Un empate con sabor a poco: Sporting - Real Valladolid
Michael Santos celebrando un gol con el Sporting. | Imagen: La Liga.

En la jornada catorce, allá por noviembre de 2017, el Sporting dirigido por Paco Herrera recibía la visita de un Real Valladolid en horas bajas lejos de su feudo. La primera parte fue dominada por el Sporting de principio a fin, ya que era una oportunidad de oro para los asturianos de cara a sus altas aspiraciones en la tabla, puesto que eran cuartos en la clasificación con un total de 22 puntos y venían de perder frente al Reus Deportiu. Por su parte, el conjunto vallisoletano llegaba a este encuentro tras caer derrotado en su feudo por cero goles a tres ante el Gimnàstic de Tarragona. Ambos conjuntos llegaban a este encuentro con la idea de conseguir los tres puntos y, en su mentalidad, sumar un punto era sinónimo de cosechar una derrota.

El conjunto asturiano saltaba al césped con un alto nivel de concentración y atrevimiento, siendo quien empezó golpeando primero, como ya era costumbre, gracias al acierto de cara a portería de Scepovic a los cinco minutos a pase de Jordi Calavera. Parecía que el juego estaba siendo el esperado y las ocasiones no cesaron, ya que eran continuas las llegadas de los rojiblancos al área rival con intentos e intentos de conseguir el ansiado gol de la comodidad.

Llegaría el descanso y se retirarían al túnel de vestuarios con un resultado no muy justo en cuanto a ocasiones. Ya en la segunda parte, el Sporting rebajaría de golpe el nivel de intensidad limitándose a aguantar el resultado y mantener la calma para buscar algún contragolpe derivado de un fallo defensivo del rival. Pasaban los minutos y los asturianos retrasaban más las líneas defensivas, permitiendo así que los rivales empezaran a meter presión y desde el córner llegaría el empate que dejaría tocado al cuadro local.

El partido finalizaría con un resultado justo visto lo visto en los últimos 45 minutos que dejaba al cuadro rojiblanco tercero con 23 puntos y al cuadro vallisoletano noveno con veinte puntos. Punto que sabía a poco y que dejaba en tierra de nadie a los dos conjuntos, quienes tendrían que esperar a la siguiente jornada para poder revertir la situación.

VAVEL Logo