Dos hombres para un solo puesto

Gabi y Thomas compiten por una plaza en el doble pivote rojiblanco.

Dos hombres para un solo puesto
Dos hombres para un solo puesto/ Fuente: Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid anda escaso de jugadores en el centro del campo. Gabi, Thomas, Saúl, Koke y Vitolo son los únicos centrocampistas con los que puede contar Diego Pablo Simeone tras las ventas de Augusto Fernández, Yannick Carrasco y Nico Gaitán. Saúl y Koke son fijos en los esquemas del Atlético, por lo que Gabi y Thomas luchan por un lugar en el centro del campo. El primero es el capitán del equipo, un jugador muy querido por todos los compañeros y aficionados, mientras que el ghanés ha explotado esta temporada y está realizando un fútbol de calidad.

Gabi ha jugado 41 partidos esta temporada, en los que no ha anotado ningún gol y ha dado una asistencia. En el campeonato liguero, el capitán rojiblanco ha participado en 28 encuentros, con 21 titularidades y siete suplencias. En total, el jugador español ha disputado un total de 1.946 minutos y ha visto seis cartulinas amarillas, mientras que no ha sido expulsado en ninguna ocasión. En la Copa del Rey ha jugado tres partidos, los tres saliendo de inicio. En Europa, Gabi ha disputado 10 encuentros (cinco de Champions League y cinco de Europa League). Ha sido titular en ocho de ellos.

Por otro lado, Thomas ha jugado 42 encuentros esta campaña, marcando cinco goles y sin dar aún ninguna asistencia. En Liga, el mediocentro ghanés ha disputado los mismos partidos que Gabi, 28, saliendo 23 veces desde el inicio y entrando desde el banquillo cinco veces. Ha visto puerta en tres ocasiones y le han mostrado cinco tarjetas amarillas. En total, ha contado con 1.945 minutos de juego. En la Copa del Rey ha disputado tres partidos (dos de ellos como titular) y ha marcado un gol. En Champions ha participado en los seis encuentros que ha disputado el Atlético y le anotó un tanto al Qarabag. En la UEFA Europa League, el internacional ghanés ha jugado cinco partidos.

Así pues, ambos jugadores se han repartido los minutos esta campaña. No obstante, Gabi tiene 34 años, mientras que Thomas cuenta con 24. El relevo es inevitable, pero el capitán va a hacer todo lo posible para jugar todos los minutos. El español tiene un corte más defensivo y está curtido en mil batallas, por lo que los grandes partidos están hechos para él. El ghanés aún es joven y, pese a las muy buenas actuaciones que ha protagonizado este año frente a rivales de entidad, aún tiene que aprender ciertos aspectos que solo la veteranía ofrece.