Duelo de killers
Kike García disputando un balón. Foto: LFP.

Este próximo domingo día 15 de abril se disputará el derbi vasco que enfrentará a la SD Eibar y al Deportivo Alavés. Tanto el equipo de Abelardo Fernández como el de José Luis Mendilibar han cumplido (salvo catástrofe) ya su objetivo para esta temporada, que no era ni más ni menos que conseguir la permanencia en Primera División durante una campaña más. Los armeros ocupan actualmente la posición número 10 de la tabla, a siete puntos de las posiciones que dan acceso a participar en competiciones europeas la próxima temporada, puestos que ahora mismo marca el Villarreal CF con 47 puntos. Por su parte el Glorioso ocupa la posición número 16 de la tabla y se sitúan a 12 puntos de los puestos de descenso los cuales marca del RC Deportivo de La Coruña con 23 puntos.

Pero en este partido destacan dos nombres propio y esos son los de Kike García y el de Munir El Haddadi. Ambos delanteros centros son claves ayudando al equipo a cosechar buenos resultados gracias sobre todo a sus goles pero también a la garra y el coraje que demuestran cada domingo sobre el terreno de juego. A los dos le ha costado encontrar un sitio donde demostrar su calidad y donde desarrollar su fútbol.

A Kike García se le hizo muy complicada su llegada a la SD Eibar ya que fue cuestionado por la afición y la prensa debido a su falta de goles. Pero esa situación cambiaría a raíz de la lesión de Enrich ya que debido a este contratiempo el de Motilla de Palancar gozó de más oportunidades y por fin se reencontró con el gol, que tanto ansiaban tanto él como los aficionados.

El camino de Munir tampoco ha sido nada fácil. El hispano-marroquí saltó a la fama cuando jugaba en el FC Barcelona de Luis Enrique, el ahora jugador albiazul se postulaba como una de las perlas de la cantera blaugrana. En busca de que llegase su explosión futbolística, el club lo cedió al Valencia CF, allí el equipo firmó una pésima campaña y finalmente este verano aterrizó en Mendizorroza.

VAVEL Logo