El debate: ¿debería el Sporting abonar la "cláusula del miedo" para que Guitián juegue en Valladolid?
El Debate // Fotomontaje: Jorge García

La buena racha del Real Sporting de Gijón en las últimas jornadas, con pleno de victorias, ha dejado patente la importancia, no solo del once titular, si no también del resto de jugadores, que han demostrado como con su esfuerzo y una gran confianza en sí mismos, son capaces de colocarse líderes, a pesar de las grandes dificultades que se les presentaban hace apenas tres meses. Además, haber logrado mantener la portería a cero durante casi ocho semanas consecutivas, ha podido demostrar la férrea defensa que tiene el equipo rojiblanco. La ausencia de Álex Pérez y de Barba, por sendas lesiones, evidenció el buen estado de forma de Guitián, que firmó su reciente vuelta al club en el mercado invernal. Sin embargo, al equipo ahora le llega una encrucijada, y es que la ya famosa "cláusula del miedo" impide que el jugador dispute el partido, a no ser que el Sporting abone la cantidad de 50.000 euros por beneficiarse de sus servicios.

Guitián, la pieza clave (e impagable) del once titular (Estefanía Domingo Corruébano)

El Sporting ha demostrado en estas últimas semanas que tiene la calidad suficiente para poder ascender a Primera División en esta misma campaña. Su efectividad arriba, con Santos, Rubén, Carmona o Jony, ha hecho posible que los goles hiciesen acto de presencia de manera significativa, algo que en los últimos años no vino siendo habitual en el juego de los de El Molinón. Precisamente ellos son, probablemente, los culpables de esta buena racha de victorias. O al menos eso es lo que parece a simple vista. Y es que la defensa ha hecho un trabajo extraordinario en estas últimas ocho jornadas. Una seriedad impasible, una concentración sin igual, y la ilusión por seguir manteniendo la portería a cero es lo que ha logrado que, a día de hoy, el equipo rojiblanco vaya líder de la categoría.

Esto, al menos para muchos sportinguistas, ha sido tremendamente importante por el simple hecho de que las victorias no siempre fueron muy abultadas, pero sí dieron los tres puntos a los rojiblancos. Quien ha tenido una importancia sin igual en esta situación ha sido Guitián. Después de las lesiones de sus compañeros en defensa, él logró atrapar su puesto de central para ya no volver a soltarlo. Y parecía que esto sería así hasta final de temporada. Pero de repente una noticia llenó las páginas rojiblancas: el Sporting debería pagar 50.000 euros si quería disfrutar de sus servicios ante el Real Valladolid. Y la gran pregunta es… ¿Cómo no hacerlo? Ha logrado proporcionar una tranquilidad a todo el equipo y, en consecuencia, a todos los aficionados que viven situaciones agónicas como las del otro día, por ejemplo, frente al Reus, en las que él demostró una solidez sin igual.

Alberto Guitián se ha convertido, en poco tiempo, en un seguro de vida para el Sporting.

Además, la polivalencia del jugador, que puede también ocupar la posición de centrocampista, podría ayudar a conformar el equipo. Lo cierto es que ya no es un jugador más, ya no es un recién incorporado, ahora es un seguro de vida dentro del Real Sporting de Gijón. Ha conseguido ganarse ese puesto, tras haber vuelto de un tiempo fuera de Asturias. Ahora, más maduro y en mucha mejor forma, ha logrado formar parte de los jugadores que más confianza portan para los sportinguistas. Y no por los partidos que lleva, sino por su gran rendimiento en estas últimas jornadas, aportando un juego increíble para poner al equipo líder, con una gran posibilidad de ascender de manera directa, algo que parecía completamente imposible hace apenas tres meses.

Gutián ha crecido mucho como futbolista tras su paso por Zaragoza y Valladolid // Imagen: Andrea Royo - VAVEL
Gutián ha crecido mucho como futbolista tras su paso por Zaragoza y Valladolid // Imagen: Andrea Royo - VAVEL

Por otro lado, la situación económica del equipo ya no es tan precaria como hace unos años. Es una inversión de futuro, pues los tres puntos y un consiguiente ascenso dentro de poco tiempo, provocarían un ingreso mucho más elevado del que en un principio habría que realizar por Guitián.

