El debate: ¿debería el Alavés ejercer la opción de compra sobre Pina?
Fotomontaje: Santiago Arxé

La temporada de Tomás Pina está teniendo dos caras. El centrocampista manchego llegó este verano al Deportivo Alavés procedente del Brujas belga, y ha sido un jugador con muchos minutos, especialmente desde la llegada de Abelardo. Sin embargo, ha alternado momentos de gran juego con otros en los que no estuvo a la altura.

Como parte del acuerdo de cesión, el Alavés cuenta con una opción de compra sobre él. Por tanto, el futuro del jugador depende de la decisión del club. Las opiniones en Vitoria están divididas. Algunos creen que debe seguir como babazorro; otros, que su rendimiento no justifica la compra. La pregunta de debate es: ¿debería el Alavés ejercer la opción de compra sobre Pina?

Tomás Pina debe ser una de las piezas angulares del nuevo proyecto (Mikel Zumalde - @ZumaldeMikel)

Una vez encauzada la permanencia virtualmente, es momento de trazar una línea con vistas al futuro. El objetivo del club pasa por asentar el club en la máxima categoría del fútbol español y para ello debe apostar por jugadores que han rendido a un buen nivel este curso. El próximo proyecto albiazul debe sujetarse en unos futbolistas que formarán la columna vertebral del equipo.

En este contexto, entra en escena un Tomás Pina que en teoría concluye el año de cesión con el club vitoriano el 30 de junio. Sabedores de su gran nivel, el Deportivo Alavés está dispuesto a ejercer la opción de compra que tiene sobre el futbolista manchego. La opción de compra por Pina está fijada en algo más de tres millones, pero la intención del club presidido por Josean Querejeta es la de rebajar esa cifra.

El jugador cedido por el Brujas, se ha convertido en un fijo en las alineaciones. Desde la llegada de Abelardo no ha parado de crecer y todavía tiene margen de mejora. Juega siempre que está disponible y tiene una gran capacidad de distribuir el balón de una manera correcta.

Se le fichó para que fuera un jugador de referencia dentro de la plantilla y el chico no ha defraudado. Además, se entiende a las mil maravillas con el capitán albiazul y forman una dupla interesante en la medular.

“El jugador se ha ganado a pulso un sitio en la próxima plantilla del conjunto vitoriano”

Teniendo en cuenta todos estos datos, ¿no merece seguir en la disciplina del Deportivo Alavés? El jugador se ha ganado a pulso un sitio en la próxima plantilla del conjunto vitoriano. Alejado de los focos y de la prensa, donde ha hablado ha sido en el campo con unas actuaciones soberbias. Ha brillado en varios partidos y se va pareciendo cada vez más a ese jugador que brilló con luz propia en Villarreal.

No olvidemos, también, que llegó en agosto y no tuvo suficiente antelación para preparar la pretemporada con el resto del equipo. Aun así, se sobrepuso ante las adversidades y está cuajando una campaña espectacular. Es de los jugadores que más minutos acumula en la presente Liga y llegó una una semana antes que el inicio de Liga.

Su valor en el mercado se ha disparado pero afortunadamente el club gasteiztarra tiene una posibilidad de compra por algo más de tres millones. A día de hoy, es un precio asequible para un jugador que todavía no ha alcanzado su mejor nivel. Es verdad que en octubre superará la treintena, pero… ¿quién asegura un jugador mejor en su puesto? El centro del campo es una zona complicada, ya que, se trabaja mucho y los errores se pagan caros. Estando como está la situación del mercado sería un error prescindir de este jugador fabuloso.

La pelota está en el tejado de las altas esferas del club y serán ellos quien tomen una decisión al respecto. Lo que está claro es, que Pina ha demostrado ser un jugador válido en todos los aspectos.

 Pina defiende un córner junto otros jugadores del Deportivo Alavés. Fotografía: LaLiga
Pina defiende un córner junto otros jugadores del Deportivo Alavés. Fotografía: LaLiga

 

El Alavés no debe ejercer la opción de compra sobre Pina (Aitor Pérez de Guereñu@AitorGuerenu)

El Alavés tendrá que reforzar la plantilla para la temporada que viene y lo tendrá que hacer en gran número, como viene sucediendo durante las temporadas anteriores. Esto es debido a que cuenta con muchos jugadores cedidos, un total de ocho, y además, alguno de sus mejores jugadores podría salir traspasado. Estas situaciones suelen obligar al club a realizar más de diez fichajes todos los veranos. El de 2018 no será una excepción.

Uno de estos casos es el de Tomás Pina, que llegó el verano pasado cedido por el Brujas belga con una opción de compra. Hace dos años el club belga pagó tres millones de euros al Villarreal para hacerse con los servicios del mediocentro manchego. La opción de compra del Alavés está en torno a esa cifra, probablemente algo mayor.

Es una realidad que el club albiazul tendrá que renovar el centro del campo. La continuidad de Manu García es ahora mismo dudosa, Dani Torres y Wakaso tienen opciones de salir y Medrán es propiedad del Valencia, con lo que es muy probable que el centro del campo albiazul será muy diferente la temporada próxima del actual.

Es difícil que esté toda la temporada a buen nivelTomás Pina ha sido esta temporada un jugador irregular. Fue titular en tres de los cuatro partidos de Luis Zubeldía, pero la llegada de De Biasi le relegó al banquillo. Era un jugador completamente fuera de forma debido a que se incorporó tarde a la pretemporada del Alavés y en el Brujas no realizó una buena pretemporada porque el equipo belga no contaba con él. La decisión de De Biasi fue, por tanto, correcta. Sin embargo, el técnico italiano decidió alinearlo ante el Valencia en la jornada 10 y el manchego fue titular los últimos cuatro partidos del italiano.

Con Abelardo llegó el cambio definitivo en Tomás Pina. Ha sido titular en 16 de los 18 partidos de Abelardo en el banquillo albiazul, perdiéndose solo los partidos ante Barcelona y Real Madrid. Acumula seis partidos consecutivos jugando los 90 minutos. Es un jugador importante para el técnico asturiano. Sin embargo, su rendimiento ha bajado con respecto al Pina de los primeros partidos de Abelardo.

Pina es un jugador que cumplirá 31 años en octubre, un jugador lento y de poco ritmo y al que le cuesta mucho coger la forma. Es difícil que esté toda la temporada a buen nivel, por lo que el Alavés debe apostar por otro tipo de jugadores. Manu García y Wakaso son jugadores por los que sí puede apostar el club porque son jugadores más dinámicos y fuertes que el manchego, es decir, su fútbol se asemeja más a lo que propone el Alavés, si Abelardo continúa en el club.

Otra de las razones por las que es difícil la continuidad de Pina es su precio de compra, superior a tres millones de euros. El Alavés es un club modesto con poco dinero para gastar y además enfrascado en la compra de las instalaciones de Betoño y en la posible ampliación del estadio de Mendizorrotza. 

Pina protege un balón en el duelo contra el Málaga  |  Fotografía: La Liga
Pina protege un balón en el duelo contra el Málaga | Fotografía: La Liga
VAVEL Logo