El Real Zaragoza cae con claridad en Vallecas

El Real Zaragoza, dominado durante todo el encuentro por un Rayo Vallecano muy superior, cae por 2-1 y desaprovecha así una oportunidad de recortar puntos a los puestos de ascenso directo

El Real Zaragoza cae con claridad en Vallecas
Alberto Benito intenta cortar un balón ante De Tomás | Foto: Real Zaragoza
Rayo Vallecano
2 1
Real Zaragoza
Rayo Vallecano: Alberto; Baiano (Velázquez, min. 72), Abdoulaye, Dorado, A. Moreno; Comesaña (Bebé, min.59), Beltrán, U. López (Cerro, min. 81); Trejo, Embarba, De Tomás
Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, M. González, Grippo (Perone, min. 24), Lasure; Eguaras (Papunashvili, min. 68), Zapater, Ros (Febas, min. 76), Guti; B. Iglesias, Pombo
MARCADOR: 1-0, min. 61, De Tomás. 2-0, min. 68, Trejo. 2-1, min. 88, Papunashvili.
ÁRBITRO: Jorge Figueroa Vázquez (Comité andaluz). Amonestó a Trejo (min. 27), Abdoulaye (min. 35) y Alberto (min. 76).
INCIDENCIAS: PARTIDO EN EL ESTADIO DE VALLECAS, CORRESPONDIENTE CON LA JORNADA 35 DE LA LIGA 123 Y ANTE LA PRESENCIA DE 11951 ESPECTADORES.

El Real Zaragoza cayó durante la tarde del domingo por dos goles a uno en su visita a Vallecas. El equipo maño, que acumulaba cuatro triunfos en sus últimos cuatro desplazamientos, pierde así una oportunidad de recortar puntos a los puestos de ascenso directo a Primera División, colocándose ahora el Rayo (que lleva ya siete encuentros consecutivos sin perder en su campo) 9 puntos por encima. Sin embargo, los de Natxo González todavía aspiran seriamente a ocupar una de las cuatro siguientes posiciones, que aún les daría derecho a disputar la promoción de ascenso.

El Rayo dominó de principio a fin

A pesar de que el inicio del encuentro fuera algo igualado en cuanto a posesión, el equipo local se fue haciendo poco a poco con el control del juego. El partido tuvo una alta intensidad desde el principio, tanto que en un saque de esquina saltó el susto.

El rayista Abdoulaye, que saltó a rematar el centro, golpeó en la cabeza de Grippo, que se había anticipado para despejar el balón. Ambos jugadores cayeron al suelo, quedando el zaragocista peor parado. Los dos pudieron continuar jugando, pero Grippo tuvo que ser retirado en camilla apenas quince minutos después. Bruno Perone, que se encontraba calentando desde que ocurriera el choque, tuvo que ocupar su lugar. 

Tras el percance, el Rayo empezó a dominar con claridad sobre el césped, lanzando constantes acometidas por la banda izquierda. La primera ocasión llegó en un centro de Álex Moreno (muy activo durante todo el encuentro) en el minuto 24, que De Tomás remató al lateral de la portería de Cristian.
A pesar de los achuchones locales, el Real Zaragoza conseguía resisirlos e intentaba salir a la contra, buscando a un Borja Iglesias que se encontraba casi siempre solo arriba.

Atascados en el segundo tiempo

El segundo tiempo seguía teniendo color local, aunque Guti pudo hacer el 0-1 tras un buen pase atrás de Javi Ros, pero su tiro se fue por encima de la portería que defendía Alberto. 

El equipo rayista seguía achuchando al blanquillo, hasta que en el minuto 61 llegó el primer gol al marcador. Tras llegar Benito tarde al corte, De Tomás aprovechó el rechace, y desde la frontal del área mandó el balón a la escuadra de la meta maña, fuera del alcance de Cristian Álvarez.

Poco tardó en llegar el 2-0, en otro error de la defensa zaragocista. Mikel González se equivocó al intentar dar salida al balón, regalándoselo a Trejo, que disparó con calidad justo a la escuadra contraria a la del primer gol.

El gol llegó tarde

Tras el segundo tanto rayista, el Real Zaragoza parecía dar algún atisbo de reacción, pero no conseguía concretar los pases finales ante un Rayo que era ahora quien lanzaba contras con bastante peligro. En una de esas contras pudo Trejo materializar el 3-0, pero Cristian despejó su disparo. 

El único gol de los de Natxo González no llegaría hasta el minuto 88, en una jugada que parecía no llevar peligro. El georgiano Papunashvili, que había sustituido a Eguaras en el 68, recibió solo a unos cuantos metros del área y armó un potente disparo, que Alberto no acertó a atajar y rechazó hacia su propia portería. Parecía que el Real Zaragoza reaccionaba tras el gol, pero el equipo de Míchel consiguió defender bien su ventaja hasta el final del encuentro.

Ahora el equipo maño no podrá bajar los brazos si quiere seguir aspirando a las posiciones de promoción de ascenso, y el próximo sábado a las 16:00 horas podrá redimirse de la derrota, ya que recibirá a la UD Almería ante su público en La Romareda. El conjunto vallecano, por su parte, vistará al FC Barcelona B.