estilo de juego y continuaba gozando de diversos contraataques que ponían nerviosa a la afición lagarta.

A falta de diez minutos para el intermedio, Luizinho cazó un buen centro lateral. El delantero portugués del Real Jaén erró el disparo a bocajarro debido a una gran intervención de Samu. Sin embargo, el balón salió rebotado a los pies de Pedro Beda, que no dio opción al cancerbero visitante. Con empate a uno llegaría el partido al intermedio con un Real Jaén desconocido y un Villacarrillo que dio un baño táctico al Real Jaén en la primera media hora de juego. 

Tras la reanudación del choque, García Tébar movió ficha y sacó a Juan Carlos sustituyendo a Víctor Armero. Las rotaciones del Real Jaén no estaban dando un resultado ni juego óptimo. Por tal razón, el míster blanco no dudó en sacar a uno de sus mejores jugadores para dar estabilidad y control a la escuadra blanquimorada.

Con un Real Jaén mejor plantado, llegaría el segundo gol del Villacarrillo de penalti trasformado por Niza a los once minutos de la reanudación. Un penalti claro provocado por un balón a las espaldas de la defensa blanca que acabó con la pena máxima.

García Tébar dejó de especular con el marcador y sacó a Álvaro García y Migue Montes para contrarrestar la situación. Este último, el máximo anotador blanco, sería determinante al finalizar el choque.

El Real Jaén volcado sobre la meta rival buscaba poner las tablas en el electrónico. Sería Migue Montes en su primera intervención el que fusilara a Samu Urbano con un buen disparo dentro del área.

El Villacarrillo utilizó el típico juego de este tipo de partidos con continuadas pérdidas de tiempo. Los jugadores lagartos desesperados buscaban a la épica el gol de la victoria. Migue Montes pondría un ápice de cordura en el minuto 88 con un auténtico golazo que llevaría la fiesta al graderío de La Victoria.

Final del partido y tres puntos que se quedaron en La Victoria para colocar al Real Jaén en tercera posición tras los pinchazos de los equipos de cabeza como son el Motril, Almería B, Huétor Tájar, Mancha Real o Antequera. Este hecho casi impensable hace apenas unas semanas hace soñar a la afición lagarta con objetivos más ambiciosos.

La salida más complicada

El próximo partido del Real Jaén será frente al Mancha Real el domingo a las 12:00 horas. A priori, será la salida más compleja del Real Jaén en lo que queda de temporada, aunque su afición disminuirá esta dificultad a través de su apoyo masivo. Se espera una gran afluencia de público la próxima semana en La Juventud.

VAVEL Logo