Contracrónica: el buen juego no es suficiente

Después de la derrota por la mínima ante el Valencia, se ha valorado positivamente el juego del equipo.

Contracrónica: el buen juego no es suficiente
Darder ante el Valencia CF. Foto: La Liga

El pasado domingo, se disputó en Mestalla el partido que enfrentó a Valencia CF y al RCD Espanyol. El conjunto local se hizo con la victoria tras anotar un solitario gol obra de Rodrigo Moreno, después de siete minutos de juego. El duelo ha sido calificado como uno de los mejores partidos a domicilio, fuera del RCDE Stadium solo han conseguido llevarse los tres puntos de la Rosaleda. El partido estuvo marcado por el hecho que Quique Sánchez-Flores no estuviese al mando del equipo debido a un proceso vírico que le hizo no viajar a Valencia.

El conjunto perico saltó al césped de Mestalla con ciertos cambios, Aarón Martín se quedó fuera de los once iniciales por decisión técnica y en su lugar jugó Dídac Vilà, que contaba con pocos minutos en Liga y ofreció una buena imagen. También reapareció Mario Hermoso en la zaga de la defensa ya que Óscar Duarte tenía problemas físicos. El defensa madrileño fue el encargado de dar el pase en largo a Gerard Moreno que supuso un gol tras 22 segundos de juego, que el árbitro anuló por un fuera de juego muy justo. Entre los cambios, estaban también las novedades de Marc Navarro, que tuvo alguna oportunidad para empatar, Óscar Melendo y Pablo Piatti. 

El cuadro perico no paró de intentar ocasiones, consiguiendo alrededor de una veintena de oportunidades de perforar la portería de Neto, mientras que el conjunto valencianista no disfruto de tantas y las más peligrosas que tuvo fueron atajadas por el guardameta, Pau López. Óscar Melendo fue considerado como uno de los mejores jugadores sobre el terreno de juego. El partido evidencio la falta de gol y constituye la peor racha goleadora de la temporada, llevan tres jornadas consecutivas sin anotar y solo han conseguido transformar cinco goles en los ocho últimos duelos.

Las estadísticas hablan por si solas, el conjunto catalán logró el 53,3% de la posesión mientras que los locales tuvieron el control del balón el 46,7% del tiempo. Los jugadores blanquiazules pusieron a prueba al guardameta del Valencia CF, Neto, en siete ocasiones, mientras que Pau López tuvo que intervenir en cinco ocasiones. Los pericos recibieron un total de diecisiete faltas, una cifra mayor de las que cometieron, diez. Los catalanes perdieron el esférico 128 veces, más que los valencianistas que lo perdieron en 109 ocasiones.

No obstante, el RCD Espanyol recuperó el balón 65 veces, en cambio el cuadro "che" 57. En cuanto a remates, el Valencia CF efectuó once junto con el gol de Rodrigo Moreno. La intensidad con la que jugaron los pericos se vio reflejada en el número de remates, 14. Los encargados de situar el peligro en la portería valencianista fueron Gerard Moreno en cuatro ocasiones, José Manuel Jurado, en tres, Marc Navarro y Sergi Darder dos veces; Pablo Piatti, Dídac Vilà y Óscar Melendo disfrutaron de una. Las cifras demuestran que el conjunto de Quique Sánchez-Flores, en esta jornada con Antonio Díaz en el banquillo, logró seis remates a puerta, cinco fueron despejados por el cancerbero y ocho salieron fuera

El próximo domingo el conjunto catalán tiene una prueba de fuego ante el Getafe CF. El duelo será clave para determinar si con los cambios implementados ante el Valencia CF se puede lograr la segunda victoria a domicilio. En la primera vuelta se logró vencer al conjunto madrileño en el RCDE Stadium. El último recuerdo del Coliseum Alfonso Pérez es de enero de 2016, cuando el cuadro azulón logró remontar el gol inicial de Hernán Pérez, mediante las dianas de Pedro León, Pablo Sarabia y Moisés Gómez, en aquella temporada los de Getafe descendieron a la división de plata.