Superviviente Atleti
Foto: Atlético de Madrid

Noche de supervivientes en Honduras y también en Portugal. Mismo escenario pero distinto objetivo. Volvía el Atlético al José Alvalade para certificar el pase a semifinales de Europa League y colarse entre los cuatros mejores de la clasificación. Era el cuarto conjunto español que jugaba competición continental en esta fatídica semana para ellos. 

Déjà vu en Lisboa 

Fuera de supersticiones, el Atlético salió de amarillo para encarar la vuelta de cuartos. Lo que parecía que iba a ser una noche tranquila al tener una renta de dos goles se convirtió en una pesadilla. Sabía Simeone y sus jugadores que no iban a ser 90 minutos sencillos de afrontar. Como si de la repetición de una película se tratara o un déjà vu, el cuadro colchonero sufrió e hizo sufrir a la parroquia colchonera desplazada hasta la capital portuguesa y a la que se quedó en Madrid. 

Con el miedo de la prórroga se pasaron 62 minutos al adelantarse los lisboetas con un gol de Freddy Montero. Al final, emulando a sus vecinos, los rojiblancos lograron el billete a semifinales

El corazón lo puso el Sporting

El ‘nunca dejes de creer’ tan característico del Atlético abandonó la capital española por unas horas para trasladarse a la capital portuguesa. Equipo más afición conformaron la sintonía perfecta para sobreponerse al resultado en contra y escalar un peldaño más en la escalera hacia Lyon. Tampoco quedaban fuera las hazañas romanescas y juventinas de la Champions.  

Los dos ejércitos ya estaban sobre el terreno de batalla. Para que una guerra tenga lugar, son necesarios dos rivales, pero en la primera mitad del Alvalade solo apareció uno y vestía de verde y blanco. Jorge Jesús cambió su dibujo, se presentaba con una defensa con tres centrales y dos carrileros, un planteamiento algo arriesgado teniendo en frente a Diego Costa y Antoine Griezmann. Pero la zaga no sufrió en ningún momento.

La primera mitad fue un suplicio para el Atlético. Desde el primer toque de balón, los portugueses buscaron el gol rápido con un solo protagonista, Gelson Martins. El extremo fue el peligro y fue el quebradero de cabeza para los colchoneros gracias a su electricidad. Así, avisó pronto el Sporting, con un remate de Acuña que buscaba la escuadra y respondió Costa con un cabezazo en plancha que se fue a un palmo del palo.

Mostrando  autoridad el cuadro de Jorge Jesús fue encerrando en su área a los de Simeone. Coates, como remienda de su error en el Metropolitano, metió un cabezazo a la red que salvó Oblak con su ‘milagro’ de cada partido. Al esloveno y a los que se colocaban por delante de sí, se aferraba un equipo replegado, sin chispa, sin contragolpes. Sin asistencias de Koke, sin control de Gabi, sin remates de Costa, sin juego de Griezmann.

Los problemas empezaron a hacer acto de presencia para ambos equipos, más para el Atlético. Acuña se hacía con el balón sobrepasando a Juanfran, Oblak falló por alto y, un Freddy Montero que andaba por el segundo palo sin marcaje, cabeceó su rechace a la red bajo la atenta mirada de Saúl y Savic. Era el minuto 28 y el Atlético ya estaba por detrás en el marcador, a un solo gol de que los sportinguistas igualasen la eliminatoria. El siguiente revés correría a cargo de los locales. Mathieu se lesionaba a la media hora y Petrovic le sustituiría. Para terminar, Lucas sufría un golpe en el pómulo que le impediría jugar la segunda parte. El conjunto de casa siguió creyendo ante un Atleti atemorizado y que pedía el descanso como agua de mayo. Bruno Fernandes recuperaba y recuperaba e inquietaba los metros defendidos por Oblak.

Si algo puede salir mal saldrá

Tras el paso por vestuarios, al Atlético le crecían los enanos. A la lesión de Lucas, al que sustituyó Vrsaljko, se le añadía la de Diego Costa después de que Oblak hiciera otra de las suyas ante Bryan Ruiz. El ‘18’ rojiblanco sentía un pinchazo en el isquiotibal que hizo que Fernando Torres pisara la hierba en uno de los pocos partidos que le quedan en filas colchoneras. En estas, el Sporting seguía buscando los guantes de Oblak. Gelson volvía a cabecear un balón fuera en otro centro al área, una chilena desde fuera del área de Coates.

Ante las dificultades, el Atlético se levantó. Griezmann la tuvo, en dos ocasiones, y en las dos erró. Una se plantó ante Rui Patricio, pensó demasiado y estampó el balón en su cuerpo. Otra, la envió fuera. Los minutos y segundos pasaban mientras la eliminatoria para unos u otros se diferenciaba en un gol. Solo el Sporting lo quería. Montero quería su ‘doblete’ de la noche y de nuevo disparó centrado desde el área, a lo que siguió otro obús de Acuña desde fuera del área en el que tuvo que volar.  

Solo 10 minutos para el final. Un gol del Sporting les llevaría a la prórroga, los 11 amarillos aguardaban en su área ante las embestidas verdiblancas. Pero Petrovic lo envió fuera. Y Doumbia se topó con Saúl y Bruno Fernandes con Savic y Godín. Llegó el minuto 93, fin del partido y el Atleti ya estaba en semifinales.

Junto al Real Madrid, aunque en distintas categorías, espera rival en Nyon. 

VAVEL Logo