James: “Estos dos choques son algo muy especial para mí”

El cafetero del Bayern analizó el enfrentamiento de Champions contra el Real Madrid, y la situación que vive en su actual club.

James: “Estos dos choques son algo muy especial para mí”
James celebrando un gol/ @FCBayernEs

James Rodríguez, el hombre que creció en el club blanco y que ahora brilla con luz propia en el fútbol alemán regresa a casa. La suerte ha querido que su anterior y su actual club, se enfrenten a tan solo un paso de la final de Kiev. En una entrevista a el diario As el colombiano aseguró que al llegar a una fase tan importante como una semifinal de Champions “no importa el rival que toque”. Añadió: “tanto el Madrid como el Liverpool o el Roma son rivales fuertes que te exigen lo máximo para pasar”.

Preguntado por las sensaciones ante el choque, James afirmó que las sensaciones son buenas, así mismo comentó que el pasado no importa: “No hay que tomárselo como una revancha, sino como un par de partidos más en busca de esta final”.

Acerca del gran potencial que presenta, al menos, en Champions el Real Madrid y cómo parar dicho potencial el jugador del Bayern analizó la situación: “Es cierto que ellos cambian el chip de Liga a Champions y de alguna manera logran sacar ese plus de sí mismos”. Además, puntualizó en el papel que tienen que mostrar ante el choque que se avecina: “el Bayern no tiene por qué esconderse. Su historia está ahí y ha demostrado en más de una ocasión que sabe plantarle cara al Madrid”.

Sobre el buen momento de forma que atraviesa Cristiano Ronaldo, y acerca de cómo poder parar ese estado; James defendió un juego unido: “Ojalá pillemos un buen día y juguemos en bloque para que no esté tan fino en los dos partidos contra nosotros”. Aunque puntualizó al reconocer que el Madrid “no es solo Cristiano” si no que dispone de grandes jugadores en todas las posiciones. 

El objetivo es, tras un año complicado con un cambio de entrenador a mitad de campaña, conseguir los dos títulos que les queda: Champions y Copa de Alemania. Un año para soñar con el triplete.