Osasuna sigue sin ganar en casa, el  Playoff,  ya un objetivo lejano

Osasuna vuelve a decepcionar en el Sadar y rasca un punto ante un Córdoba que se adelantó en la primera mitad. Los tres puntos se necesitaban más que nunca y los rojillos no han sabido ganarlos, a pesar del goLasso del empate. Una jornada más sin ganar y el Playoff, ya muy difícil, se aleja.

Osasuna sigue sin ganar en casa, el  Playoff,  ya un objetivo lejano
Borja Laso celebra el gol del empate frente al Córdoba. Foto: La Liga 123
Osasuna
1 1
Córdoba
Osasuna: Sergio Herrera; Lillo, Aridane, Oier, J. Flaño (Quique, min. 46); Arzura, Borja Lasso (De Las Cuevas, min. 84), Fran Mérida; David (Sebas Coris, min. 72), Xisco y Kike Barja.
Córdoba: Kieszek; Loureiro, Álex Quintanilla (Caro, min. 30), Aythami, Jesús Valentín, Javi Galán; Jovanovic (Aguado, min. 62), Edu Ramos, Álex Vallejo (Aguza, min. 74), Narváez; Sergi Guardiola.
MARCADOR: 0-1, min. 18, Javi Galán; 1-1, min. 58, Borja Lasso
ÁRBITRO: Oliver De La Fuente amonestó a Fran Mérida (min. 23), Sergi Guardiola (min. 24), Edu Ramos (min. 55), Borja Lasso (min. 63), Miguel Loureiro (min. 80), Aythami (min. 81), Sergio Aguza (min. 82), Caro (min. 84), Aridane (min. 85), Aythami (min. 90), Xisco (min. 90+3), roja directa a Stefanovic (min. 90+3), Xisco (min. 90+3).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 35 de La Liga 123, disputado en el Sadar. Asistencias: 14.0045.

Diego Martínez hizo cambios en el once titular que sorprendieron. Lillo volvió al once tras cumplir un partido de sanción, Aridane salió en lugar de Unai García, ausente en el encuentro por acumulación de tarjetas. Javi Flaño una vez más fue titular esta vez en lugar de Clerc que sufre una fisura en el peroné. El técnico rojillo dejaba a Torró en el banquillo, que la pasada jornada no pudo jugar por amonestación, en su lugar volvía a salir Arzura. El último cambio fue la titularidad de David por Quique.

El Córdoba se impone en la primera mitad

El encuentro comenzó con mucha intensidad por parte de ambos equipos. La primera ocasión peligrosa fue para Osasuna, Kike Barja la tocaba de cabeza y Xisco intentaba controlarla pero era muy difícil. En los primeros minutos ninguno de los dos tuvo el claro control del balón pero los visitantes se adelantaron en el minuto 18. Sergi Guardiola hacía una buena jugada por la banda derecha y centraba al segundo palo, Javi Galán con la zurda anotó el primer tanto para el Córdoba. Pero los rojillos no se durmieron y reaccionaron bien generando ocasiones peligrosas, en el minuto 25 Fran Mérida centró una falta que Aridane remató muy bien pero se fue por encima de la portería. Los de Pamplona seguían apretando con una doble ocasión: la primera la tuvo David, que pegó en un defensa; y después Xisco remató un alto un centro lateral.

Gol del Córdoba. Foto: La Liga 123
Gol del Córdoba. Foto: La Liga 123

Osasuna tuvo más el balón, pero el Córdoba se sentía más cómodo con la ventaja sobre el marcador. Sergi Guardiola y Javi Galán no pusieron las cosas fáciles para los defensas rojillos, que con su calidad creaban peligro. Los navarros movieron el balón pero sin ideas claras en portería contraria. La más clara la falló Kike Barja que delante del guardameta disparó por encima de portería. El navarro recibió un gran pase de Borja Lasso, el jugador sevillano mostró su calidad con un pase que parecía imposible. El Sadar insistió animando al equipo a no bajar los brazos y a darle la vuelta al marcador, pero no fue posible antes del descanso. Los visitantes tuvieron una buenísima ocasión para aumentar la ventaja, pero Sergio Herrera paró el mano a mano con Jovanovic.

Los jugadores dejaron el terreno de juego mientras se escuchaban pitidos desde la grada, algo habitual en los últimos encuentros. Los aficionados no están contentos con el Osasuna que ven, y no es de extrañar. Una primera mitad con dominio del balón pero sin intensidad y sin peligro claro, los visitantes con menos posesión llegaban con más comodidad y firmeza gracias a pequeños detalles de calidad.

GoLasso, pero no suficiente para ganar

La primera mitad comenzaba con movimiento en el equipo rojillo, Diego Martínez reaccionó con un cambio ofensivo: entraba Quique al terreno de juego en lugar de Javi Flaño. El Córdoba salió mejor en la segunda parte, se sentía cómodo y así lo demostró en los primeros segundos llegando a la portería navarra. Parecía que Osasuna no era capaz de levantar el partido, tenía el control del balón a favor pero no creaban juego y tampoco ideas. Entonces apareció la maravilla de Borja Lasso, Aridane la tocaba de cabeza y el sevillano con un tremendo disparo con la zurda desde fuera del área la colaba por la escuadra. En el Sadar se hizo fiesta y junto con la afición el equipo despertó con ganas de llevarse el encuentro.

Después del tanto rojillo el partido cambió por completo, parecía otro encuentro diferente. Osasuna se hizo grande junto con su jugador 12, la afición, mientras los visitantes se encerraron atrás estando todos los jugadores en su terreno. Diego Martínez reaccionó bien cambiando a David que estaba muy ausente por la banda, en su lugar Sebas Coris saltó al terreno de juego. Kike Barja creó una acción buena por la banda derecha que por poco no pudo llegar Xisco. La tensión e intensidad crecía con los minutos, Osasuna quería aprovechar los buenos minutos y no paraban de llegar ocasiones para quedarse con los tres puntos.

Tras la euforia llegó la calma, y el partido se tranquilizó. El último cambio del cuadro navarro fue en el minuto 84, el autor del gol dejó el césped por De Las Cuevas. El Córdoba también lo intentó con una muy buena contra de Sergi Guardiola. La jugada acabó un otro paradón de Herrera. Los minutos pasaban rápido y el conjunto navarro tenía hambre de sumar más de un punto, pero el Córdoba defendió con mucha seriedad el resultado. En los últimos minutos del encuentro la tensión y las tarjetas fueron protagonistas, en cuatro minutos los visitantes recibieron cuatro amarillas. El Córdoba quería aguantar el resultado y cortaba el juego navarro con faltas. En el minuto 89 Aythami vió la segunda amarilla dejando el equipo con 10 jugadores, pero la lluvia de tarjetas no terminó aquí. Ya en el descuento Xisco fue expulsado con doble amarilla, y Stefanovic recibió roja directa desde el banquillo. El árbitro señaló el final del encuentro repartiendo puntos para ambos conjuntos.

Malas sensaciones

El final de temporada se le va a hacer largo a Osasuna, las sensaciones no son buenas y la decepción vuelve a ser protagonista en el Sadar. Otra jornada más sin ganar, ya la tercera consecutiva, el Playoff se aleja y el objetivo puede que haya cambiado. La afición está disgustada con este final de temporada y con duda respecto al técnico. Muchos de ellos dicen que se le queda grande Osasuna y el posible ascenso. Ahora, ese objetivo se aleja y parece casi imposible. Los rojillos siguen atascados y tendrá que cambiar el juego para ganar la semana que viene frente al Alcorcón.