No se consiguió el milagro
Escudero y Wagner pugnan por el esférico | Foto: SFC

El equipo de la capital de Andalucía viajó a Munich para enfrentarse al Bayern en la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, en la búsqueda del conjunto español de la épica para remontar el resultado de la ida por un gol a dos en la ida en el Ramón Sánchez - Pizjuán. 

El Sevilla salía con su once de gala, con David Soria de nuevo en la portería: David Soria, Jesús Navas, Gabi Mercado, Clement Lenglet, Sergio Escudero; Steven N'Zonzi, Éver Banega; Franco Vázquez, Pablo Sarabia, Joaquín Correa y Wissam Ben Yedder.

El Bayern de Munich sacaba a todos los nombres de su plantilla: Ulreich, Kimmich, Boateng, Hummels, Rafinha, Javi Martínez, Robben, Müller, James, Ribéry, Lewandowski.

De más a menos

Comenzó el partido sacando el conjunto alemán, que tuvo unas acometidas tras el pitido inicial. En el minuto 2 se producía una jugada polémica, Gabi Mercado derribaba a Lewandowski cuando se quedaba solo ante David Soria y recibía la cartulina amarilla, la primera del partido. Los jugadores del equipo bávaro reclamaban otro color para la tarjeta. James Rodríguez disparó desviado ese lanzamiento de falta.

Arjen Robben y Lewandowski tuvieron claras ocasiones que de fueron fuera durante los primeros diez minutos. El Sevilla sacó un disparo tímido de Banega sin apenas peligro.

Muy duro fue el comienzo del encuentro. Tras la tarjeta a Mercado, N'Zonzi recibía otra amarilla por haber dado un pisotón al delantero polaco del Bayern. Parecía que la vara de medir del colegiado escocés no iba a ser la misma para ambos equipos.

En el minuto 12, Éver Banega hizo una gran apertura para Sarabia, que disparó cruzado y desviado. Tres minutos más tarde otro disparo de Sarabia daba en el brazo de Boateng y los jugadores del Sevilla reclamaban pena máxima. Correa la tuvo de nuevo metiendo el pie en un balón suelto en el área pequeña, pero golpeó en Ulreich.

Poco a poco el Bayern de Munich se hacía con el encuentro y las acometidas de Ribéry dejaban en jaque a la defensa del Sevilla. Sergio Escudero recibió un golpe en un remate con Lewandowski y tuvo que ser atendido pero se recuperó al poco tiempo. 

Al pasar la media hora del encuentro, una ocasión de Hummels, que colocaba un zurdazo muy cerca de la escuadra de David Soria, metía el miedo en el cuerpo al Sevilla, que se deshinchaba por momentos. En tan solo dos minutos el guardameta sevillista tuvo que actuar en la ocasión de Ribéry y del delantero polaco. Navas sacó un balón que solo le faltaba empujar Ribéry unos minutos después. 

En el último minuto de la primera mitad, el Sevilla perdonó un fallo de Javi Martínez y Rafinha sacó el balón cuando Sarabia iba a golpear completamente solo ante el portero alemán.

Con 0 - 0 en el marcador, ambos equipos se marchaban a vestuarios.

No pudo ser

El Bayern comenzó el segundo tiempo igual que el primero, atacando en el primer minuto. Lewandowski picó la bola fuera tras el centro de Rafinha. En la contra siguiente, el defensa brasileño despejó el balón que dejaba a Ben Yedder solo ante Ulreich.

Producto de la desesperación del Sevilla, Correa empujó al portero alemán después que atrapara un balón. El Bayern dominaba el partido llegando una y otra vez a la portería de David Soria.

El conjunto de Nervión se acercaba pero los goles no. La ocasión más clara del Sevilla la tuvo Correa desde su cabeza, que dio en la misma escuadra. Banega disparó fuerte y se fue por el lateral de la meta del alemán, rozando el poste. Los cambios de Montella llegaban y Muriel entraba por Ben Yedder. 

El Bayern de Munich seguía conteniendo a los españoles. Las internadas de Robben llegaban una y otra vez pero tampoco acertaban. Sandro entraba por Sarabia con los claros gestos de negación del madrileño.

A diez minutos del final y el Sevilla sin generar peligro, Montella daba entrada a Nolito por Franco Vázquez en un intento de conseguir el milagro. Los sevillistas se desesperaban y cometían faltas. La más destacada es la de Correa a Javi Martínez, que llevó al colegiado a sacarle la roja, tras una tangana entre el argentino y Sandro Wagner. 

Tras tres minutos de descuento, el partido terminaba, a la vez que la andadura del Sevilla en la Liga de Campeones. 

VAVEL Logo