A ganar en Balaídos tres años después

El FC Barcelona no gana en Balaídos desde el 5 de abril de 2015 e intentará romper esta mala racha este martes, en el encuentro previo a la final de la Copa del Rey ante el Sevilla.

A ganar en Balaídos tres años después
Messi, rodeado de futbolistas celtiñas | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Superado ya el récord de la Real Sociedad de Ormaetxea de imbatibilidad en Liga y con 39 encuentros consecutivos sin perder y con la final de la Copa del Rey en la retina, antes, concretamente este martes, los pupilos de Ernesto Valverde deberán visitar Balaídos, un estadio que últimamente se les resiste.

Para seguir con esta imbatibilidad y para seguir allanando el camino de cara a lograr el título liguero que cada vez se encuentra más cerca de los azulgranas, Balaídos se presenta como un escollo complicadísimo a superar.

Tres años sin ganar en Balaídos

Si se remontan a los antecedentes y se basan en ellos de cara a los pronósticos de este Celta - Barça, el conjunto celeste parte como favorito. En Liga y Copa del Rey, el FC Barcelona no gana en el feudo celtiña desde el 5 de abril de 2015, hace ya tres años.

Desde entonces, tres encuentros más se han disputado en Balaídos y el conjunto catalán no ha logrado volver a batir a los gallegos. De hecho, en los dos encuentros ligueros disputados desde ese abril de 2015, el Celta le endosó cuatro goles al Barça, con un 4-1 y un 4-3 respectivamente. 

Ya este año, el Barça disputó ante el Celta los octavos de final de la Copa Del Rey y, pese a imponerse con mucha autoridad en la vuelta disputada en el Camp Nou, en Balaídos no lograron pasar del empate a 1. Sin embargo, cabe decir que en esa ida de los octavos de final Ernesto Valverde apostó por un once plagado de futbolistas no habituales y, pese a eso, el FC Barcelona estuvo a punto de llevarse la victoria, gracias al buen rendimiento de esos no tan habituales como José Arnáiz.

Ahora, el Barça volverá al feudo del Celta de Vigo con ganas y sed de venganza tras los dos puntos que el conjunto celeste arrebató al Barça en el encuentro liguero de ida (2-2) gracias a los goles de Iago Aspas y Maxi Gómez, dos de los futbolistas más influyentes de este conjunto de Unzué. Además, a la plantilla azulgrana le seduce la idea de poder ganar una liga sin perder ni un sólo partido, algo que sería histórico y que, ahora mismo, pasa por Balaídos.

Messi y Suárez, celebrando un gol | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Messi y Suárez, celebrando un gol | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Hay que ir cicatrizando heridas

El martes 10 de abril, el FC Barcelona cayó estrepitosamente en el Olímpico de Roma por 3-0 quedando así apeados de la Champions League en los cuartos de final. Lógicamente, esto hizo mella en la plantilla azulgrana y la moral de estos se vio, de bien seguro, afectada. Las heridas pues, están más que abiertas y poco a poco hay que ir cicatrizando esas heridas de guerra porqué aún les quedan dos competiciones por las que luchar.

Ganar en Balaídos, tras haberlo hecho antes ante el Valencia, sería balsámico y terapéutico de cara a ir olvidando el desastre europeo y pensar, con la moral más alta posible, en la final de la Copa del Rey que se jugará el próximo sábado en el Wanda Metropolitano. Una victoria ante el Celta pues, haría que los futbolistas llegaran a dicha final mejor que si se hubiera jugado días después del partido en Roma, sin duda. Por el contrario, volver a caer en Balaídos podría afectar bastante y quedarían tocados de cara a la final.

Sea como fuere, las finales no se juegan, se ganan y eso seguro que lo tienen muy claro los jugadores del Barça y, ya el sábado, seguro que se olvidarán de todo lo sucedido y irán a por todas a ganar otra Copa del Rey. Eso sí, antes se deberán centrar en el Celta de Vigo y buscarán romper la racha negativa de tres años sin ganar en su feudo ante un conjunto celeste un tanto irregular.

Luis Suárez, en un encuentro ante el Celta | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Luis Suárez, en un encuentro ante el Celta | Foto: Noelia Déniz - VAVEL