Balance de la jornada 34; licencia para soñar
FOTO: ANDREA ROYO (VAVEL)

Hay licencia para soñar. Esa es la sensación que le queda al aficionado zaragocista tras finalizar la jornada pasada. El Real Zaragoza afrontaba el derbi para demostrar definitivamente que la derrota frente al Sevilla Atlético de hace dos semanas fue un simple bache. Y vaya si lo consiguió. Además, el equipo maño volvió a generar un gran juego tras tres jornadas en las que, pese a sacar seis puntos de nueve posibles, su brillantez había disminuido.

El conjunto blanquillo sabía que el partido frente a la SD Huesca marcaría un antes y un después, en todos los aspectos. En primer lugar, por la importancia de ganar el derbi tras la dolorosa derrota de la ida en El Alcoraz. Otra razón fundamental, la de seguir escalando posiciones y poder aspirar a todo. Ambas premisas se cumplieron. Quizás el único pero que se le puede poner al equipo es el no marcar el segundo gol, que hubiese significado igualar el golaverage, y ocasiones no faltaron para ello.

La jornada comenzaba de la mejor manera posible. El viernes, el Cádiz se dejaba dos puntos en casa frente al Almería. Por su parte, Granada y Osasuna empataban a uno en el duelo directo disputado dos horas antes del derbi. Por lo tanto, el Real Zaragoza sabía que, de ganar, escalaría a la quinta posición, adelantando al Granada, y se ubicaría a tan solo dos puntos del Cádiz. Tras la victoria en el derbi, una nube de optimismo invadía La Romareda. El equipo es consciente de que opta a todo en este tramo final de la liga, algo impensable hace apenas mes y medio. Sin embargo, las victorias de Rayo y Sporting dejaban un sabor agridulce a la jornada. Tras finalizar, el equipo se encuentra en quinta posición, dos puntos por encima del séptimo clasificado, y a seis puntos del ascenso directo.

Pese a ello, el Real Zaragoza aún debe enfrentarse a tres de los cuatro equipos que le superan en la tabla. El primero de ellos, el próximo domingo, cuando el equipo visitará Vallecas. Si el Real Zaragoza logra vencer, o incluso puntuar, mantendrá sus opciones al ascenso directo más vivas que nunca. Sin duda, hay licencia para soñar.

VAVEL Logo