Una victoria de prestigio para el Deportivo

Análisis del Athletic Club - RC Deportivo, con victoria visitante que sigue soñando con la salvación.

Una victoria de prestigio para el Deportivo
Celebración del la victoria. FOTO: RC Deportivo

Primera victoria fuera de casa de Clarence Seedorf y fue en la Catedral del fútbol español, en San Mamés. Y no solo por el escenario donde se produjo la victoria sino, por cómo se realizó. Un esquema repetido, el 4-3-2-1, con Lucas como único punta y tres pivotes guardando la posición, con Emre y Adrián en la segunda línea.

Y es que la primera mitad del partido y el comienzo del segundo tiempo fue de un dominio abrumador sobre el Athletic de Bilbao que apenas podía seguir el ritmo que imprimía al partido el conjunto herculino.

Un ritmo del cual tiene gran parte de la culpa los hombres de ataque. La asociación Emre Çolak - Adrián y Lucas Pérez fue todo un quebradero de cabeza para la zaga vasca, especialmente el ariete de Monelos que casi obtiene el premio del gol en un pase largo del suizo Fabian Schär, que Kepa aborta con una mano fuera del área.

Hay que hacer una mención especial al excelente trabajo realizado por los mediocentros, especialmente Celso Borges, que desde la banda fue fundamental en los apoyos tanto para mantener la posesión como defensivos en las coberturas. Un partido impecable del costarricense.

Otro jugador que volvía por sus fueros es el coruñés, Pedro Mosquera. Tras varios meses amagando por recuperar el nivel, lleva unos partidos a un gran nivel en la medular blanquiazul cortando balones y realizando desplazamientos en largo. No se recordaba este nivel en la parroquia herculina desde que había renovado por los blanquiazules en invierno de 2015. Una gran noticia.

Tuvo un papel destacado el berciano Borja Valle, que tras no contar prácticamente con ningún entrenador durante su periplo en A Coruña, finalmente con Seedorf parece que está contando y además rindiendo a un muy buen nivel sin acusar la inactividad. Un chico trabajador y silencioso que supo esperar su oportunidad creando grupo.

Para finalizar, es justo mencionar el papel de Clarence Seedorf en la recuperación de la moral de estos jugadores. Jugadores como Juanfran, Albentosa o Mosquera son mejores jugadores que hace unas jornadas o al menos rinden mucho mejor. Y ese es el papel de un míster, sacar el mejor rendimiento de sus pupilos. Esperemos que las victorias no hayan llegado demasiado tarde.