Jennifer Hermoso deja muy cerca el billete al Mundial
Foto: sefútbol

Viena ya fue conquistada por Fernando Torres en aquella Eurocopa de 2008, este martes sido Jennifer Hermoso quien ha recogido el testigo para que el mayor representante del fútbol femenino español acaricie con las manos su segundo Mundial.

La selección española quiere estar en Francia 2019 y sigue con paso seguro el camino que da a él después de vencer a Austria, el rival más duro de estas dos jornadas de clasificación. Este era un partido especial para ambos conjuntos. Se medían dos conocidas que, en este último año, ya se habían visto en tres ocasiones. España estuvo firme y sacó los tres puntos antes una selección austriaca rabiosa y que puso, en ocasiones, en aprietos al grupo de Vilda. Laura Fersinger se convirtió fue la pesadilla de la zaga española mientras que Virginia Torrecilla llevaba la batuta y el peso del ataque español.

Austria empezó fuerte

En casa y con su gente, Austria se jugaba mucho. Por eso puso todo lo que tenía para deshacerse de La Roja. Desde el primer minuto ejerció una alta presión en el juego de creación de España. Fue un inicio de partido raro para las visitantes que en los choques anteriores acostumbraban a dominar y acosar el área rival.

Así, La Roja no se encontraba en el partido y tardó mucho en hacerlo. Eso supuso que las locales protagonizarán los primeros acercamientos entrando por bandas con velocidad. Si las españolas querían inquietar a la guardameta austriaca, tenían que deshacer los pocos huecos que dejaban con su doble línea defensiva. En ese punto, Virginia Torrecilla desde lejos y Jennifer Hermoso desde dentro del área, probaron a la meta.

Los minutos pasaban y el partido necesitaba un picante. Olga García desde la izquierda, Corredera por la derecha y Hermoso recibiendo hasta el centro del campo lo pusieron y las chicas se empezaban a encontrar a sí mismas. A la media hora, Patri Guijarro sería la artífice de una de las acciones más elaboradas, pero sin peligro. La Roja ya tenía las pilas cargadas.

Sin embargo, la ocasión más clara para ponerse por delante, hasta el momento fue para Austria. En una contra, y despiste del conjunto conjunto visitante, un pequeño desafine de las centrales, Sarah Zadrazil aprovechó para plantarse sola ante Lola Gallardo, quien con su manopla izquierda, despejó la pelota que llegó a golpear en el poste. La sevillana solventó el error de sus compañeras.

El tramo final del primer asalto de esta jornada quinta fue de respiro para España. Cuando se hicieron con el balón, Austria se echó atrás. Sin premio para ninguna de las dos selecciones se llegó al descanso.

Cambio de papeles

Tras el descanso, España saltó con toda la energía posible para buscar la victoria y los tres puntos. Avisó primero con un tiro lejano de Olga y después en la jugada que significaría el primero del marcador. Era el minuto 58, en una de las primeras combinaciones, Mapi León se atrevió con un pase en profundidad a su compañera del PSG Jennifer Hermoso para que, con un control y definición al alcance de muy pocas, adelantase a España y pusiera más cerca el objetivo de la clasificación.

Las de Dominik Thalhammer reaccionaron con rabia y sacaron todo el cargamento para encerrar atrás a las de Vilda. Con ventaja en el marcador, el seleccionador nacional movió el banquillo dando entrada a Celia Jiménez y Vicky Losada que ayudaron a mantener la fortaleza defensiva establecida tras el gol y no dejarse sorprender por los ataques locales. España quiso guardar el balón para buscar con calma el campo rival.

Con algún que otro susto para Lola, como un balón rebotado que casi se cuela en meta propia, se daba fin a los segundos 45 minutos. España sumaba otros tres puntos para ponerse con 15 a falta de nueve por disputar.

Con estos puntos, Austria se queda a ocho. Aún quedan tres partidos de fase de clasificación: el 7 de junio se medirá a Israel, el 31 de agosto a Finlandia y el 4 de septiembre a Serbia, pero España estará en Francia.

VAVEL Logo