La peor racha goleadora de la temporada

Los de Quique Sánchez Flores llevan tres partidos consecutivos sin anotar gol.

La peor racha goleadora de la temporada
Gerard, en el partido de la primera vuelta contra el Valencia / Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Es innegable que el Espanyol está atravesando un período en el que le cuesta encontrar la portería rival y más todavía transformar las ocasiones de peligro en goles. A pesar del buen rendimiento del equipo perico el otro día en Mestalla, los blanquiazules volvieron a salir de Valencia con una nueva derrota y con su marcador a cero. 

El Espanyol salió a Mestalla sin complejos y a los veinte segundos Gerard ya había introducido el balón en las redes de la portería de Neto, pero el linier decidió que el ariete barcelonés se encontraba en posición de fuera de juego. Siete minutos después, Rodrigo hizo lo mismo pero su gol subió al luminoso y este no se volvió a mover en el resto del partido. 

Con esta derrota, ya son tres partidos seguidos en los que el Espanyol no ha conseguido anotar ni un solo gol (3-0 vs Betis, 0-0 vs Alavés y 1-0 vs Valencia) consumando así la peor racha goleadora de la temporada. Ampliando más el baremo nos encontramos que el Espanyol ha anotado cinco goles en las últimas ocho jornadas. Una cifra realmente baja. 

Y es que no solo se han reducido el número de goles que anota el equipo, sino el número de goleadores también. Se ha creado una especie de "Gerardependecia" en el ataque perico. El de Santa Perpètua ha anotado doce goles en Liga que suponen el 50% de los goles del conjunto barcelonés esta temporada. El único que sigue la estela del 7 perico es su compañero más habitual en ataque: Leo Baptistao. El brasileño lleva seis goles. Los demás goleadores, solo lo han conseguido anotar una vez.  

Comparando con la temporada pasada, nos encontramos una situación similar pero la sensación del equipo era mucho mejor. Al equipo le costaba anotar, pero se caracterizaba por su solidez defensiva. A los rivales también les costaba mucho hacerle gol a aquel Espanyol. Este año la sensación es totalmente opuesta. Parece que los rivales no necesitan muchas ocasiones para encajarle un gol al Espanyol. 

Con todo y con ello, también cabe destacar que, a pesar de la derrota, el Espanyol jugó en Mestalla el que ha sido hasta la fecha su mejor partido como visitante y solventaron el problema de las ocasiones de peligro, realizando hasta 21 tiros a la portería che, pero no el de la efectividad.  

El siguiente asalto que afronta el Espanyol es otro partido como visitante, esta vez contra el Getafe CF. Habrá que ver si los de Quique Sánchez Flores son capaces de cerrar esta racha negativa y consiguen perforar las porterías del Coliseum Alfonso Pérez.