El partido frente al Valladolid es de vital importancia para continuar en la lucha por el ascenso directo. Hay puntos que no se pueden escapar, y los de este domingo son tres de ellos. Precisamente por eso, el equipo no puede permitirse el lujo de no pagar esa cláusula, porque todos los puntos son importantes y, aunque todos los jugadores deberían ser igual de importantes, lo cierto es que la inestabilidad de Álex Pérez, o la de Barba desde que ha vuelto de su lesión, parece que pone en peligro la confianza que los sportinguistas deben depositar en ellos para echar al cerrojo, una jornada más para llevarse los puntos y volver como líder a tierras asturianas.

Queda poco para saber cual será la decisión, no solo de Rubén Baraja, sino también del club, que es quien finalmente tendrá la última palabra en este debate que, al menos por esta parte, debería quedar saldado con el pago de los 50.000 euros pertinentes para poder disfrutar de la seguridad que proporciona el zaguero cántabro.

Álex Pérez y Barba, una pareja de garantías (Andrés Rubio Menéndez)

El Sporting continúa preparando la visita del próximo domingo a Valladolid y todas las miradas apuntan a la presencia o ausencia de Guitián. 50.000 euros separan al jugador cántabro de estar o no en Pucela. Pero, ¿de verdad merece la pena pagar esta cantidad de dinero para que el central rojiblanco dispute el partido?

El centro de la zaga es una de las posiciones mejor cubiertas de toda la plantilla.

Guitiá ha salido como titular en las últimas cuatro jornadas, donde el Sporting ha logrado un pleno de victorias. Sin embargo, el centro de la zaga es una de las posiciones donde el conjunto rojiblanco tiene un gran fondo de armario. Antes de que Guitián aterrizase en el club gijonés, ningún aficionado sportinguista veía necesario incorporar un nuevo central a la plantilla, ya que Álex Pérez y Barba se habían ganado el respeto de la parroquia rojiblanca con actuaciones memorables.

Con el madrileño y el italiano sobre el terreno de juego el Sporting ha logrado victorias muy importantes, a la par de contundentes, como las cosechadas ante el Tenerife (3-0), Córdoba (3-2), Alcorcón (3-0), Nástic (2-0), Osasuna (2-0) y Sevilla Atlético (0-1). Las cifras hablan por sí solas. La pareja de centrales Álex-Barba ha demostrado rendir al máximo en partidos de gran responsabilidad y ante rivales de la zona alta de la clasificación.

Ambos jugadores se complementan a la perfección. Álex Pérez domina el balón con los pies y muestra un gran entendimiento con Bergantiños a la hora de iniciar la jugada en campo propio. Además, el regreso del madrileño al José Zorrilla significa la vuelta a la que fue su casa, por lo que el jugador tendrá un plus de motivación. Por su parte, Barba destaca por su gran poderío defensivo, hasta el punto de convertirse en una auténtica pesadilla para los delanteros rivales. Con él sobre el terreno de juego, el Sporting tiene una mayor capacidad para defender los centros aéreos y a ello se suma su espíritu de liderazgo, siendo uno de los jugadores más hegemónicos de la plantilla.

Barba y Álex Pérez se compenetran a las mil maravillas / Imagen: Noelia Déniz - VAVEL
Barba y Álex Pérez se compenetran a las mil maravillas / Imagen: Noelia Déniz - VAVEL

En el duelo del próximo domingo en el José Zorrilla el Sporting se enfrenta al reto de anestesiar e inmovilizar a Juan Mata, el pichichi de Segunda División con 26 goles. El delantero blanquivioleta presenta una gran corpulencia y este aspecto se vería contrarrestado con la cobertura de Barba, que ya sabe lo que es sacar del partido a delanteros como Quique, del Osasuna, o Manu del Moral, del Numancia.

Guitián, una de las revelaciones del pasado mercado invernal rojiblanco, no podrá enfrentarse a su ex-equipo a no ser que el Sporting deposite 50.000 euros. Pero, ¿para qué gastar tal cuantía económica en una posición que Álex Pérez y Barba cubren con total garantía?

VAVEL Logo