Una batalla táctica con reencuentro incluido

Ernesto Valverde y Juan Carlos Unzué aterrizaron en el conjunto azulgrana en la misma temporada: en la 1988. Este martes, en el partido correspondiente a la jornada 33 de LaLiga Santander, la batalla táctica se vivirá con reencuentro incluido, después de que el extremo y el portero defendieran la elástica blaugrana durante dos campañas en la misma plantilla.

Una batalla táctica con reencuentro incluido
El Barça-Celta en los octavos de final de la Copa del Rey | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Durante la temporada 1988, Ernesto Valverde y Juan Carlos Unzué fueron dos de los fichajes de la era de Johan Cruyff en el banquillo culé. El extremo y el guardameta, que defendieron los colores blaugranas durante dos campañas, ganaron juntos una Recopa y una Copa del Rey antes de que sus caminos se separaran.

Desde entonces y desde que los dos emprendieran una nueva aventura, pero desde los banquillos, únicamente han coincidido como rivales. Ambos técnicos se conocen muy bien y además, forjaron una gran amistad. Por ello, los elogios en la previa del partido han sido algo mutuo. Los que vistieron la elástica blaugrana, afrontarán el duelo correspondiente a la jornada 33 de LaLiga Santander desde los banquillos de Balaídos, donde azulgranas y celestes pelearán en Balaídos por distintos objetivos: el Celta, noveno en la clasificación, luchará por seguir avanzando en la clasificación y el Fútbol Club Barcelona, asumiendo el rol de visitante, saldrá al estadio de los gallegos con el objetivo de reforzar el liderato para acercarse aún más al alirón.

Juan Carlos Unzué conoce a la perfección el ADN culé. Habiendo sido el segundo entrenador del equipo durante tres temporadas junto a Luis Enrique y habiendo pasado además, por ser el entrenador de porteros del primer equipo desde el año 2003 al año 2010, el partido se vivirá con el morbo de estar dirigido por el que fuera guía del conjunto azulgrana durante un tiempo y el que le tomó el testigo, con una nueva seña de identidad, en la presente temporada.

Como antecedente del encuentro liguero, Fútbol Club Barcelona y Celta se vieron las caras en los octavos de final de la Copa del Rey, una eliminatoria en la que los azulgranas superaron con claridad a los vigueses y después del que el Celta, saldrá, rodeado de sus aficionados, en modo revancha.